La brigada ‘quitachicles’ llega a la Chana

 

Eliminación de chicles frente al centro de salud de la Chana

Los operarios de Inagra eliminan los restos de chicle a la entrada del centro de salud

El área de Medio Ambiente y Mantenimiento del Ayuntamiento de Granada ha dado hoy por finalizado el plan de limpieza de chicles, que este año ha incluido, por primera vez, algunas calles de los barrios de la ciudad. Las inmediaciones del centro de salud de la Chana, en la calle Virgen de la Consolación, han sido el lugar elegido para el cierre de la campaña.

El trabajo comenzó hace un par de meses en las principales calles del centro, con el objetivo de eliminar los restos de chicle del pavimento antes de la llegada de turistas en verano. Pero en esta ocasión, los barrios también han sido objeto de esta actuación que, además de la limpieza, persigue la concienciación del ciudadano.

La eliminación de un solo chicle ronda los 50 cts. y se han retirado más de 20.000. Si la campaña no hubiera estado incluida en los servicios de Inagra, habría supuesto un coste de 10.000 euros

La eliminación de un solo chicle tiene un coste aproximado de 50 céntimos y en estos dos meses se han retirado más de 20.000 gomas de mascar. Si esta campaña no hubiera estado incluida en los servicios habituales de Inagra, la empresa encargada de la limpieza en Granada, el Ayuntamiento habría tenido que pagar de forma extraordinaria 10.000 euros, una cantidad nada desdeñable en tiempos de crisis.

Concretamente, han sido dos los operarios que, dotados con una pistola de agua caliente a presión y una rasqueta han recorrido Reyes Católicos, Gran Vía hasta Cárcel Baja, Puerta Real, Acera del Casino hasta carrera de la Virgen y Acera del Darro hasta Puente Castañeda, en la zona centro. Del resto de los barrios, se ha intervenido en las calles Tete Monteliu, Profesor Francisco Dalmau y Doctor Azpitarte, en las entradas del ambulatorio Licinio de la Fuente y la zona de consultas del Ruiz de Alda, en las avenida de Dílar y Cádiz, la calle Poeta Manuel de Góngora y las inmediaciones del centro de Salud de la Chana.

El resultado final ha superado las previsiones iniciales, con una especial acumulación de chicles en las entradas de las heladerías del centro, las paradas de autobús, los accesos a los hospitales y centros de salud y las áreas comerciales. La media se sitúa en torno a los siete chicles por metro cuadrado, según explicó el concejal de Medio Ambiente, Juan Antonio Mérida, que recordó, además, que existen alrededor de 6.500 papeleras distribuidas por toda la ciudad.

(9-9-2011)

 

 

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.