Óscar, el cocinero de Casería

Óscar, cocinero de Granada Educa y vecino de Casería de Montijo, está trabajando voluntariamente, junto a otras 14 personas, en un programa que reparte alimentos elaborados a vecinos del distrito Norte. Una gota en el océano de necesidades del barrio que, si nadie remedia, tiene fecha de caducidad.

Óscar González cocinero de Casería de Montijo

Óscar González está dispuesto a renunciar a sus vacaciones para seguir cocinando para sus vecinos.

Le gusta servir a los demás, casi siempre detrás de los fogones. Desde el pasado mes de abril, Óscar González, cocinero de la Escuela Municipal Luna, ubicada en Casería de Montijo, está preparando también alimentos para familias necesitadas del distrito Norte.

Óscar acompañó este jueves, 20 de julio, al concejal de Bienestar Social, Fernando Egea; al tesorero del Banco de Alimentos de Granada, Enrique Pariente; y a voluntarios de Cáritas Diocesana y de Limpiezas Castor en la presentación de esta iniciativa que se apoya en el voluntariado y que coordinan dos áreas del Ayuntamiento de Granada, la de Egea y la de Educación, cuyo concejal, Jorge Saavedra, es el alcalde del barrio.

Según explicó Egea en la rueda de prensa, con de esta actuación se han beneficiado unas 30 familias de la zona Norte, uno de los barrios ignorados de Andalucía y donde los hogares con todos sus familiares en paro se cuentan por miles.

El Ayuntamiento de Granada valora en 20.000 euros esta iniciativa, a la que el Banco de Alimentos ha aportado más de 4.000 kilos de alimentos, elaborados por Óscar y otros seis cocineros de la Fundación Granada Educa y repartidos por voluntarios de Cáritas como Pepe Martín Cuberos y su esposa.

No se trataba, explicó Egea, de crear un comedor para sentar a la mesa a varias familias necesitadas, sino de una actuación más discreta que permite a las familias, seleccionadas por los Servicios Sociales del Ayuntamiento en el distrito Norte, llevar a su casa los alimentos elaborados.

Con fecha de caducidad

Es una gota en el océano de necesidades de muchos habitantes de la zona Norte que tiene fecha de caducidad. El próximo 28 de julio, si nadie lo remedia, el programa pone pausa. Óscar está dispuesto a seguir cocinando y renunciar a sus vacaciones, el Banco de Alimentos seguirá abierto en verano, tres veces por semana, indicó Pariente; y los voluntarios de Cáritas también están dispuestos a seguir aportando su granito de arena… ¿Entonces por qué parar?

rueda de prensa reparto alimentos elaborados en Norte

Rueda de prensa para presentar el programa.

El concejal de Bienestar explicó que la razón fundamental es que la Escuela Municipal Luna cierra por obras en agosto para ponerla a punto de cara al próximo curso escolar. Sería necesario, aseguró, buscar una nueva sede para el programa y contar también con los compañeros de Óscar.

La solución al inconveniente del local la propuso uno de los representantes de Cáritas, que recordó que su organización benéfica había entregado recientemente a la asociación de parados de Casería de Montijo una furgoneta para garantizar el reparto de alimentos, que realizan en la propia parroquia del barrio ante la negativa sistemática del Ayuntamiento de Granada a cederles un local.

¿Por qué no cederles un local y que esa asistencia se canalice por esta vía?, preguntó el representante de Cáritas. Egea se comprometió a «estudiarlo».

(20/07/2012)

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.