Necesitamos un Norte

La situación con los comedores escolares de Norte se repite cada año. Un claro ejemplo de la hipocresía que reina entre nuestros gestores públicos y responsables políticos. Muchos de ellos hicieron carrera en el barrio.