«No podré resistir pérdidas otro año»

Aunque celebran la llegada de financiación para las obras del metro, muchos comerciantes del Zaidín no creen poder aguantar hasta 2013, la nueva fecha fijada para la conclusión de los trabajos. Insisten en olvidar el soterramiento del tranvía para acelerar su puesta en marcha.

 

Fachada de uno de los establecimientos del Zaidín cerrado a consecuencia de las obras.

Al otro lado de la barra, Carlos Roberto Martín espera la llegada de algún cliente. Los habituales de la mañana ya han pasado por el bar, Cafetería Cris, y el perfil desolado de la Avenida de América, parecida a un plató de Western abandonado por el que no pasan ni los característicos arbustos rodantes, disipa cualquier expectativa de que entre alguien de paso.

Carlos R. Martín, propietario de la cafetería Cris.

“Antes de que se iniciaran las obras del metro, esta avenida era una zona de tránsito habitual. Ahora apenas tiene vida”, explica Carlos, que fundó la cafetería junto a su mujer hace 16 años. Desde 2010 –lamenta- no tienen beneficios, con lo que las más de doce horas de trabajo diarias de la pareja “no sirven ni para cubrir» gastos. “Estamos invirtiendo nuestros ahorros para mantener abierto el bar, a la espera de que concluyan las obras para ver si la zona recobra su dinamismo pasado”, confiesa este hostelero del Zaidín, que se ha planteado cerrar en más de una ocasión. “Sigo resistiendo porque a mi edad buscar otro empleo con la que está cayendo o trasladar la cafetería me parece un suicidio”, reconoce.

De ahí su urgencia porque concluyan el metropolitano de Granada. A su entender, las administraciones «no se han preocupado» de la situación de los pequeños comerciantes y hosteleros afectados por las obras. «Cuando lo ‘hacen’ solo crean falsas expectativas», comenta, citando como ejemplos los plazos dados por la Junta -«empezamos por 17 meses y mira por dónde vamos- o las bonificaciones anunciadas por el gobierno local. «El Ayuntamiento prometió hace poco exenciones del IAE, impuesto que ni siquiera pagamos, así que no entiendo qué clase de ayuda es ésa. Si de verdad quieren apoyarnos, que retiren otras tasas municipales, como la de la basura, que sí nos afecta, que inicien campañas para promover las compras en la zona y que se olviden del soterramiento para acabar antes», sugiere Carlos Roberto.

Fabrizzio Morales, en el interior de Modas Mandrágora.

Esta última propuesta -es decir, que el metro circule en superficie– es una máxima común compartida por los pequeños empresarios de la zona, entre ellos, Frabrizzio Morales, que regenta Modas Mandrágora. «Así evitarían que se eternicen los trabajos, como ha sucedido en Ronda», advierte. Teme, sin embargo, que el cierre de su negocio sea «inevitable» en cualquier caso. «Las ventas han caído un 70% y el stock se acumula en el almacén», sin que las múltiples ofertas y promociones cambien esta tónica. «Llevo más de un año sin beneficios y no podré resistir pérdidas un año más», lamenta, señalando en el periódico el nuevo plazo fijado por la Junta para la conclusión de las obras: 2013.

Fabrizzio inauguró su tienda de moda en 2007, «poco antes de que iniciaran las obras». Tuvo que invertir una gran cantidad para hacer realidad su sueño: una  boutique que combinase marcas internacionales difíciles de adquirir en Granada con otras nacionales. Como los demás, recuerda el constante trasiego de viandantes y coches en la avenida. Aquellos tiempos quedaron enterrados en una zanja. «Inicialmente lo cercaron todo, dejando la calle sin acceso. Después paralizaron las obras, mientras discutían el soterramiento del metro. Cuando por fin abrieron un carril, no quitaron los carteles de solo acceso para residentes. Así fueron matando la vida de la zona», se entristece este joven empresario, para que el que resulta «injustificable que no se hayan tomado medidas antes».

«El Ayuntamiento no se ha preocupado de la urbanización de las calles afectadas por las obras, dejando que mueran sus comercios. Tenían que haber luchado por nosotros, en lugar de limitarse a usar los retrasos para criticar a la Junta. De hecho, nunca se han pasado por aquí para informarse de nuestra situación. Lo hicieron los socialistas, aunque en campaña. El PP ni siquiera en época electoral», critica Fabrizzio, entristecido por la «falta de apoyo» de ambas administraciones.

Las-obras-del-metro-llevan-meses-paralizadas-en-el-Zaidín.

Mientras empresarios como Fabrizzio afrontan un cierre «inminente», otros se han visto obligados a cambiar de zona o incluso a abandonar el barrio. Es el caso de  la cristalería Herrera, con más de medio siglo de historia a sus espaldas, o Toy Planet, toda una institución para la infancia del Zaidín, ya que de sus almacenes han salido muchos de los regalos de Reyes. «Las ventas bajaron tanto que nos vimos obligados a ampliar el negocio con la apertura de otra tienda en Pedro Antonio», comenta uno de los dependientes de esta juguetería, motivo de atascos en el pasado: «los coches se agolpaban en sus inmediaciones, sobre todo en fechas señaladas, con lo que eran frecuentes los embotellamientos en la zona», recuerdan los vecinos.

