La plaza del Moro, aún empantanada

La junta de gobierno local aprueba el estudio de detalle que permitirá la futura urbanización de este espacio, aún envuelto en un contencioso administrativo interpuesto por los actuales propietarios de los terrenos. El gobierno local se muestra contradictorio respecto a la financiación de la plaza.

Plaza de Antonio Moro.

La plaza Antonio Moro continúa empantanada en el sentido más amplio de la palabra. No solo porque el terreno siga transformándose en una pequeña balsa cada vez que llueve. El problema es que el solar, propiedad de los herederos de Antonio Moro -de ahí que se conozca con este nombre en el Zaidín- sigue inmerso en un contencioso administrativo que impide su futura urbanización. Entre tanto su tramitación sigue su curso, no sin contradicciones respecto a su financiación por parte del gobierno local.

Hace décadas que los vecinos de la zona reclaman la urbanización de la plaza, una petición que parecía iba a hacerse realidad semanas antes de las pasadas elecciones municipales, cuando el Ayuntamiento valló su perímetro y anunció el inicio de las obras. Poco duró, en cambio, la buena nueva. Pasados los comicios, se retiraron las vallas, decisión que despertó las críticas de los residentes. Según explicó el gobierno local, los actuales propietarios de los terrenos habían interpuesto un contencioso administrativo, aún abierto, ante la actuación municipal.

Con independencia del varapalo judicial, la plaza se ha vuelto a incluir este año en los ‘presupuestos’ del barrio. Para hacerla realidad se acaba de aprobar su estudio de detalle en junta de gobierno local, una medida con la que se avanza en los trámites administrativos necesarios para su urbanización. Se establecerán así las alineaciones del espacio de cara a que en un futuro pase a ser patrimonio municipal.

Vallas colocadas por el Ayuntamiento en la plaza durante las elecciones municipales..

Según explicó el alcalde de barrio, Antonio Granados, su financiación correrá a cargo de los promotores de la Hípica, que adeudan al Ayuntamiento más de 600 metros en concepto de aprovechamientos urbanísticos. «La actuación en la plaza no tendrá coste alguno para la administración local», garantizó el edil en junta de distrito, palabras que también suscribió Jesús Ferrer, uno de los vocales: «la financiación urbanística afecta exclusivamente a los particulares con una carga urbanística a cargo del aprovechamiento del Área de Reforma de la Hípica«, indicó.

Al respecto, el portavoz de IU, Paco Puentedura, advirtió que en el Plan General de Ordenación Urbana del 85 contemplaba una cesión de 677 metros cuadrados, mientras que el planeamiento del año 2.000 recoge una cesión de 643 metros cuadrados. En vista de la diferencia, solicitó que los promotores compensen los metros de menos al Ayuntamiento «para que no se produzca menoscabo en el dominio público».

Aunque la financiación de la plaza parecía clara, la concejal de Urbanismo, Isabel Nieto, contradijo esta versión. «Nada tiene que ver con los promotores de la Hípica», trasladó a Granadaimedia. Señaló, además, que el coste de expropiación de los terrenos correrá a cargo del Ayuntamiento, una información alejada de la que se brindó a los vecinos en la junta de distrito y de la que aportó, asimismo, Puentedura.

(10/04/2013)

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.