Opinión

Museo Arqueológico, más promesas sin cumplir

La Plataforma ciudadana Arqueológico Ya solicita explicaciones por los incumplimientos de la administración en la Casa de Castril. ¿Qué fue de los seis millones de euros que iba a invertir en 2003 el Ministerio de Cultura?

Plataforma Arqueológico Ya
Avatar de Plataforma Arqueológico Ya

Plataforma ciudadana que reivindica la reapertura del Museo Arqueológico de Granada, cerrado desde mayo de 2010.

Museo Arqueológico de Granada protesta Casa de Castril

La plataforma por la reapertura del Museo Arqueológico, en la Carrera del Darro junto a la Casa de Castril.

La plataforma ciudadana #ArqueológicoYA cumple dieciséis meses desde su creación, y desde entonces su actividad se ha llevado a cabo siguiendo tres ejes principales: la reclamación de la apertura inmediata del museo, contribución al desbloqueo administrativo y la reclamación de la recuperación patrimonial de su actual ubicación.

Relacionadas con el primero y tercero están las acciones de protesta que cada último sábado de mes se realiza ante la puerta del museo y la actividad constante en las redes sociales (Facebook y Twitter), que promocionan y fortalecen el mensaje principal de la plataforma. Además de lo anterior, se han realizado otras tareas que tienen como fin recabar el máximo de información posible y la reclamación directa a las administraciones responsables del cierre del Museo Arqueológico de Granada.

Las reuniones con los responsables de Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, institución Museo, Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Granada y Subdelegación de Gobierno de Granada, han servido para obtener datos importantes y para conseguir transmitir un mensaje de urgencia en la necesaria colaboración entre administraciones para el desbloqueo de la lamentable situación del museo, consiguiendo que tras cuatro años de estancamiento se realizaran acciones positivas por parte de tales administraciones.

En este tiempo hemos solicitado y recopilado datos, revisado informes, incluso una inspección visual de los edificios que son sede del museo (Casa de Castril y Casa Latorre), gracias a los cuales podemos determinar que la indiferencia de las citadas administraciones y su falta de acuerdo suponen el principal motivo para que se cumpla este mes el bochornoso y triste quinto aniversario del cierre del museo.

Pero tenemos la sensación de ser un camino que no terminará de aportar sorpresas, y como ejemplo de ello mostramos la última con la que nos hemos encontrado: en el año 2003 se anunció por parte del Ministerio de Cultura una inversión de más de 6 millones de euros en el Museo Arqueológico de Granada. El anuncio aparece en el diario Abc el 21 de marzo de 2003 y pertenecería al Plan Integral de Museos Estatales, y debiera haberse realizado entre 2004 y 2008. Es evidente que tal inversión nunca se llegó a realizar, aunque si se revisan los datos, sí se cumplió en otros museos como el Arqueológico de Córdoba.

En concreto, hay un informe de 2011 del Ministerio de Cultura en el que se indica que hasta esa fecha se habrían invertido más de 15 millones de euros en el museo cordobés. Lo cual, si lo comparamos con la nula inversión en el de Granada, aumenta el desasosiego y disgusto sobre aquellos que reclamamos una mayor implicación e interés a nuestros responsables políticos y administrativos, quienes tienen que demostrar su eficacia con hechos y no sólo promesas. A la vista de los hechos, los cordobeses hicieron su trabajo, los granadinos no.

Por establecer una comparativa que ilustra aún más el desatino, la inversión prevista tras cinco años de cierre es de un total de 360.000 euros, para aplicar soluciones parciales y realizar una apertura precaria del museo. Surgen por tanto dudas al respecto de aquella inversión prevista y no realizada: ¿Para qué era esa inversión? ¿Por qué nunca se llegó a ejecutar? Y quizá la más inquietante: ¿por qué ninguna institución en Granada, como el Ayuntamiento, ha reclamado tal inversión prometida?

Son cuestiones que debieran haberse aclarado a lo largo de estos años, pero que como es habitual, nadie se ha ocupado de explicar al ciudadano qué fue de aquellas promesas y las razones objetivas para su revocación. Por nuestra parte haremos las averiguaciones oportunas e intentaremos aportar luz a este asunto, e insistiremos en la reclamación de una mayor implicación política por parte de todos aquellos representantes que dicen defender los intereses de nuestra provincia, sea cual sea la administración en la que están.

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.