Las rutas turísticas del Virgen de las Nieves

Alumnos de Turismo del IES Virgen de las Nieves de la Chana practican como guías turísticos realizando rutas por los barrios históricos de la ciudad. La actividad, que se desarrolla durante el mes de febrero, forma parte del módulo profesional de Procesos de Guía y Asistencia Turística.

Ruta turística por el Realejo guiada por los alumnos de Turismo del Virgen de las Nieves

Ruta turística por el Realejo guiada por los alumnos de Turismo del Virgen de las Nieves

El tono de voz, el ritmo, el volumen, la velocidad de la marcha y no dar la espalda al público son algunos de los parámetros que debe tener en cuenta un buen guía turístico, porque no vale sólo con conocer la ruta y explicarla, hay que saber enganchar al auditorio, despertar el interés, detenerse en el detalle…  Y en el IES Virgen de las Nieves de la Chana los alumnos de Turismo (el Ciclo Formativo de Grado Superior de Guía, Información y Asistencias Turísticas, para ser más exactos) han hecho un verdadero trabajo de documentación, preparación y puesta en escena con resultados sorprendentes.

Las rutas turísticas por Granada vienen recogidas dentro del módulo profesional de Procesos de Guía y Asistencia Turística, en el que deben conocer y poner en práctica tanto la labor del guía local como la del guía de ruta. Como trabajo final y previo a las prácticas en empresas, los alumnos han tenido que preparar visitas guiadas por distintos puntos de la ciudad para, una vez realizado el trabajo previo documental, llevarlas a cabo junto al resto de su los compañeros y someterse a una evaluación global.

El trabajo implica un conocimiento profundo de la historia y valores de los lugares visitados, pero requiere también el desarrollo de competencias en comunicación, habilidades sociales y toda una serie de detalles que se han de tener en cuenta para que el turista termine satisfecho.

Ruta guiada por los alumnos del IES Virgen de las Nieves

Ruta guiada por los alumnos del IES Virgen de las Nieves

Las visitas, para las que cuentan con el más moderno sistema inalámbrico de audioguías, se han realizado por sesiones a lo largo de distintos días de febrero y todavía quedan algunas por llevar a cabo. Este miércoles, una de las rutas partió desde la plaza de los Campos para realizar un recorrido que conectara la zona baja del Realejo con la parte alta. Dividida en cuatro tramos, la ruta fue guiada por cuatro alumnos que, a lo largo de unas tres semanas, han estado preparando la visita.

Salvo por la edad de los guías, resulta difícil darse cuenta de que no son profesionales porque se lo toman muy en serio. Con una sonrisa de oreja a oreja, Rosa Narváez comenzó el itinerario deteniéndose en emplazamientos como el Cuarto Real de Santo Domingo, el Monasterio de Santa Cruz la Real, la iglesia de Santo Domingo o la plaza Fortuny, lugares todos con su historia y también sus leyendas. «La plaza Fortuny debe su nombre al pintor catalán Mariano Fortuny, que se instaló durante unos años en Granada y de no haber muerto tan joven (con 36 años) habría sido uno de los pintores más revolucionarios del siglo XIX», explicaba Rosa al resto de sus compañeros.

El relevo lo tomó Lourdes Pérez, que tuvo que asumir una de las partes más difíciles del recorrido por sus inclinadas pendientes y la dificultad añadida de hablar durante la subida, pues uno de los aspectos que deben tener en cuenta estos guías en formación es  la importancia de mantener el discurso durante los trayectos de un emplazamiento a otro, tal y como apuntó, Maria José Ruiz, una de las profesoras de la asignatura.

La Cuesta del Realejo, el convento de Santa Catalina, el recorrido por distintos cármenes y las Torres Bermejas fueron algunos de los puntos destacados por la guía, que pese al cansancio de las subidas encontró la forma de amenizar el trayecto y alentar a los exhaustos compañeros con un «ánimo, turistas». Su recorrido concluyó con la explicación sobre el carmen la Fundación Rodríguez Acosta y el Alhambra Palace.

