Publicidad

Un deslizante punto negro

Vecinos del Zaidín se quejan de la inseguridad de la rotonda situada entre las calles Emir y Beethoven. Los propios técnicos municipales han sido testigos casuales de su siniestralidad cuando probaban técnicas para subsanar el problema.