Los artesanos resisten en la Chumbera

Los artesanos de la Chumbera han conseguido, por el momento, que el Ayuntamiento de Granada no pueda desalojarlos de sus locales del Sacromonte. Una juez considera que el desalojo que quería el gobierno del PP «puede acarrear perjuicios de imposible y difícil reparación».

Artesano-Chumbera

Miguel Ángel García Segura restaura un mueble en su taller de la Chumbera.

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Granada ha suspendido de forma cautelar, a la espera de una sentencia firme, la decisión del gobierno municipal del PP de desalojar a los artesanos que en la actualidad ocupan seis locales del edificio de la Chumbera.

El auto de la juez, con fecha de 25 de octubre, atiende la solicitud del presidente de la Asociación Granadina de Artesanos, Miguel Ángel García Segura, quien desafió la orden de desahucio decretada por acuerdo plenario el pasado 25 de febrero de 2011.

La  magistrada Estrella Cañavate Galera considera que, en este caso, procede suspender la ejecución del desalojo por entender que «la sanción puede acarrear perjuicios de imposible o difícil reparación dado que la asociación de artesanos acredita que dicha actividad es de interés público». Precisamente, el interés público fue la premisa que en 2005 tuvo en cuenta el Ayuntamiento para la cesión gratuita de los locales pues, como recuerda la jueza, la finalidad de la actividad artesanal es «la protección, difusión y recuperación de los oficios artesanos de la ciudad».

Por su parte, el Ayuntamiento de Granada, que recientemente cedió parte de las instalaciones del Callejón del Gallo a talleres de artesanía, argumentaba la decisión de ordenar el desahucio en el simple hecho de que había expirado el tiempo de cesión gratuita de cinco años que se le concedió a la citada asociación. Los seis locales que actualmente ocupan los artesanos se pretenden sustituir por aulas de flamenco, pese a que en el complejo de La Chumbera ya está en marcha la escuela internacional de flamenco de Manolete.

«Es una historia larga y muy triste, en la que no he tenido apoyo alguno, absolutamente de nadie», confiesa Miguel Ángel García Segura, quien recuerda que La Chumbera se construyó con fondos europeos para destinarlo a talleres de artesanía, entre otros usos.»No estamos en contra del flamenco, en absoluto, pero tenemos derecho a que se proteja nuestra actividad, tal y como recoge la Constitución y el Estatuto de Autonomía«, aclara.

García Segura lamenta que exista un gran desconocimiento de la actividad artesanal del Albaicín, de oficios que se están perdiendo. «Todo el mundo está potenciando la artesanía rural pero no los oficios artísticos. No hay ninguna ciudad que apueste por enseñar los viejos oficios que forman parte de nuestra cultura. Una pena».

El presidente de los artesanos se resiste a hablar de las razones que subyacen en la decisión ordenada por el gobierno del PP. El argumento de que expiró el plazo de cesión, no resulta convincente si se tiene en cuenta que la mayor parte de las instalaciones del complejo están infrautilizadas.

Conviene recordar que García Segura denunció por fraude a la directiva de la Asociación de Vecinos del Albaicín y obligó -con una sentencia favorable- a dimitir como concejal electa del PP a Cristina Almagro, que ejerció de forma irregular como presidenta del colectivo vecinal.

El último episodio de desencuentro con el Ayuntamiento ha tenido lugar esta misma mañana con la visita de operarios municipales para comunicar a los artesanos que no tendrán llave de la cancela que se ha instalado en el perímetro para evitar el tránsito por la Chumbera de los moradores las cuevas ilegales del Sacromonte.

(13-12-2011)

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.