#EfectoGamonal en Granada

Tras la manifestación pacífica en apoyo a Gamonal (Burgos), un grupo reducido de alborotadores incendió papeleras y contenedores en las calles que hay bajo Gran Vía. La Policía peinó la zona aledaña, realizando identificaciones y cacheos, aunque a última hora del viernes no se confirmó ninguna detención.

Gamonal Granada

Foto: Granadaimedia.

Hacia las 20.15 de la tarde del viernes 17, Roxana, estudiante de master burgalesa, comentaba a Granadaimedia: «Mis abuelos y varios amigos viven en la calle Vitoria. He estado hablando con ellos mucho estos días porque no me fiaba de lo que escuchaba en los medios. Me confirmaron los cacheos, que la Policía acorralaba la gente en los portales y que todo no estaba siendo tan violento cómo se ha visto en la tele. Creo que el bulévar sólo ha sido la gota que ha colmado el vaso, esto viene de años de cansancio de recortes en la salud y la educación. Con lo que no estoy de acuerdo es con los destrozos, la gente no es consciente pero la calle Vitoría tiene varios kilómetros, atraviesa todo Burgos, y no queda una papelera en pie. Eso sí, es mentira que se hayan roto escaparates: sólo ha habido destrozos en bancos«.

A esa hora, alrededor de 300 personas se concentraban pacíficamente frente a la Subdelegación del Gobierno en Granada, convocadas en apoyo a las movilizaciones del barrio burgalés de Gamonal. Aunque la misma tarde de ayer el alcalde de la ciudad castellana anunciaba la paralización definitiva de las obras del bulevar de la discordia, se decidió mantener la convocatoria en apoyo a los detenidos y contra la represión policial. Los activistas del 15M, Stop Represión y otros movimientos sociales se desplegaron a varios metros de la puerta de Subdelegación, custodiada por la Policía Nacional, para evitar los momentos de tensión.

María José, portavoz de Stop Represión, explicó a Granadaimedia que la relación entre Gamonal y Granada está «en la represión pura y dura. En Burgos ha habido alrededor de 50 detenciones, que nos parece algo excesivo para una lucha vecinal. La política de todos los gobiernos del Estado español está siendo la represión. También hemos visto como se caía la táctica mediática de la infiltración de grupos violentos, porque todos los detenidos son gente joven del propio Gamonal. Estamos aquí porque no basta con que paren las obras, pedimos la liberación de esos detenidos«.

La manifestación tenía permiso para dos horas, de 20.00 a 22.00, y cortar dos de los tres carriles de Gran Vía, aunque el incremento de asistencia hasta llegar, al menos, a las 500 personas provocó que la Policía Local permitiese cortar completamente la calle. En general, aunque se dirigían cánticos contra los agentes, el ambiente era distendido y predominaban los estudiantes y los jubilados, además de algún activista que se acercó con sus hijos al lugar. Eso sí, hubo algún momento de tensión cuando se lanzaron huevos contra la Policía, reprochando el grueso de los manifestantes esta actitud a sus autores. Otro utilizó un soplete entre la multitud, sin que hubiese que lamentar heridos.

Papelera incendiada, bomberos, manifestación, Granada

Una de las papeleras incendiadas después de la manifestación. Foto: GranadaiMedia

Los ánimos empezaron a caldearse a partir de que un grupo con una pancarta contra la represión policial ocupó el centro de la concentración y, además, la desplazó hasta ocupar justo la zona frente a la puerta de Subdelegación. Mientras los organizadores preparaban la lectura del manifiesto, este grupo derramó un líquido inflamable en el suelo. En ese momento, cerca de las 21.15 de la noche, y tras la lectura del escrito en apoyo a Gamonal, se proclamó como desconvocada la manifestación. También fue el que aprovechó este grupo para prender fuego a su pancarta.

