El mantero detenido, enviado a un CIE

El mantero detenido el pasado jueves en San Antón tras una trifulca con la Policía Local sobre la que existen versiones contradictorias no tenía los papeles en regla y ha sido trasladado a un Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE). Una de las testigos desmiente la versión de policial.

Incidente mantero San Antón

El mantero detenido tras una trifulca con la Policía Local el pasado jueves en la calle San Antón ha sido trasladado a un Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) en Madrid, según confirman a Granadaimedia fuentes de su representación legal. El joven, de nacionalidad senegalesa, no tenía los papeles en regla, al contrario de lo que apuntaban las primeras informaciones policiales, y su detención, acusado de atentado a la autoridad, ha derivado en el primer paso para una más que probable deportación, al igual que ocurrió hace un año y medio con algunos de sus compatriotas afectados en otros incidentes con la Policía Local.

Según han explicado a Granadaimedia los letrados de oficio, el detenido pasó la noche del jueves en dependencias policiales y a disposición judicial del Juzgado de Guardia la mañana del viernes. Su declaración como detenido ante la Policía Nacional, acusado de un delito de atentado a la autoridad, no se produjo hasta las 21.00 del mismo jueves, casi ocho después de su detención por parte de la Policía Local. En ella fue atendido por dos letrados de oficio, uno que se ocupa de su acusación de atentado y otra del caso de extranjería. Hasta la mañana del sábado en que se confirmó este extremo, algunos de sus conocidos seguían intentando localizarlo.

El mismo mediodía del jueves, varios de los testigos acudieron a la Comisaría de la Policía Nacional en el distrito Centro, en la Plaza de los Campos para denunciar los hechos. La Policía Nacional agrupó dichas denuncias en una sola. En las mismas se apuntaba a un uso excesivo de la fuerza por parte de los agentes municipales y a que estos se negaron a identificarse. Fuentes judiciales y policiales, en cualquier caso, advierten que este tipo de denuncias, «más común de lo que parece», no suelen tener mucho recorrido judicial debido a la presunción de veracidad de los agentes.

Uno de los testigos, que participó en la presentación de la denuncia, ha ofrecido a Granadaimedia una versión que choca con la de la Policía Local. Según el cuerpo de seguridad, cuando los agente se dedicaban a desmantelar puestos de venta ambulante ilegales, que además atentaban contra la propiedad industrial al ofrecer material falsificado, el mantero detenido se «revolvió» lanzando el género sobre los dos agentes de la patrulla y agrediéndolos. Entonces comenzó una persecución por la calle San Antón que culminó con la aparición de refuerzos y la reducción y detención del mantero.

Sin embargo, este testigo, que se encontraba en San Antón en el momento de los hechos, afirma que el mantero aún llevaba al hombro en una bolsa su material cuando huyó, y que los agentes salieron corriendo tras él con las porras en la mano desde un primer momento. Añade que cuando los agentes empezaron a golpear al detenido este se encontraba inmovilizado por uno de ellos en el suelo, y que tan solo «braceó para defenderse». En ese momento, una joven se enfrentó a los agentes pidiéndoles «que no le pegasen más».

Al menos dos personas pidieron en ese momento a los policías que se identificasen, recibiendo una negativa por respuesta. Mientras los dos agentes que hicieron la detención se marchaban en una furgoneta con el detenido, apareció también una patrulla de la Policía Nacional, que identificó a una de las mujeres que se enfrentaron a los municipales. El resto de agentes locales se marcharon, negándose a dar su número de placa o de los agentes que habían golpeado al mantero.

Según este testigo «si el mantero estaba cometiendo un delito me parece bien que se le requise el material, pero eso solamente justifica una multa, no pegarle una paliza». La Policía Local contradice este extremo afirmando que los agentes se limitaron a reducirlo y defenderse cuando los agredió.

(12-07-2014)

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.