Clara es desalojada de la Casa del Aire

La Casa del Aire tiene desde hoy una inquilina menos. Clara Martínez ha entregado esta mañana las llaves de la que fue su vivienda durante 23 años. En esta ocasión, Stop Desahucios no ha podido impedir el desalojo debido al inusitado despliegue policial que ha permanecido durante toda la noche.

casaaire-desahucio #stopdesahucios

La Policía ocupa la Casa del Aire con antelación a la hora prevista para el desahucio de Clara. FOTO: Lucía Rivas

A Clara Martínez no le ha quedado más remedio que entregar  la llave de su vivienda de la Casa del Aire a la autoridad judicial. Ha sido a primera hora de la mañana en medio de un impresionante despliegue policial de antidisturbios, muchos llegados desde Almería. Hasta quince ‘lecheras’ estacionadas se podían contar en el Arco de Elvira.

Las personas concentradas en la calle Zenete, muchas de ellas del colectivo 15M y de su protaforma Stop Desahucios, no han podido evitar que la formalidad del trámite ordenado por el juez se produjera a primera hora de la mañana.

Herido-desahucio-Zenete

La persona herida trata de limpiarse la sangre.

Eran las siete y media cuando los indignados han tratado de dificultar la operación sentándose en medio de la calle y oponiendo resistencia pasiva al desalojo. Pero la Policía, que tenía orden de impedir las aglomeraciones, ha procedido a apartarlos uno por uno hasta una zona donde no entorpecieran su actuación. En ese forcejeo que se ha producido al arrastrar los cuerpos, uno de los que allí se manifestaban ha resultado herido con una pequeña herida en la nariz y con contusiones en uno de los dedos de su mano que, según asegura, ha sido producto de una «agresión policial» (Escuchar audio).

Sounds from Wednesday morning by granadaimedia

Los representantes de la plataforma Stop Desahucios estudian la posibilidad de denunciar lo que consideran una agresión pero ninguno de ellos pudo ver la placa del agente que supuestamente se extralimitó en sus funciones.  No han faltado las recriminaciones hacia la actuación policial, algunos insultos aislados y mucho malestar por cómo se ha desarrollado la actuación.

En esta ocasión, a todos les ha pillado por sorpresa. La operación se adelantó a la tarde del martes cuando un inusitado despliegue policial tomó la calle Zenete con intención de impedir lo que había sucedido en los otros dos intentos de desahucio: que los ciudadanos se concentraran y taponaran la calle haciendo imposible el desalojo.

La Casa del Aire se había convertido para los indignados del 15M en un símbolo de la resistencia frente a la especulación urbanística en el barrio. La inquilina hoy desahuciada era una de los dos vecinos cuyo domicilio figuraba en este inmueble catalogado por la Junta de Andalucía y desde hace años abandonado a su suerte.

En realidad, la inquilina dejó hace tiempo la vivienda en alquiler por la presión de la inmobiliaria y tras perder el juicio con la empresa propietaria del inmueble, Edivara-Varasol. Por tanto, no se trataba de una cuestión de desamparo, de que pudiera verse en la calle de la noche a la mañana.

Esta mañana, tras formalizar la entrega de la llave, Clara Martínez mostraba a los medios su indignación por el trato recibido y advertía de que cualquiera puede verse mañana en su misma situación. Culpa a las administraciones -Junta de Andalucía y Ayuntamiento de Granada-  de no haber exigido a la propiedad mejoras en el inmueble, y a la Justicia por dictar sentencias que favorecen la especulación, en contra de los más débiles.

Decepcionada por el desenlace, Clara Martínez ha abandonado el lugar junto al resto de amigos que le han apoyado en su lucha contra la inmobiliaria del edificio. Sobre la marcha, la plataforma Stop Desahucios ha convocado a las 12 horas una concentración de protesta en Plaza Nueva, frente a la sede del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, para denunciar la decisión judicial de ordenar el desalojo.

