Rutas por los sonidos del Albaicín

El Ayuntamiento de Granada y la Universidad de Granada han puesto en marcha el proyecto ‘Itinerarios sonoros del Albaicín’, cinco rutas a pie para escuchar los sonidos que caracterizan al barrio morisco. Los recorridos se inauguran con motivo del Día Mundial contra el Ruido.

Alminar-de-San-Jose-(JO)

Vista de la Alcazaba de la Alhambra desde el alminar de San José. Foto: JESÚS OCHANDO

Granada resulta en ocasiones insoportable por los niveles de ruido que soporta pero, si uno se adentra por el Albaicín y se pierde por sus calles y rincones, descubre y disfruta de sonidos que sólo aprecia en entornos naturales.

El Ayuntamiento de Granada y la Universidad de Granada vienen trabajando desde hace algún tiempo en el proyecto ‘Itinerarios sonoros del Albaicín’, una investigación pionera en España que incluye cinco rutas a pie por el barrio morisco para escuchar los sonidos que caracterizan a sus calles, fuentes y plazas.

La presentación del mapa sonoro del Albaicín no es casualidad. Se ha querido difundir dicho trabajo aprovechando el Día Mundial contra el Ruido que se celebra el 30 de abril. A partir de este día los itinerarios ya están disponibles para recorrerse a pie o, si se prefiere, acceder a ellos a través de internet.

Se trata de un proyecto “innovador” desarrollado por un equipo dirigido por el profesor Diego Pablo Ruiz Padillo, del departamento de Física Aplicada de la Universidad de Granada, en colaboración con los servicios de la Concejalía de Medio Ambiente. La iniciativa ha sido presentada por el alcalde de Granada, José Torres Hurtado, el rector de la Universidad de Granada, Francisco González Lodeiro, el concejal de Medio Ambiente, Juan Antonio Mérida, y el propio investigador.

En total se han seleccionado 53 puntos de “observación acústica”, cuyos sonidos están disponibles en la web del Ayuntamiento con imágenes del lugar, un mapa con los puntos de interés y una breve descripción de cada enclave sonoro. Los itinerarios están diseñados para que el público interesado pueda percibir los sonidos cuando realice la visita, incluso puede consultar con un smartphone la web municipal donde pueden escucharse los audios de todos ellos.

En el mapa sonoro del Albaicín se incluye un elemento esencial del barrio como es el agua –el propio fluir del río Darro o su golpeteo en fuentes y pilares- además del tañido de las campanas de iglesias o monasterios –no siempre bien recibidas-, el bullicio de plazas y calles, el sonido de las aves o la llamada a la oración del muecín de la Mezquita.

El profesor Diego Pablo Ruiz Padillo se refirió en la presentación a la necesidad de “aprender a escuchar los sonidos», e invitó a «detenerse y reflexionar sobre lo que escuchamos”. Aclaró que no son rutas temáticas pero sí cubren los aspectos cotidianos del Albaicín. “No hemos buscado sólo los sonidos puros sino todo aquello que se encuentra en el barrio, en su ambiente propio, no se ha hecho ninguna alteración”.

El proyecto se ha dividido en cinco rutas:

1. Sonidos del Darro: Como su propio nombre indica se extiende a lo largo de la Carrera del Darro iniciándose en Plaza Nueva, donde existen distintos enclaves auditivos: el reloj de la Real Chancillería, el Pilar del Toro y el embovedado del río Darro. Este itinerario continúa a lo largo del río hasta llegar al Palacio de los Córdova.

2. Sonidos de la Ciudad desde el Albaicín: Este itinerario parte del centro. Desde la Plaza del Triunfo se llega al barrio a través de Puerta Elvira, terminando en la Placeta del Correo Viejo.

3. Sonidos de la cotidianidad: Se inicia en la calle Calderería Nueva para finalizar en el Monasterio de Santa Isabel la Real. Se recogen sonidos del quehacer diario de la gente. Como punto emblemático se ha escogido la Plaza de San Miguel Bajo.

4. Sonidos para los encuentros: Se inicia en Puerta Nueva o Arco de las Pesas y finaliza a espaldas de San Nicolás. A lo largo de él se escucharán campanas de iglesias, monasterios y la llamada a la oración de la mezquita.

5. Sonidos de las Placetas: Se inicia en la Plaza de Santa Ana y finaliza en el mirador de San Nicolás. Caracterizado por el sonido del agua de las fuentes. Tiene como como punto destacado la Placeta de los Carvajales por el sonido que fluye por la alberca y el chapoteo de las aves.

(29-4-2014)

Comentarios en este artículo

  1. Fue alminar. Ahora es campanario.

    Cecilio
  2. Les quería sugerir a los promotores del proyecto, a su director el profesor Diego Pablo Ruiz Padillo del departamento de Física Aplicada de la Universidad de Granada, así como a la Concejalía de Medio Ambiente y al alcalde, que para los «Sonidos de la cotidianidad» se pasen a cualquier hora del día o de la noche por Plaza Nueva (plaza muy conocida del Albayzín bajo). En ella podrán grabar todo tipo de sonidos cotidianos (Del lat. quotidiānus, de quotidĭe, diariamente).1. adj. Correspondiente a todos los días. Todos los días del año las despedidas de soltero/a, el cláxon de los taxis, los grupos flamencos con tablao incluído, las decenas de grupos musicales de todo índole, los payasos con música amplificada… Todo esto si que es cotidiano, pero de verdad… a diario.

    Manuel M. Mateo
  3. Estoy con el Señor M.Mateo. También pueden pasarse por la cuevas de San Miguel y recoger los constantes sonidos del retumbar de los tambores que amenizan cada uno de nuestros días y nuestros nervios.

    Fernando M
  4. Pues ya de paso, pueden acercarse por la Plaza Aliatar y escuchar también los sonidos cotidianos y continuos del Centro Cultural Albayzín, pues todas las actividades se hacen con las ventanas abiertas, por falta de aire acondicionado. y alli tenemos de todo y a todas horas: Flamenco, danza oriental, zumba, percusion, biodanza, danza zíngara… vamos de todo un poco y a todo volumen!

    Esther

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.