Llegó el turno de Sergio Pinteño. Calmado, sereno y como si se hubiera dedicado a ello durante muchos años, el alumno ilustró a los asistentes sobre el conocido como barrio de ‘la Antequeruela’, en la parte alta del Realejo. «En 1410, cuando Antequera fue reconquistada por los Reyes Católicos, muchos musulmanes decidieron venir a Granada, donde aún permanecía el reino nazarí, y se instalaron en esta zona, de ahí el nombre», explicó.

Con el paso por las estrechas callejuelas y de trazado medieval repletas de cármenes y edificios encalados, al más puro estilo del Albaicín, la ruta continuó hasta llegar a la placeta del Cristo de los Favores, mientras en el trayecto Pinteño recordaba las distintas versiones del nombre del Campo del Príncipe y su relación con el infante Juan, su anunciada boda y la caída del caballo.

Ya en la iglesia de San Cecilio, además de conocer algo más de la historia del edificio, de estilo gótico-mudéjar, ampliado en el siglo XIX para acoger objetos de otros monasterios cerrados, el guía recordó los dos accidentes que ha sufrido el templo a lo largo de la historia y que han dejado una marca imborrable en el barrio que da nombre a sus vecinos.

«En 1931, un grupo de anticlericales puso una bomba en la fachada destruyendo gran parte de la misma y de los objetos del interior», apuntó Sergio. Pero el accidente más grave es el incendio que en 1969 se produjo en el interior del templo mientras se colocaba un belén navideño en una de las capillas. «Los bomberos tardaron cinco horas en sofocarlo». «Hay quien dice que el Cristo de los Favores se llama así porque se salvó del incendio y no sufrió daños, mientras que la Virgen de la Misericordia terminó con el cabello quemado, y de ahí que se la conozca como ‘la greñúa’ y a los vecinos del Realejo como ‘greñúos‘».

Llegó después el Palacio del Almirante y el Campo del Príncipe con sus respectivos discursos y la última participante, Ana Ontiveros, asumió el final de la ruta, con parada en la Corrala de Santiago y final del recorrido.

Tras la visita, los alumnos tuvieron que realizar una autoevaluación y escuchar también la valoración de los compañeros y los profesores: Maria José Ruiz y Patricia Alguacil. Se consideraron los distintos parámetros, la fluidez del discurso, el volumen, el ritmo, los tiempos establecidos y la evolución del alumno desde el comienzo del curso. Todos, en general, disfrutaron de una experiencia práctica que, fruto de su formación y su esfuerzo, les permitirá asomarse con pie más firme al mercado laboral.

(19-02-2014)

Comentarios en este artículo

  1. Un día magnífico de la mano de los alumnos/as del Ciclo Superior en Guía, Información y Asistencias Turísticas del IES Virgen de las Nieves.
    Enhorabuena a todos, ha sido una fantástica experiencia.

    Alba
  2. Es una idea fantástica!!!!!!! Me parece genial que se estén haciendo actividades de este tipo. Enhorabuena!!!!!!

    Jesús Martínez
  3. Maravillosa idea para conocer esos rinconcillos desconocidos de nuestra hermosa ciudad!

    Inma
  4. Es una idea excelente que los alumnos sean los guias de nuestra ciudad. Nada mejor que sentir algo de primera mano para poderla transmitir. Enhorabuena por la iniciativa.

    Inmaculada Fernández
  5. Una idea estupenda. Enhorabuena!!

    Sonia
  6. Excelente idea. Mis felicitaciones para los profesores y los alumnos. Os animo a perseverar en ello.

    José María Nogueras
  7. Buen trabajo de compañeros y profesores, lastima no haber podido realizar mas de estas rutas.

    Antonio
  8. Les viene genial de cara al futuro, una actividad excelente para poner en práctica.

    Juan
  9. Excelente y maravillosa idea.
    Los residentes y visitantes de esta hermosa ciudad tienen mucho por conocer. Gracias por mostrarnos algunas de ellas.

    Laura

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.