La placeta «secuestrada»

Vecinos piden la expropiación de la placeta particular situada entre avenida de Cádiz y Escultor López Azaustre para hacer posible su arreglo. Los residentes se quejan del «deplorable estado» de este espacio, aún por bautizar, así como de la «insalubridad» del solar colindante, perteneciente a los mismos propietarios.

La placeta se encuentra entre la avenida de Cádiz y la calle Escultor López Azaustre.

Los vecinos costearon bolardos para evitar que estacionaran en la puerta.

No se puede arreglar porque no es pública. Es la respuesta que los residentes en las inmediaciones de la placeta situada entre la avenida de Cádiz y la calle Escultor López Azaustre reciben cada vez que reclaman la mejora de este espacio, motivo de insomnio compartido “por su deplorable estado”, denuncian.

Plagas por la suciedad acumulada o anegaciones cada vez que llueve son algunas de las molestias que sufren los afectados por lo que consideran “el secuestro» -metafórico, se entiende- de esta placeta propiedad de un particular.

Así, según explica el presidente de la comunidad de vecinos, Manuel Ariza, el promotor de las viviendas vendió la parte de atrás del edificio, “a pesar de que inicialmente se comprometió a reservarla para uso común, así como 1.000 metros que colindan con la puerta”, espacio en el que teóricamente estaba proyectada esta placeta, aún sin bautizar.

Aquel negocio ha costado “caro” a los vecinos, que soportan desde entonces la acumulación de desechos en el solar trasero, donde a pesar de estar vallado suelen arrojar basura entre la creciente maleza así como el “mal estado” de la placeta que da entrada al bloque de viviendas. “Las ratas se refugian en estos terrenos, en los que hemos llegado a ver serpientes, y campan a sus anchas por la zona”, denuncian los residentes, que han reclamado en varias ocasiones la limpieza de “este foco de infección”.

Solar colindante en el que se acumulan desechos.

Solar colindante en el que se acumulan desechos.

Ante las quejas vecinales y la imposibilidad de contactar con sus responsables, el Ayuntamiento optó –según cuentan- por limpiar de oficio el solar y, posteriormente, pasar la factura a la familia propietaria, que desde entonces “se comprometió a mantener la higiene” del solar. “Tendremos que volver a insistirles porque vuelve a estar lleno de desechos sin que tomen cartas en el asunto”, señala Ariza.

Pero “más allá” de la existencia de este ‘vertedero’ los vecinos se quejan del estado de la placeta, una propiedad particular cuyos desperfectos terminan “pagando todos”. “Está llena de socavones que se encharcan cada vez que llueve. Tuvimos que sufragar parte de los saneamientos además de bolardos para evitar que los coches estacionaran en la misma puerta cortándonos el paso”, lamenta el presidente de la comunidad de vecinos. Agrega, además, que está “muy sucia” debido a la escasa frecuencia del servicio de limpieza.

Los propietarios presentaron hace dos años un proyecto para la construcción de un bloque de viviendas en los terrenos que finalmente Urbanismo les denegó

Para evitar estos problemas los afectados piden la expropiciación de este espacio –que consta en Urbanismo como placeta particular de uso peatonal, sostiene Ariza- y su posterior arreglo. La familia propietaria tiene, sin embargo, otros planes para sus terrenos, al parecer. Así, según explica el presidente de la comunidad de vecinos, estos particulares presentaron hace dos años un proyecto para la construcción de un bloque de viviendas que finalmente Urbanismo “les denegó por su inviabilidad”, ya que “puede afectar a los pilares” del edificio “y lo dejaría prácticamente sin vistas”.

“¿Es que pretenden que entremos en helicóptero?”, ironiza el responsable vecinal, haciendo referencia a la imposibilidad de acceder a su bloque de materializarse este proyecto. “Hay que tener en cuenta que tres metros de la placeta pertenecen a la salida del edificio y cuatro a Urbanismo, lo que dejaría los mil metros que ellos dicen poseer en menos”, defiende Ariza, que sigue sin perder la esperanza de que algún día se adecente este espacio.

Con este propósito, la asociación de vecinos Zaidín Vergeles ha incluido su mejora entre las prioridades Urbanísticas que reclaman para 2013. Los vecinos tendrán que esperar hasta entonces para ver si algún día esta placeta “deja de estar secuestrada”.

28/08/2012

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.