Las fiestas recuperan su tono más crítico

Los vecinos se preparan para trasladar sus protestas por el cierre de la biblioteca de la plaza de las Palomas a las fiestas del barrio, donde protagonizarán un pasacalles (el jueves, 8 de septiembre, a las 18.00 horas en la plaza Federico Mayo) disfrazados de libros y personajes litearios bajo el lema ‘El mundo al revés’.

Los vecinos elaboran pancartas y disfraces para las fiestas.

Si algo caracteriza las fiestas del Zaidín es su tono crítico. Cada año, los vecinos eligen un lema con el que reivindican algún cambio social. Esta edición la celebración recuperará su cariz más reivindicativo para reclamar la reapertura de la biblioteca de la plaza de las Palomas, recientemente cerrada por el Ayuntamiento. Bajo el eslogan ‘El mundo al revés, por la Integración y la Cultura’, los zaidineros reclamarán que este espacio, por el que lucharon más de una década atrás, reabra sus puertas.

Con esta idea, se disfrazarán  de libros y personajes literarios que desfilarán en un pasacalles (el próximo jueves, 8 de septiembre, a las 18.00 horas en la plaza Federico Mayo) junto a personas que caminarán hacia atrás vestidas con el rostro en la nuca y el torso en la espalda. La semana pasada confeccionaron algunas de las pancartas y atuendos que llevarán a esta ‘cabalgata de protesta’. Pretenden, con esta iniciativa, criticar la decisión del gobierno local haciendo un guiño a la obra de Eduardo Galeano ‘Patas arriba, la escuela del mundo al revés’.

Al igual que el autor uruguayo, los vecinos, que llevan un mes de movilizaciones por el cierre de la biblioteca, consideran que esta medida forma parte de ese mundo al revés en el que “el ciudadano solo tiene derecho a ver, oír y callar”, en este caso, mientras aquellos que “supuestamente” lo representan “cierran las puertas a la educación y la cultura en la zona más humilde del barrio, pese a la oposición vecinal y al compromiso expreso de no hacerlo”. A su entender, resulta “incoherente” que se sacrifiquen los libros, en lugar de materias de menor importancia, “por falta de recursos económicos”, argumento que esgrime el gobierno local para justificar esta actuación.

Varios niños dibujan su propia pancarta.

Pero lejos de desanimarse porque el Ayuntamiento “falte a su promesa inicial” y “desoiga” sus protestas, el Zaidín ha decidido trasladarlas a las fiestas para dejar claro su deseo de que «el conocimiento esté al alcance de todos», según aprobó la Plataforma Ciudadana No al Cierre de la Biblioteca en su última reunión. Para que así sea, además del pasacalles, han programado actividades culturales en la plaza de las Palomas, donde se alza este espacio, durante la semana de feria -del 5 al 11 de septiembre. Aprovecharán, además, las grandes citas de los festejos, como el Zaidín Rock, si finalmente se celebra, para recoger firmas en contra del desmantelamiento de este espacio cultural, cuyas instalaciones serán cedidas al grupo municipal de bailes regionales. Realizarán, por otro lado, una colecta de libros para cederlos al distrito Beiro, ya que el Ayuntamiento también alega que la única fórmula para abrir una biblioteca en este barrio es cerrar la del Zaidín.

Reunión de la plataforma ciudadana 'No al cierre de la biblioteca'.

Mientras preparan estos actos, proseguirán las movilizaciones en el barrio, como el préstamo de libros entre vecinos cada martes, a las doce de la mañana, las asambleas de la Plataforma Ciudadana No al Cierre para decidir actuaciones (también los martes, a las ocho) y las lecturas públicas cada jueves (a las ocho de la tarde) precedidas de las bicicletadas de protesta (una hora antes).

El escritor Juan Mata, durante su lectura el pasado jueves.

En la lectura que tuvo lugar el pasado jueves intervino el profesor y escritor Juan Mata, quien respondió a las declaraciones en las que el gobierno local deslegitima las protestas vecinales porque, a su entender, la participación es escasa. «No hay que confundir razón con cantidad. Lo importante no es el número de personas que protesta, sino la fuerza de sus argumentos. Hay dictaduras que han sido apoyadas por millones de ciudadanos que no tenían razón. En este caso, en cambio, los que reivindican la apertura de este espacio, con independencia de su número, tienen toda la razón de su lado», defendió Mata.

Con un texto sobre la historia y la memoria, solo rescatables a través de lo que cuentan los que nos preceden y los libros, el autor pidió la reapertura de la biblioteca y dio paso a vecinos de todas las edades que, con sus lecturas, consiguieron que autores como Lorca, Luis Garcia Montero, Javier Egea, Gala o Benedetti estuviesen, al menos por unas horas, presentes en su lucha.

(29/08/2011)

Comentarios en este artículo

  1. […] tarde protagonizarán un pasacalles disfrazados de libros y personajes literarios para reclamar, una vez más, este espacio cultural. […]

    Actividades culturales en la plaza de las Palomas, Zaidín, Granada | GranadaiMedia

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.