«Estoy aquí para ayudar al barrio»

Roberto Sánchez lleva ocho años como vocal de Participación Ciudadana de la Asociación de Vecinos San Isidro-Bobadilla y ahora es el nuevo presidente. Su prioridad es ayudar a su barrio, pero tiene muy claro que no esta aquí para enfadarse con nadie y que «con los tiempos que corren» no se puede pedir demasiado.

Roberto Sánchez, presidente de la Asociación de Vecinos San Isidro-Bobadilla

Roberto Sánchez, presidente de la Asociación de Vecinos San Isidro-Bobadilla

Lleva ocho años trabajando por su barrio como vocal de Participación Ciudadana de la Asociación de Vecinos San Isidro-Bobadilla. Hasta la fecha, se ha encargado de todos los trámites burocráticos relacionados con Bobadilla y ahora, Roberto Sánchez, es el nuevo presidente de la asociación vecinal. Sucede en el cargo a Carmen Castillo, que hoy recibirá un homenaje tras más de quince años al frente de la asociación. Como él mismo confiesa, no está aquí para enfadarse con nadie, sino para «ayudar al barrio». Y basta con conocerlo un poco para darse cuenta de su afán conciliador.

¿Qué cambia para usted ahora que es presidente de la Asociación de Vecinos?

En realidad, poca cosa. Llevo ocho años en la asociación, yo mismo me ofrecí porque estaba jubilado y quería hacer cosas por mi barrio. Hasta ahora he sido un vocal ‘comodín’ y, ahora que soy presidente, la diferencia es que comenzaré a firmar documentos.

¿Y cómo ve el barrio?

Bobadilla está bien. Las pocas cosas que van haciendo falta se están haciendo. Pedimos un parque para los niños y nos lo hicieron. También nos han hecho el centro social y la pista polideportiva. Cuando tengo alguna petición, pido cita en los despachos y, hasta ahora, ningún concejal ni funcionario me ha dicho que no.

«Muchas veces se piden cosas a sabiendas de que no se pueden hacer, y eso es pura política»

¿Qué le parece la propuesta de llevar la futura estación del AVE a la Azucarera de San Isidro?

Me parece muy bien. Antes había un apeadero en la Azucarera de San Isidro, así que sólo habría que hacer un desvío y acondicionar las naves que hay allí. Al barrio le vendría muy bien un proyecto así.

¿Cuáles son sus proyectos para el futuro inmediato?

En Bobadilla hay mucho tráfico, por la carretera pasan los camiones de Puleva y hay congestión. Conseguimos que el autobús no entrara al barrio, pero sigue habiendo tráfico. El problema es que no hay dinero para eso ahora. También nos gustaría que se recuperara la iglesia que hay en el recinto de la azucarera y que se pusieran los aparatos biosaludables. Pero, en general, el barrio está bien, y somos conscientes de que con los tiempos que corren no se puede pedir demasiado.

¿Qué piensa de la politización de las asociaciones de vecinos?

Que es cierta. Muchas veces se piden cosas a sabiendas de que no se pueden hacer, y eso es pura política. A mí no me obliga nadie de ningún partido a votar nada. Me llevo bien con el actual equipo de gobierno porque lo que voy pidiendo lo hacen. Con los de antes también me llevaba bien, pero lo cierto es que las cosas se están haciendo ahora.

(28-02-2012)

 

 

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.