«Desgraciadamente, las obras del metro se han llevado por delante muchos negocios del barrio. La avenida de América es un claro ejemplo», señala una trabajadora del centro de belleza Pilar Ruiz, cuyo establecimiento está rodeado de escaparates vacíos y persianas cerradas a cal y canto con letreros en los que se lee: ‘se traspasa’, ‘liquidación total’ o ‘nos hemos trasladado a…’

Obras del metro en el tramo de la Avenida de América.

«Me consta que todos han sido víctimas del tranvía: dos colchonerías, una pequeña frutería, dos inmobiliarias, una tienda de ropa…», dice enumerando los casos que conoce personalmente. Entre los comercios sumidos en la bancarrota se encuentra la tienda de modas Pretexto, cuyo propietario «aguantó más de un año con una zanja en su acera y vallas que impedían el acceso a los clientes», recuerda Montserrat Vargas, miembro de la asociación de comerciantes Zaidín Vergeles y encargada de Deportes Olimpo.

“No nos han dado la oportunidad de afrontar la crisis como el resto, agravando los malos tiempos que atravesamos con las obras”, explica Montse. «El Zaidín está perdiendo su nutrido tejido empresarial, que opta por dejar el barrio para instalar sus negocios en otras zonas. También se alejan las posibilidades de implantar nuevas empresas: nadie se plantea abrir en un lugar en obras», lamenta.

El aval de 130 millones incluido por la Consejería de Obras Públicas en los presupuestos de 2012 para la ejecución del metro ha reabierto las esperanzas de resistir los malos tiempos sin necesidad de abandonar el barco. Entre tanto, el pequeño comercio sigue luchando para que «se cumpla el nuevo plazo fijado» sin que más negocios resulten arrollados en el camino.

(01/11/2011)

Comentarios en este artículo

  1. […] a Avenida de América. En cualquier caso los comerciantes de todo el trazado desesperan, GranadaiMedia ha recogido sus opiniones en este reportaje. […]

    Resumen de actualidad durante el mes de Octubre
  2. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com:   Fachada de uno de los establecimientos del Zaidín cerrado a consecuencia de las obras. Al otro lado de la barra, Carlos Roberto Martín espera la llegada de algún cliente. Los habituales de la mañana ya han pasado por e……

    Bitacoras.com
  3. LORENA, ENHORABUENA, POR ESTE REPORTAJE, ESTA VEZ TE GANASTE EL SUELDO.

    Juande Jiménez
  4. Es muy triste que los malos manejos del erario publico, la ignorancia en materia contractual y la falta de conciencia y buena fe de quienes ejercen la administracion publica, terminen con los esfuerzos, las ilusiones, el dinero, los ahorros de personas que vivian de su negocio por años y gente joven que se dejó llevar por el deseo de superación y la creencia del buen actuar, el ejemplo de los suyos y su lucha por el trabajo.

    VERGUENZA PARA QUIENES HAN MANEJADO ESTE TEMA DEL METRO.

    LUCY ELENA ANGULO.
  5. Aparte de como amiga de Fabrizzio, como granaína que emigró, tengo que decir que Granada da pena, pero pena en el alma. Este verano estuve bastante tiempo allí y era deprimente el ambiente alrededor del trazado del metro: media ciudad parece estar llena de barricadas mientras que en los tramos ya acabados (en sus extremos)las plantas crecen entre los railes y las traviesas. Mi abuela vive en camino de Ronda e ir a visitarla es una odisea. El comercio en Granada era de lo poco que siempre funcionaba y con esta obra faraónica, se lo han cargado. Y digo yo: ¿No habría sido mejor hacerlo por trozos en lugar de levantar todo a la vez? ¿Cómo es posible que con la que hay liada el alcalde siga siendo el mismo y por mayoría absoluta? Igual me pierdo algo, ya he dicho que por desgracia ahora vivo fuera, pero en ningún sitio, que sepa yo, se abre toda la ciudad a la vez: si tienes dinero para hacer 5 km hazlos, no abras 10…

    marga martin
  6. […] comerciantes del barrio abrieron, de hecho, este debate a principios de septiembre debido a su asfixia económica. Reclamaron entonces retomar el proyecto que inicialmente planteó el Gobierno andaluz -es decir, […]

    Una comisión estudiará el trazado del metro en el Zaidín, Granada | GranadaiMedia
  7. […] “No podré resistir pérdidas un año más” […]

    Firmas contra el tráfico soterrado en el Zaidín, Granada | GranadaiMedia
  8. […] más los trabajos nos llevará a la ruina y soterrar los vehículos nos restará escaparate”, señaló uno de los empresarios más antiguos […]

    La Junta mediará para modificar el trazado del metro | GranadaiMedia
  9. […] a Avenida de América. En cualquier caso los comerciantes de todo el trazado desesperan, GranadaiMedia ha recogido sus opiniones en este reportaje. […]

    Resumen de actualidad durante el mes de Octubre | ecomovilidad.net

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.