Paralizado un desahucio en el barrio

Concentración frente a la vivienda de Liliana y Juan Carlos para frenar el desalojo

Concentración frente a la vivienda de Liliana y Juan Carlos para frenar el desalojo

Más de 150 personas convocadas por el Grupo Granada Stop Desahucios del 15M han logrado paralizar, al menos de momento, la orden de desalojo que pesaba sobre una familia del Zaidín por no poder hacer frente a su hipoteca con Banesto.

Concentrados bloqueando el portal que da acceso a la vivienda

Concentrados bloqueando el portal que da acceso a la vivienda

Tras una mañana en vilo, Liliana Gómez, sus dos pequeños y su hermano Juan Carlos pueden respirar tranquilos. Estaban en manos de la solidaridad ciudadana para evitar quedarse en la calle arrastrando, además, la deuda. Y el barrio ha respondido. Al grito de “Zaidín, despierta, el desahucio está en tu puerta” y “nuestros vecinos no están solos” multitud de personas se han concentrado en la puerta de su vivienda, situada en la calle Zamora, para evitar que se hiciera efectivo el desahucio. Aunque la orden de embargo estaba fijada para las once, la movilización se ha prolongado hasta pasadas las 14.30 horas –hora de cierre de los juzgados- para evitar que se aprovechara su disolución para proceder al desahucio.

La concentración ha reunido a más de un centenar de vecinos

La concentración ha reunido a más de un centenar de vecinos

Eso sucedió en el caso de Mohass y Alima, una matrimonio del barrio con cinco pequeños a los que han dejado en la calle por adeudar 600 euros a CajaMadrid –integrada en Bankia actualmente, según ha hecho público Stop Desahucios. Así, aunque la orden de desalojo de esta familia estaba planificada para primera hora de la mañana se hizo efectiva más de tres horas después. “Aprovecharon que continuamos la protesta en la sucursal de CajaMadrid con la que firmaron su hipoteca, pensando que ya había pasado el tiempo estipulado por ley, para hacer efectivo el embargo cambiándoles la cerradura. Mientras, su director nos entretenía dejando entrever la posibilidad de concederles una dación en pago”, critica el colectivo.

Los vecinos han aprovechado para recordar algunas cuestiones sobre el estado de las relaciones entre banca y ciudadanos

Los vecinos han aprovechado para recordar algunas cuestiones sobre el estado de las relaciones entre banca y ciudadanos

De ahí que en esta ocasión hayan alargado la concentración. “Dependiendo del juez podría autorizar el desalojo por la tarde, pero supondría dejar a estas personas en situación de indefensión”, señala Pepe Iglesias, abogado de Granada Stop Desahucios, quien recuerda que han intentado negociar con Banesto un alquiler social o una dación en pago para la familia, propuestas que la entidad rechaza.

En el caso de Liliana el banco incluso se ha negado a alquilarles la casa por un año, plazo en el que espera “ahorrar para los pasajes” que le permitan retornar a su país natal, Ecuador, junto a sus pequeños.

“Nuestro objetivo es que nadie tenga que abandonar su hogar. En caso de que el banco no acepte un alquiler, intentamos conseguir una dación en pago para que la entrega de la vivienda salde la deuda, ya que es ilógico que sigan arrastrando la hipoteca tras quedarse en la calle”, sostiene Iglesias, quien subraya la importancia de la movilización ciudadana para conseguirlo.

“Los bancos tienen multitud de viviendas vacías que ni siquiera pueden vender, pero siguen echando a la gente a la calle”, recrimina Stop Desahucios que defiende la ocupación, agrega, frente a esta injusticia. “Ya hemos ocupado dos viviendas en Granada y pensamos tomar más”, anuncian.

La convocatoria se ha alargado hasta bien entrado en mediodía

La convocatoria se ha alargado hasta bien entrado en mediodía

El colectivo, que lleva a cabo una campaña para denunciar los abusos de entidades financieras como Banesto, Santander,PopularBBVA o Bankia, tiene pendientes unos sesenta casos en la provincia. Esta misma mañana otra familia del barrio, con residencia en una calle cercana, ha solicitado su ayuda.

De ahí la necesidad de conseguir financiación para las actividades de protesta que realizan (hay que tener en cuenta que el colectivo acumula más de 10.000 euros en multas por supuesta alteración del orden público). Con esta idea organizan en el marco de las fiestas del barrio una comida y la rifa de un cuadro –en la caseta reivindicativa el 7 de septiembre, a las 14.00 horas– para conseguir fondos que les permitan seguir luchando para que ningún desahucio se quede sin respuesta.

(06/09/2012)

Comentarios en este artículo

  1. Cómo me gusta vuestro trabajo compañera ^^

    Pilar

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.