El fuego arrasa la única churrería de Rey Badis

Nacho, Nashat y Noemi, delante de la churrería de Rey Badis

Nacho, Nashat y Noemi, delante la puerta de la churrería de Rey Badis.

Un incendio declarado el martes 1 de noviembre ha destruido la única churrería de Rey Badis, una de las barriadas más deprimidas del distrito Norte de Granada. Al parecer, el fuego se originó por un escape de gas en el mismo establecimiento. Los empleados aseguran que los Bomberos tardaron más de media hora en llegar (el parque Norte está a cinco minutos en coche de la calle del incendio). En el cuerpo antiincendios aseguran que no es cierto, aunque sólo precisan la hora de recepción de la llamada (11.17 minutos). Unas seis familias del barrio dependen de este negocio, según confiesa Nashat, su propietario y también habitante de Rey Badis.

Por suerte este festivo del día de todos los santos hizo buen tiempo en Granada. Muchos clientes que a esa hora desayunaban en el local, ubicado en la calle Pintor Gabriel Morcillo (ver mapa), lo hacían en la terraza del exterior. Pero había gente dentro y el susto fue mayúsculo.

La peor parte se la llevó Noemi, una de las trabajadoras de la churrería, que estaba en la cocina y fue la primera en dar la voz de alarma. «Llamé a los Bomberos apenas escuché el ufff, ufff. Llamé a la Policía antes que a Nacho (el encargado)», comenta con los ojos todavía rojos por el llanto. «Esta chiquilla ha pasado mucho peligro, la pobre. Daba chillidos y entraba y salía como loca en medio del incendio», comenta una vecina, que varias horas después formaba el corrillo de vecinos en la plaza.

Incendio en la churrería de Rey Badis by granadaimedia

«Por atención a la gente, por limpieza y por todo es la mejor cafetería del barrio«, asegura uno de los habituales del local, que achaca el incidente a una «defectuosa instalación» del gas ciudad.

Instalación del gas ciudad en el edificio de la churrería de Rey Badis

Instalación del gas ciudad en el edificio de la churrería de Rey Badis.

«Hace unos seis meses pasó la inspección del gas por el local y dijo que todo estaba en orden», comenta Nashat, que critica que a Gas Natural «solo le interesa cobrar las facturas». Nashat confía en que el seguro se haga cargo de gran parte de los destrozos. «Lo contrario sería la ruina y ya estábamos mal con esto de la crisis», asegura el dueño del negocio, que hacía pocos días acababa de abrir otro local cerca del Centro de Asuntos Sociales del Ayuntamiento (el conocido como Centro Amarillo).

 

Pero la churrería y sus empleados no han sido las únicas víctimas del incendio. A Antonio, el vecino de arriba, se le llenó la casa de humo y justo al lado, un colmado que hace las funciones del super del barrio también se ha llevado parte. «La tienda se llenó de humo y hay que ponerse a limpiar ahora todo, con la cantidad de productos que hay dentro», comentan los propietarios, que no abrían ese día por ser festivo y «no podremos abrir en varios días, hasta que consigamos limpiarlo todo».

Nashat ha puesto un cartel en la puerta de la churrería avisando a su clientela habitual que los atiende en el otro establecimiento, pero Noemi no tiene tan claro que los clientes de esta parte del barrio crucen a la plaza contigua…

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.