Dos vidas de comedia y drama

Pablo López y Josefina Ramírez son un matrimonio de actores que desde hace nueve años reside en la Chana y que ha pisado escenarios de toda España a lo largo de su nutrida trayectoria. De sus tres hijos uno es también actor y tienen un nieto que estudia interpretación.

Josefina y Pablo en su casa de la Chana

Josefina y Pablo, a la entrada de su casa en la Chana

Toda una vida sobre las tablas. Así podría resumirse la historia de Pablo López León y Josefina Ramírez, un matrimonio de actores que desde hace nueve años reside en la Chana y que ha pisado escenarios de toda España a lo largo de su nutrida trayectoria. La de ellos es una vida transcurrida de drama en drama y de comedia en comedia, una vida marcada por el arte de la interpretación que comenzó muy pronto.

Ya desde el colegio Pablo López  destacó por sus aptitudes para el teatro y al poco tiempo entró a formar parte de distintas compañías (con Valeriano León, con Carmen Rossi, con Aurora Redondo…) , primero como apuntador, después como actor y finalmente, y sobre todo, como director, la faceta profesional con la que más disfruta. «Sé reconocer cuando una persona tiene aptitudes para el teatro y sé cómo dirigirla para que el espectáculo sea bueno», apunta García.

Precisamente su habilidad para dirigir la escena le hizo merecedor, en 1978, del Premio Nacional a la mejor adaptación y dirección teatral durante la I Semana Nacional de Sordos. En Madrid, con la obra La sombra pasa, la Agrupación de sordos de Granada recibió el primer premio gracias a la labor de Pablo López, también candidato al primer premio en sucesivas ediciones y reconocido por la crítica periodística catalana un año después por la dirección y montaje, en este mismo certamen, de la obra La locura de amor.

Su paso por los escenarios ha estado cubierto de éxitos y gloria, pero también de penas. Miembro de una familia de cinco hermanos, huérfano de padre desde muy pequeño, Pablo tuvo que cambiar los libros por las herramientas cuando tan sólo tenía trece años. Era un estudiante brillante y por eso le concedieron una beca para continuar sus estudios, pero finalmente esa ayuda económica que le permitiría continuar su formación se esfumó «a causa de una ayuda de sesenta pesetas mensuales que recibía mi madre tras la muerte de mi padre».

actores de la Chana, Granada

Josefina y Pablo repasan los recortes de prensa y las imágenes de su paso por los escenarios

Se dispuso entonces a trabajar, primero alquitranando carreteras, después en otros oficios, pero sin abandonar su gran pasión. Ingresó en el Liceo de Granada para hacer teatro y desde entonces ha recorrido pueblo tras pueblo, muchas veces caminando y durmiendo en estaciones de tren; otras, en hoteles de cinco estrellas, y en ambos casos siempre con una sonrisa en el rostro.

«He hecho zarzuela y mucho teatro y he luchado con gusto porque aunque he vivido una vida pobre he conocido a mucha gente buena, que es lo que yo quería», señala. En ese ir y venir conoció a Josefina, que por entonces llevaba ya unos años en la radio, en la emisora ‘La voz de Granada’. «Desde que nos conocimos empecé en el teatro y salvo estos últimos años que llevo en la Chana él ha dirigido todas mis interpretaciones», explica Josefina.

Ramírez sigue aún sobre el escenario, en la compañía ‘Teatro para un Instante’. Es la Bernarda Alba del ciclo lorquiano de teatro estable que lleva a cabo la compañía residente del barrio de la Chana y ya trabaja en el próximo espectáculo, Yerma, que se estrena el próximo 1 de diciembre.

A lo largo de los años ha hecho teatro, junto con Pablo, en Juventudes Musicales; fue convocada por Juan Antonio Bardem para hacer un papel en la película ‘Lorca, muerte de un poeta’, en la que también participó su marido, e intervino también en una película alemana rodada en Guadix «que no se ha emitido en España».

Josefina ha compartido su pasión por la radio (estuvo alrededor de seis años en la Ser) con su amor hacia el teatro y en la actualidad continúa en escena. «Sigo haciendo lo que puedo pero soy consciente de que el tiempo juega en mi contra», confiesa. «hay muchos personajes que ya no puedo hacer, los papeles se tienen que ceñir a mi edad», añade.

En su día a día, comparte escenario con uno de sus hijos, también integrante de Teatro para un Instante. Josefina y Pablo forman un matrimonio unido, entre otras cosas, por su amor al teatro. Tienen tres hijos y seis nietos, uno de ellos tocado también por el don de la interpretación y estudiante de la Real Escuela Superior de Arte Dramático (Resad) de Madrid.

Viven en un amplio piso de la Chana. Pablo, ya retirado de los escenarios y de su trabajo en Hacienda, en el que permaneció 40 años; y Josefina, aún en activo. Más de 2.000 películas y numerosos recuerdos, diplomas y homenajes del teatro pueblan las estanterías y paredes de su casa, un piso de alquiler «por elección propia». «Nunca hemos tenido propiedades, siempre hemos estado de acuerdo en que queríamos vivir de alquiler con la libertad que eso conlleva», explican.

Cada mañana salen a una cafetería del barrio a desayunar, una costumbre que mantienen, «siempre que se ha podido», desde hace más de cincuenta años, el tiempo que llevan juntos. A la entrada de su casa, unos versos de Rafael Guillén resumen el espíritu de esta familia generosa, querida en el barrio y dedicada al arte y el prójimo: «Pasad, ésta es mi casa/ Es pobre, ya lo veis; pero a la entrada/ montan guardia el amor y la ternura/ Pasad, éste es mi barco/ Traspasando este umbral, entrando/ salgo del universo/ Ésta es mi mano, amigos/ Pasad, éste es mi abrazo».

(14-11-2013)

Comentarios en este artículo

  1. […] Pablo García y Josefina Ramírez son un matrimonio de actores que desde hace nueve años reside en la Chana y que ha pisado escenarios de toda España a lo largo de su nutrida trayectoria. De sus tres hijos uno es también actor y tienen un nieto que estudia interpretación. via GranadaiMedia https://granadaimedia.com/pablo-garcia-y-josefina-ramirez-actores-teatro-chana-granada/ […]

    Dos vidas de comedia y drama #Granada | Timocracia Granada
  2. Entrañable pareja. Me alegra verlos.

    Fernando N.

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.