En menos de 10 minutos, la concentración quedó reducida a apenas una tercera parte. Los policías se pertrecharon con su equipo antidisturbios y comenzó más de una hora de conato de disturbios. Con la manifestación desconvocada oficialmente y disuelta de hecho, poco más de 40 manifestantes, la mayoría jóvenes con el rostro tapado, permanecieron frente las puertas de la Subdelegación y en la confluencia de la calle Tinajillas con Gran Vía, que estaba rodeada por un grupo de al menos cinco furgonetas de las Unidades de Intervención Policial (UIP), es decir, los antidisturbios.

Algunos miembros del grupo de alborotadores se encararon e insultaron a los policías, y otros prendieron fuego a uno de los contenedores de papel de la calle Tinajillas, frente a las Bodegas Espadafor. Mientras los trabajadores del local se planteaban echar la persiana, una cliente avisó a los bomberos y algunos manifestantes se refugiaron en el interior del bar temiendo una posible carga antidisturbios. Finalmente, fue la intervención de Protección Civil la que acabó con ese fuego y otro en una papelera de Gran Vía, no sin que antes un manifestante amenazase e insultase a los miembros de la prensa por retratar el momento.

Tras varios minutos más de tensión, ya algo más tarde de las 22.20 de la noche, y sin que en ningún momento dejasen de pasar granadinos y turistas ajenos a la movilización que se sorprendían con el despliegue, lo que quedaba de la manifestación decidió disolverse. Aunque el grupo de alborotadores lo hizo desperdigándose por las calles aledañas. En las escaleras de acceso a Almona de Boquerón, improvisaron una pequeña barricada con contenedores y basuras sacada de las papeleras que provocó una carrera de los antidisturbios, sin que llegase a existir choque, que los acabó de disolver.

Mientras tanto, por San Juan de Dios otro grupo bajaba incendiando cuanto contenedor encontraba a su paso o lanzando al suelo algunos para tratar de entorpecer el paso de las furgonetas de las UIP. Varios antidisturbios a pie siguieron a los dispersos, realizando identificaciones y cacheos. Mientras tanto, los mismos vecinos de San Juan de Dios atajaban los pequeños incendios, con agua en palanganas o mantas. La Policía Nacional aclaró a Granadaimedia que hacía las 23.30 no se habían producido detenciones.

A esa misma hora, Roxana la burgalesa estudiante de máster subía por los Jardines del Triunfo. Se había marchado mucho antes del conato de altercado, poco después de comentar, entre otras anécdotas de Burgos, que sus abuelos vivían las protestas de Gamonal sin salir de casa y con miedo porque «dicen que así empezó la Guerra Civil». Ahora preguntaba a otros manifestantes que había pasado, y unos a otros se ponían al día como podían, tirando de twitter o de lo que habían visto con sus propios ojos. «Qué pena, ¿no? Porque al final es como si hubieran borrado toda la reivindicación pacífica de antes«.

Policía, Antidisturbios, Manifestación de Apoyo a Gamonal, Granada

Agentes antidusturbios inician la búsqueda por las calles aledañas a Gran Vía. Foto: GranadaiMedia

(17/01/2014)

Comentarios en este artículo

  1. Enhorabuena, sois el único medio de Granada en dar la noticia, lo cual, en plena época de Internet, me parece increíble.

    Miguel
  2. Gracias, Miguel, pero Ideal y Granada Digital también han colgado ya sus crónicas en sus respectivas web, y allí había compañeros de muchos más medios -TG7, Granada Hoy, Cuatro- cubriendo los hechos.

    Jose A. Cano
  3. pues precisamente la pancarta era de stop represión. Joder, de toda la vida se han quemado banderas de España!menudos iluminados cobardes!

    gamonal
  4. […] – Proyecto de construcción del Bulevar de Gamonal – Sombras en laadjudicación de las obras – La figura del constructor Méndez Pozo – Las marchas de apoyo a Gamonal – El efecto Gamonal en Granada […]

    Informe Gamonal (La Revuelta) - SecretOlivo

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.