Un cartel ‘contamina’ la Iglesia del Salvador

Un cartel informativo sobre la rehabilitación concertada del Albaicín afea desde hace más de un año la fachada de la Iglesia del Salvador sin que la Junta de Andalucía, encargada de evitar el impacto visual sobre bienes históricos, haya procedido a su retirada.

cartel-Iglesia-Salvador-Albaicín

El cartel del programa de rehabilitación está instalado en una esquina de la fachada de la iglesia.

Puede resultar anecdótico pero la imagen dice mucho de una administración pública, en este caso la Junta de Andalucía, que debe predicar con el ejemplo y no contribuir a la contaminación visual de bienes históricos.

Un cartel propagandístico sobre el programa concertado de rehabilitación del Albaicín, instalado en una esquina de la Iglesia del Salvador, del siglo XVI, afea desde hace más de un año su fachada pese a ser denunciado por los vecinos del barrio al entender que causaba un claro impacto visual sobre el histórico inmueble.

Si bien es cierto que la Iglesia del Salvador no ha sido declarada Bien de Interés Cultural (BIC), la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía señala en su artículo 19 que se entiende por contaminación visual “aquella intervención, uso o acción en el bien o su entorno de protección que degrade los valores de un bien inmueble integrante del Patrimonio Histórico y toda interferencia que impida o distorsione su contemplación”.

Se trata de una iglesia que se construyó sobre la antigua mezquita mayor de Granada, de la que aún hoy se conserva el patio y en cuya portada principal intervino Diego de Siloé. El inmueble tuvo que ser restaurado después de que fuera incendiado en los años treinta por colectivos anticlericales.

En octubre de 2010 la Asociación de Vecinos del Bajo Albaicín reclamaba a la Delegación de Cultura que se trasladara el cartel a otro lugar que no produjera impacto alguno, refiriéndose a lo contradictorio de la actuación de una administración encargada de evitar la contaminación visual de los bienes históricos.

Comentarios en este artículo

  1. […] administración -en este caso, la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía- contribuye a la contaminación visual de los bienes históricos cuando está obligada por ley a garantizar que ningún objeto distorsione su contemplación, como […]

    Carteles que no pintan nada | GranadaiMedia

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.