Mariquilla abre las jornadas del Grupo Motor

La bailaora Mariquilla y el cantaor Alberto Funes centran las XIV Jornadas del Grupo Motor sobre ‘el flamenco, la mujer y su impronta’. Más de un centenar de mujeres de esta asociación de la Chana participan en el encuentro, el último que coordina la que ha sido durante 18 años presidenta de la agrupación de mujeres del barrio, Gloria Jiménez de Burgos.

La bailaora Mariquilla con las mujeres del grupo motor de la chana

Gloria Jiménez de Burgos (i), Alberto Funes, María Guardia ‘Mariquilla’ y Mª Rosario Palma

Más de un centenar de mujeres del Grupo Motor de la Chana llenaban la sala Alhamar del hotel Saray para celebrar las XIV Jornadas de la asociación, centradas en ‘El flamenco, la mujer y su impronta’. Son las últimas jornadas de este grupo de mujeres de la Chana que se organizan bajo la coordinación de Gloria Jiménez de Burgos, que durante dieciocho años ha presidido la asociación y el pasado mayo, en una asamblea general extraordinaria, presentó su dimisión.

«Ya son demasiados años al frente de la asociación, de la que soy socia fundadora, y creo que es el momento de dejar paso a otras mujeres», afirmaba Jiménez de Burgos durante la recepción del encuentro. La nueva presidenta, Mª Rosario Palma, recordaba la importante labor desarrollada por su antecesora en el cargo y presentaba ante su nutrido público sus mejores intenciones.

La inauguración de las jornadas corrió a cargo de la afamada bailaora granadina María Guardia Gómez, ‘Mariquilla’, que hizo un repaso de su lucha por convertirse en una figura del baile flamenco, una lucha que dio sus frutos y que la ha hecho pasar por los mejores tablaos de todo el mundo y a abrir escuelas de baile en distintos puntos de España, Europa y América Latina. «Cuando una mujer se empeña en hacer algo, lo consigue», afirmaba la bailaora, que el próximo septiembre cumplirá 66 años sobre los escenarios.

XIV Jornadas grupo Motor de Mujeres de la Chana

XIV Jornadas grupo Motor de Mujeres de la Chana

Mariquilla embelesó con su discurso a un auditorio que escuchaba expectante sus historias, su presentación ante los grandes y esas anécdotas que nunca olvidará, como el día en que Lola Flores tiró al suelo su abrigo de piel para que la granadina taconeara sobre él y pudiera guardar así un recuerdo de su arte. «En Granada hay un flamenco autóctono, una forma de bailar distinta a la del resto de Andalucía», explicó María Guardia, que recordó que ese sello de identidad viene dado por el «durísimo suelo del Sacromonte, que obliga a taconear más fuerte para sacar resonancia de esas baldosas».

La otra gran figura de las jornadas fue Alberto Funes Arjona, chanero, violinista y cantaor flamenco. Gloria Jiménez de Burgos lo presentó con un cuento, el de un niño pequeño que estudiaba en el colegio Santa María Micaela y que destacaba por su inteligencia. Sus dotes para la música se hicieron evidentes a una temprana edad y pronto comenzó su formación en el conservatorio Victoria Eugenia de Granada. «A veces llegaba al colegio con los dedos vendados de tocar el violín», explicó Gloria, que se hizo eco del orgullo del barrio por tener entre sus vecinos a un artista de su talla.

Alberto Funes centró su ponencia en ‘el flamenco: la mujer y su impronta’, una reflexión centrada en el duro trabajo de la mujer en su camino hacia la búsqueda de un espacio en el mundo del flamenco. A través de la proyección de distintos vídeos, Funes hizo un repaso por algunas de las figuras femeninas del cante y el baile y, pasada la ponencia, impartió un taller de cante flamenco a las mujeres de la asociación.

Hubo también talleres de percusión (a cargo de Manuel Vílchez) y de baile flamenco (impartido por Pilar Fajardo). La jornada concluyó con un espectáculo protagonizado por las mujeres que participan en el taller de baile flamenco de la Asociación Grupo Motor y con un cante espontáneo a cargo de Alberto Funes, al que se sumaron otras voces de las integrantes del grupo.

(18-06-2013)

 

Comentarios en este artículo

  1. No quiero que este comentario, pueda tomarse como pedantería por mi parte, pero creo que han sido las jornadas que más han gustado, no quiero decir que hayan sido las mejores, después de 14 jornadas que organizó ayer la Asociación Grupo Motor de Mujeres, han habido Jornadas fantásticas, pero estas al ser las últimas que yo organizaba, me van a dejar un sabor entrañable, por las personas que intervinieron en ellas y por el acto tan emotivo que organizó la nueva Junta directiva.
    Gracias a todas y os deseo todo lo mejor, por que lo mejor para vosotras será lo mejor para el grupo y por lo tanto, si el grupo va bien, yo me sentiré muy contenta.

    Gloria Jimenez de Burgos

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.