(14-12-2011)

CRÓNICA DEL MARTES

Se adelantaron. Poco después de las ocho de la noche apareció la Policía en la Casa del Aire, en la calle Zenete del Albaicín. Manaña miércoles, 14 de diciembre, a las 8:00 horas, estaba previsto el tercer intento de desalojo de Clara Martínez, una de sus dos únicos vecinos.  El juicio con la empresa propietaria del inmueble lo perdió y se vio obligada a trasladarse a otra vivienda, pese a que aún no se le ha podido notificar la orden desahucio.

Para evitar que se produjera el trámite administrativo del desahucio, el 15M había convocado una acampada en el interior del inmueble desde las 23 horas, pero la Policía llegó antes y acordonó la zona con un despliegue que incluía varias ‘lecheras’. Más de medio centenar de agentes tomaron los cien metros de calle donde se sitúa el inmueble.

La Policía venía con las llaves del inmueble, pero no consiguió abrir. Al parecer fue un familiar de Manuel, el otro inquilino, quien les abrió la puerta desde dentro. El abogado de Stop Desahucios, Pepe Iglesias, que pudo entrar en el interior del inmueble, aseguró a los periodistas que dentro permanecían unas 10 personas, 3 ó 4 niños entre ellos, pero ajenas al colectivo solidario; todas ellas familiares del otro inquilino, Manuel, a quien la Justicia le ha dado la razón en primera y segunda instancia porque disfruta de un contrato indefinido. «La Policía les impide estar en las zonas comunes del edificio y eso los ha obligado a meterse dentro de la vivienda de Manuel», explicó el abogado.

Clara, la inquilina que quieren desahuciar, no se encontraba dentro del inmueble cuando llegaron los agentes. A última hora de noche la afectada ha aparecido escoltada por dos agentes de la Policía. Ha tenido, no obstante, que acreditarse para acceder a lo que en su día fue su vivienda.  En la orden de desahucio, el juez, en vista de la ocurrido en las dos anteriores ocasiones, adelanta el despliegue policial un día antes para evitar las aglomeraciones y establece que un dispositivo policial haga guardia hasta las 8 de mañana, hora que marca la orden de desahucio.

La treintena de personas que se concentraron en las inmediaciones del inmueble, la mayoría simpatizantes del movimiento 15M, decidió tras una improvisada asamblea a escasos metros de la vivienda abandonar el lugar y regresar a primera a primera hora de la mañana, sobre las 7:00 horas, para protestar por el desalojo. La propia afectada, que en un principio tenía intención de pasar la noche en el interior de la vivienda, abandonó el lugar con las personas que hasta ahora le han ofrecido su apoyo.

No es el primero ni será el último desahucio de Granada. El abogado Pepe Iglesias sostiene que una treintena de personas de Granada están amenazadas por un inminente desalojo.

Pepe Iglesias, abogado de #Stopdesahucios, en la Casa del Aire by granadaimedia

(13-12-2011)

Más sobre la Casa del Aire y #StopDesahucios:

Comentarios en este artículo

  1. […] desahucio a primera hora de la mañana de Clara Martínez, inquilina durante 23 años de la Casa del…, en el Albaicín, se ha saldado con varios incidentes después de que la plataforma Stop Desahucios […]

    Incidentes en los juzgados tras el desahucio | GranadaiMedia
  2. […] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos Desalojo en la Casa del Aire del Albaicin granadaimedia.com/otro-intento-de-desalojo-en-la-casa-del…  por k4rlinh0s hace […]

    Desalojo en la Casa del Aire del Albaicin
  3. que no digan que le 15M estaba metido en esto. los que protestaban son los de siempre, muy pesados y aburridos.
    el 15 M no tiene nada ver con ellos. los de la casa del aire son unos matados y aprovechados que se apuntan a cualquier carro que lleve gente.

    marga
  4. qué fácil es criticar protegidx por una pantalla. cobardía

    Uve
  5. […] carril de la Lona y la calle Zenete. Un grafiti que no va con él, como tampoco el que alude a un reciente desahucio promovido por un inmobiliaria a escasos metros de su vivienda, a la que se le tilda de […]

    Pintada guerracivilista en un carmen catalogado | GranadaiMedia

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.