Una solución para conflictos vecinales

El hotel de asociaciones, en el Zaidín, acoge un servicio gratuito de mediación comunitaria para resolver problemas derivados de la convivencia ciudadana. La iniciativa, impulsada por una abogada, una psicóloga y una socióloga, ha sido seleccionada entre más de 30 proyectos andaluces para su puesta en marcha.

mediacion comunitaria

Las mediadores ofrecen información sobre el servicio a dos vecinos.

La realidad depende del punto de vista del que la observa. Aunque suponga una perogrullada, a veces se olvida: una misma historia puede tener más de una versión sin que necesariamente ninguna falte a la ‘verdad’. Así, lo que para una persona representa una entrañable fiesta en compañía de los amigos, para su vecino se puede transformar en motivo de insomnio y molestias, por ejemplo. Esta perspectiva diferente y la incapacidad de ponerse en el lugar del otro puede suscitar conflictos que, en ocasiones, acaban en los juzgados o en tragedia.

El conflicto.

La convivencia vecinal no escapa a esta tónica. De hecho, “dos de cada tres españoles admite haber mantenido una disputa con sus vecinos alguna vez”, señala un estudio de la empresa CPP, especialista en asesoría y protección jurídica.

Para resolver estos problemas existe una alternativa a los tribunales: la mediación comunitaria o vecinal, un servicio público que acaba de implantarse en el hotel de asociaciones Gloria Mas, enclavado en el Zaidín, y que se ofrecerá gratuitamente a toda la ciudad. Tres mediadoras han impulsado esta iniciativa, seleccionada para su puesta en marcha «entre más de 30 proyectos andaluces por la Fundación Mediara (organismo dependiente de la Junta que se encarga de impulsar sistemas alternativos de resolución de conflictos)», explica Mariola Aguilar, una de las promotoras del proyecto.

Esta abogada trabajó durante 17 años como mediadora en Cataluña, donde este sector está «más desarrollado», relata. Cuando aterrizó en Granada se dio cuenta de que este ámbito «estaba en mantillas». De ahí que optara por ofrecer esta alternativa junto a otras dos compañeras de la Asociación de Mediadores Profesionales (Amefa Granada): Mari Sol Oña (Socióloga) y Purificación Sotelo (Psicóloga).

Mariola Aguilar y Mari Sol Oña, en la puerta del hotel de asociaciones.

«Los tribunales están colapsados con casos de disputas ciudadanas que podrían resolverse de otro modo para que los jueces puedan centrarse en temas más complejos. Además, recurrir a la justicia ordinaria tiene un coste elevado, sobre todo desde la implantación de la Ley de Tasas«, señala Aguilar, que añade al ahorro económico, el emocional. «Pasar por un proceso judicial es muy duro por los nervios y malos ratos aparejados. Y la sentencia, aún siendo favorable, no siempre resulta satisfactoria porque a veces lo que se busca es ser escuchado o una disculpa», detalla la letrada.

La mediación comunitaria guía para que las dos partes «lleguen a sus propios acuerdos. Son ellos los que deciden, sin que un tercero imponga la solución», explica Oña. El mediador «facilita la comunicación, velando por la justicia del acuerdo y la igualdad entre ambos, sin ser juez ni parte», cuenta, haciendo hincapié en la «imparcialidad y neutralidad» de los profesionales que se dedican a esta tarea.

Aunque la mediación se puede aplicar en «prácticamente cualquier ámbito», en este caso está enfocada a problemas derivados de la convivencia ciudadana, «siempre y cuando no estén relacionados» con alguna administración o con Consumo. Los «más habituales» son los motivados por  la relación entre vecinos, «como molestias a consecuencia de ruidos, malos olores, animales domésticos, obras, morosidad o uso y limpieza de zonas comunes, entre otros», comenta la socióloga. También se trabajan -añade- conflictos de tipo intercultural, medioambiental o social, originados por las diferentes tradiciones, la exclusión o el incumplimiento de ordenanzas cívicas.

Los ciudadanos pueden acceder a la mediación gratuita directamente o derivados por el Ayuntamiento o el Defensor. «También la puede solicitar una de las partes implicadas, con lo que nos pondríamos en contacto con la otra para iniciar el proceso, que es voluntario -nadie está obligado a participar- y totalmente confidencial», concretan las mediadoras.

