La limpieza, una asignatura pendiente

Suciedad acumulada en la avenida de Dílar.

Una de las quejas generalizadas en el Zaidín apunta directamente a su limpieza, que brilla -siguiendo el refranero popular y las palabras textuales de los vecinos- “por su ausencia”.  La suciedad, que a más de uno “recuerda a las películas del oeste”, por las hojarascas que aparecen en escena recorriendo las calles, confiesan con resignación,  ha provocado que en avenidas comerciales como la de Dilar los propios responsables de los establecimientos tengan que salir, escoba en mano, a barrer su parte de acera.

Es el caso de Sara, que cada mañana se afana en retirar la basura acumulada en la puerta del salón de juegos donde trabaja. “A primera hora me encuentro con las dueñas de los negocios cercanos barriendo también. Es la única forma de cuidar la imagen del pequeño comercio porque esta zona siempre está sucísima”, aclara esta zaidinera, que “sin duda, daría un suspenso” al servicio de limpieza prestado en el barrio. “En las calles de atrás la cosa empeora: es imposible pasar por allí por el intenso olor a meado de perro”, añade.

Uno de los mecánicos que se encuentra en el taller de enfrente, Manolo, responde a la afirmación “dicen que el Zaidín es uno de los barrios más limpios de Granada” con una mirada escéptica que clava en cada una de las zonas en las que se acumulan envoltorios, papeles y semillas de árboles, entre otros desechos. No hace falta aclarar nada más, agrega con ironía. Su observación, como las imágenes de este vídeo, vale más que mil palabras.

Buzón-papelera sin vaciar desde el cierre de una sucursal bancaria.

La falta de limpieza ha llegado a tal punto que incluso una ‘papelera’ ha quedado en tierra de nadie. Se trata del buzón de una sucursal bancaria, convertido en depósito improvisado de basura, que no se vacía desde que cerró la oficina, relatan los vecinos. “Más de una vez le hemos dicho al barrendero que retire su contenido, pero no puede al no tratarse de una papelera de Inagra”, comenta Antonio López. “Antes los trabajadores del banco se encargaban de quitar esta basura, pero desde que echaron el cierre…”, agrega Santiago Rodríguez.

Ambos vecinos conminan a calcular, por otro lado, las horas que el frutero, en cuya puerta charlan cordialmente junto a otros contertulios, pasa barriendo cada día. “Eso no lo ves en el centro, donde todo está limpio como una patena para dar buena imagen a los turistas. Pero aquí, a pesar de que los negocios pagan impuestos como en la Gran Vía, todo está hecho un asco”, asegura Antonio, cuyas palabras son confirmadas por el grupo.

“Los barrenderos apenas pasan, pero el cobro de impuestos, a precio de basura industrial, sí que pasa”, critica José, otro comerciante obligado a sacar la escoba a diario. Al igual que este empresario de la avenida de Dílar, los residentes de la calle Andrés Segovia o las zonas por las que discurre el trazado del metropolitano se quejan de la falta de limpieza. En las inmediaciones del Palacio de Deportes, sin embargo, los zaidieros dan un “aprobado” al servicio.

La responsable del salón de juegos barre su acera.

Que esta asignatura esté pendiente en la mayor parte del barrio se debe, fundamentalmente, a la reducción en un 60% de los operarios de limpieza, como ya se ha denunciado en alguna ocasión. “Antes solíamos ver más barrenderos, mínimo dos, uno por cada acera, pero ahora solo hay uno y la criatura no da abasto”, comenta Antonio.

Esta afirmación es refrendada por uno de los operarios de limpieza, que ahora tiene que trabajar “el doble por menos dinero”. “Por la crisis han recortado muchos puestos, a lo que se suma que no cubren con eventuales, como antes, las bajas o las vacaciones, ni refuerzan el servicio en fechas señaladas”, explica este empleado, que ha sufrido, “como todos, una rebaja del 7%” en su nómina porque, al parecer, los “amenazaron con echar a otras 100 personas” si no aceptaban la reducción.

“Estoy desbordado porque lo que antes hacíamos entre dos o más, ahora lo hace uno. Esto mismo le pasa a mis compañeros”, lamenta este empleado. Asegura, además, que todos los días “se quedan partes sin barrer porque no me puedo multiplicar”.

Los operarios de limpieza se sienten "desbordados".

Para este operario, que prefiere no dar su nombre, resulta “inexplicable” que la crisis afecte a este servicio, dado que “a los vecinos y negocios no les han recortado los impuestos porque estén peor económicamente, con lo cual se debería contar con la misma cantidad para la limpieza”, argumenta.

Esta situación no solo afecta a la plantilla por el “exceso de trabajo”. También se han convertido, explica, en diana de las quejas. “Nosotros somos los que pagamos por el mal servicio que se presta. ‘Ahora el barrendero no pasa’ o ‘no se esmera’, es lo que piensa la gente”, indica mientras recoge con la máxima rapidez posible la basura acumulada aquí y allá. Antes de continuar su trayecto, insiste: “si el ciudadano paga por una cosa, hay que prestarle un servicio acorde y eso no se está haciendo”.

Comentarios en este artículo

  1. Totalmente de acuerdo, es una verqguenza que pagando los mismos impuestos el servicio empeore….

    elkangri23
  2. Suelo ir en bicicleta por toda la ciudad y es evidente que la limpieza brilla por su ausencia dependiendo de la zona y barriada.
    Normalmente lo mas limpio es por donde pasa el turismo y las transacciones al igual que los barrios donde residen los representantes del pueblo.
    HOMBRE, YA QUE NOS REPRESENTAN KE POR LO MENOS ELLOS ESTEN LIMPIOS…
    propongo hacer comisiones de limpieza por barrios y todo lo que se recoja llevarlo a…………..

    jmfandila
  3. Creo que la solución no está en aumentar los servicios, sino en aumentar la educación cívica, estoy cansado de escuchar: lo tiro al suelo porque para eso trabajan los barrenderos, cuando cerca hay una papelera, o simplemente abren la ventana del vehículo y lo tiran donde pillen, más educación es lo que hace falta.

    Jose
  4. El principal problema como comenta Jose es la poca educación de la gente y la mania de tirar de todo al suelo, otro problema grande es la gran falta de papeleras en muchas zonas del barrio y otra que esta claro que los barrenderos no pasan por algunas calles cada dia como si lo hacen por el centro.

    Gonzalez
  5. […] relatan los afectados, el problema se ha agravado “desde que se recortó el servicio de limpieza en el barrio”, ya que “la basura y los muebles desechados” se amontonan “durante días” en las […]

    Comerciantes del Zaidín piden desplazar contenedores de sus fachadas | GranadaiMedia
  6. Queria denunciar el estado en que se encuentra mi barrio, El Zaidin, vivo en el desde que naci hace 34 años, y he visto como el barrio ha ido mejorando y creciendo durante todos estos años.El problema viene desde aproximadamente un año y es el siguiente: veo como crece la decadencia del barrio poco a poco, el estado de las calles es penoso, en particular la limpieza es deficiente en calles y sobretodo en puntos de recogida de basura, donde se acumulan basuras y muebles.En concreto en las calles por donde yo vivo, bailen,bernarda alba,oscar romero,avd de dilar,avd de italia….. una zona recien reformada y a la cual no se le esta prestando la atencion necesaria. Es mas con el Granada C.F. en primera division y estando el estadio en nuestro barrio, se deberia de cuidar mas esta zona. Por favor pido: MAS LIMPIEZA PARA EL BARRIO DEL ZAIDIN.

    miriam

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.