Autosuperación a través del deporte

Francisco José Ruiz Molina, psicólogo y coach deportivo del Zaidín, ha convertido su ejemplo de autosuperación a través del atletismo en su primera obra: ‘Mejorar es posible: la motivación durante un maratón’. En el libro, que escribió tras quedarse en paro, ofrece claves de motivación para hacer frente a los obstáculos.

presentacion libro francisco ruiz molina

Francisco Ruiz Molina y Montse Vargas, en la presentación del libro ‘Mejorar es posible’.

El deporte puede ser catártico, no solo física, sino existencialmente hablando. Su práctica ejercita la “fortaleza mental y disciplina” necesarias para hacer frente al día a día en una vida no siempre fácil. Francisco José Ruiz Molina, psicólogo y coach deportivo del Zaidín, lo descubrió hace dos años y medio, cuando comenzó a correr “en serio” –siempre había sido muy aficionado a los deportes– hasta atreverse con los maratones para afrontar una etapa vital “complicada” por el estrés derivado de un trabajo demasiado absorbente y de gran responsabilidad.

Lo he pasado realmente mal este año y, lejos de rendirme o pensar que no valgo, tengo que reflexionar en qué he fallado para seguir

Su ejemplo de autosuperación a través del atletismo ha quedado reflejado en su primera obra: ‘Mejorar es posible: la motivación durante un maratón. Doce claves motivacionales para superar los obstáculos de la carrera’. A lo largo de sus capítulos usa “un reto tan exigente como el maratón como ‘excusa’ para ofrecer claves de superación personal”, explicó durante su presentación, organizada por el Club de Atletismo de Deportes Olimpo en el centro cívico del Zaidín.

El libro nació a raíz de quedarse en paro en septiembre, un momento “muy duro” que aprovechó para dedicar tiempo a su creciente afición por el atletismo, relata el autor, que siempre había tenido “ganas de escribir” porque, además, le insistían en que se le daba bien, pero le faltaba “un tema” que despertara su motivación. “Ahora ya lo tenía: mi pasión por el maratón”, resalta el deportista.

Dicho y hecho. En apenas dos meses -eso sí, tomándolo “como un trabajo” que requería madrugones diarios- lo acabó. Y, aunque está enfocado a corredores, lo puede leer “cualquier persona” porque, en el fondo, “es un libro de autoayuda y crecimiento personal”, detalla.

De momento, el ‘feedback’ que recibe es muy positivo: “Engancha por su originalidad y cercanía respecto a otros libros similares. Te sientes muy identificado”, ensalzó una lectora durante su presentación.

La obra plasma su propia experiencia durante “una época muy dura a nivel personal” para trasladar un mensaje: “si yo me he levantado, cualquiera puede”, subraya Ruiz Molina. “Lo he pasado realmente mal este año y, lejos de rendirme o pensar que no valgo, tengo que reflexionar en qué he fallado para seguir. Esa es la idea. No somos responsables de todo lo malo que nos sucede, pero sí podemos enmendar errores y continuar. Es la única forma de mejorar, que siempre es posible. Lo importante es no rendirse y levantarse después de cada caída”, anima, convertido en el vivo ejemplo de sus palabras.

francisco ruiz molina

Ruiz Molina firma su libro a un amigo del barrio.

De hecho, cuando se quedó en paro optó por “aprovechar al máximo cada momento”, convirtiendo adversidad en oportunidad. Fue entonces cuando decidió colaborar con el Club de Atletismo de Deportes Olimpo para darle otro enfoque junto a sus responsables –Montse y Guillermo Vargas – con su presencia como atleta popular, coach deportivo y psicólogo.

“El club nació en los 90, pero estaba orientado a atletas de élite. En aquella época contaba con todas las disciplinas de atletismo. En septiembre de este año decidimos abrirlo a deportistas nobeles. Nuestra intención es convertirlo en un lugar donde la gente pueda desarrollar su ocio con profesionales interdisplinales y de forma asequible. Hemos ido creciendo y ya superamos los 100 socios”, explica el escritor y coach de estos corredores neófitos.

“Mi enfoque no es el de un psicólogo clínico, sino que hago terapia personal. Acompaño a la persona que lo necesita a correr o nos vamos a tomar un café y desde ahí trabajo. Esa es la figura del coach, aunque cuento con la ventaja de tener los conocimientos de un psicólogo”, resume Ruiz Molina, que curiosamente trabaja más horas desde que está desempleado, confiesa sonriente.

Por algo comulga con la filosofía de aprovechar “el ahora como mejor momento para hacer lo que te plantees”, resalta el escritor, con bonitos recuerdos de su infancia en el Zaidín, donde creció rodeado de juegos y deportes en las calles. Aunque actualmente reside fuera, siempre lo considera su barrio, reconoce el escritor, para el que “la vida está para vivirla y cada momento es irrepetible”. Sus ilusionantes palabras generan positivismo allá por donde va. No solo por su profesión, sino porque está convencido de que a la larga se recoge lo que se siembra.

Comentarios en este artículo

  1. Me alegro mucho de uqe te encuentres feliz, yo también era vecina tuya del barrio. Y a ver si al 2amigo2 al que le has firmado el libro le va igual de bien que a ti. se va a hacer un buen corredor.

    Dori

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.