La mediación fomenta la cultura del acuerdo, del tratar de entender el otro punto de vista, frente al “quiero llevar yo la razón»

Durante el proceso, se trabaja la empatía -es decir, que cada uno se ponga en el lugar del otro- la asertividad y legitimidad de las partes, especifican. «No se permiten los insultos, se intenta eliminar la carga negativa y se busca la proyección hacia el futuro», detalla Oña. Las  sesiones pueden ser colectivas  (muchas asociaciones recurren a este método ante conflictos internos) o individuales cuando «la situación es demasiado tensa», comenta.

«Incluso cuando no se alcanza un acuerdo, siempre es positivo dialogar. La mediación implica, en esta línea, un cambio en la forma de resolver y gestionar un conflicto. Fomenta la cultura del acuerdo, del tratar de entender el otro punto de vista, frente al «quiero llevar yo la razón». Genera civismo y educación», resalta.

Para Aguilar, esta herramienta resulta «muy positiva» para la sociedad porque instaura la «convivencia» en contraposición «a la cultura del «¡te denuncio!» propia de Tele 5″. O lo que es lo mismo, «deja atrás la violencia y el conflicto y promueve el acuerdo, el consenso», especifica.

Pese a sus ventajas, en Andalucía está «poco desarrollada por falta de recursos económicos y voluntad política», lamentan. «La ley de mediación familiar se aprobó en 2009 y aún no se ha puesto en práctica. En Cataluña, en cambio, la normativa está en marcha desde en 2001. Allí se creó un centro de mediación, un registro y un turno de oficio, inexistentes en nuestra comunidad», afirman. «De hecho no mucha gente conoce la figura del mediador», precisan estas profesionales, inmersas estos días en la difusión de un proyecto con el que esperan que muchos vecinos resuelvan sus conflictos descubriendo que «el diálogo es la vía para la convivencia pacífica».

Servicio de Mediación Comunitaria

Dirección: Hotel de Asociaciones (calle Margarita Xirgú s/n)
Horario: Jueves y viernes (10-14.00 horas)
Teléfono: 958 129392/ 678688570
Correo electrónico: mediacioncomunitariagranada@gmail.com

(24/01/2013)

Comentarios en este artículo

  1. como resuelvo esto dos vecinos que comparten medianera se pelean por que los hijos de uno juegan a la hora de la siesta y el otro protesta por que no puede dormir cual seria la solucion posible

    belen
  2. me parece bien que exista la mediacion me ayudan a resolver lo propuesto

    belen
  3. Soy profesora del Ciclo de grado superior de Integración social y me parece muy interesante vuestra asociación. Me gustaría tener más información sobre vuestros servicios al barrio y método de trabajo

    Paloma
  4. […] resolver estos problemas existe una alternativa a los tribunales: la mediación comunitaria o vecinal, un servicio público gratuito que se ofrece martes, jueves y viernes en el hotel de […]

    Mediación comunitaria | Agenda GranadaiMedia
  5. Belén, como mediadora, te comunico que no es posible darte una solución al conflicto que propones.
    Perfectamente sería un caso mediable, pero para eso las partes deben sentarse y dialogar, con el acompañamiento de un/a MEdiador/a.
    Éste les ayudará a expresar sus necesidades y a que ambos se escuchen y se entiendan. De ellos (las partes en conflicto) depende la solución al caso, ellos son los que deben proponer las alternativas para llegar al acuerdo.

    Marta
  6. Me ha parecido una página muy interesante. Soy estudiante de Integración Social y creo que por lo único que me alegro de que «me haya tocado el cambio de ley» es por tener esta asignatura.

    Es un tema muy interesante, les animo a seguir adelante!

    Keren Díez
  7. HOLA, SOY PROFESORA DE CICLO SUPERIOR DE FORMACION PROFESIONAL ( ENTRE ELLOS INTEGRACION SOCIAL Y PROXIMANTE SALDRA EL CICLO DE MEDIACION) ME GUSTARIA ME CONTARAIS UN POCO VUESTRO TRABAJO ( METODOLOGIA…) O ACONSEJARAIAS ALGUN LIBRO PARA FORMARME. MUCHAS GRACIAS.

    maria jose

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.