Piden auditar la deuda del Ayuntamiento

El grupo municipal de IU ha presentado una moción para auditar lo que califican de «deuda ilegítima» del Ayuntamiento de Granada, calculando en casi 10 millones de euros lo que se ha pagado en «intereses abusivos» de los bancos.

Los concejales del grupo municipal de IU han presentado una moción en la que piden auditar la deuda del Ayuntamiento de Granada. Uno de los puntos principales apunta a la polémica deuda contraída a través del Plan de Pago a Proveedores, en concreto, lo que el portavoz de la coalición de izquierdas, Francisco Puentedura, califica de «intereses abusivos», que calcula en un pago «de más» a las entidades financieras entre 2012 y 2014 de 9,75 millones de euros.

Lo que pide IU es que el Ayuntamiento se sume a la iniciativa de Plataforma Auditoría Ciudadana de la Deuda (PACD), que propone una auditoría ciudadana de la deuda municipal, y cuyas iniciativas ya se están aplicando en diferentes municipios a lo largo de la geografía española. Puentedura explicó que, para su partido, «la deuda ilegítima es aquella contraída, creada y utilizada en contra de los intereses de la mayoría de la población, vulnerando los derechos sociales».

IU apunta directamente a la diferencia entre los intereses que los bancos cobran al Ayuntamiento por los préstamos para pagar a proveedores, del 6 por ciento, cuando el interés que se cobra a esos mismos bancos por el préstamos de dinero público es de apenas el 1 por ciento, entendiendo que el pago en los dos primeros años se ha incrementado en casi 10 millones de euros «de manera ilegítima».

Entiende el partido, según aclaró también en nota de prensa, que «esta deuda se ha contraído por el Ayuntamiento de Granada a raíz de que en el año 2012, como resultado de una mala gestión municipal, el Gobierno Central impuso el pago de las facturas pendientes a los proveedores obligando a un plan de ajuste y acompañado de créditos bancarios sin conocer ni la entidad ni el tipo de interés».

Cree la coalición que «estos créditos podrían haberse financiado a través del Banco Central Europeo, lo que hubiera permitido evitar la intermediación de los bancos y así rebajar los intereses». El «mecanismo de sometimiento al interés crediticio de los bancos» impuesto por el Ministerio de Hacienda, que condiciona toda la economía municipal a un plan de ajuste y al pago de la deuda con los bancos.

El Ayuntamiento de Granada, según desarrolla IU «como consecuencia de este decreto», se vio «obligado» a la firma de operaciones de crédito «con entidades bancarias privadas», por una cuantía de alrededor de 109 millones de euros, a un 6 por ciento de interés que suponen alrededor de 40 millones de euros en toda la vida del préstamo. «Todo ello al mismo tiempo que estas mismas entidades bancarias se estaban financiando al 1% con fondos públicos y además recibían dinero también público a fondo perdido y conculcándose gravemente los recursos públicos».

La moción completa se puede consultar desde aquí.

Comentarios en este artículo

  1. […] las cosas empieza por admitir que el Ayuntamiento está quebrado e intervenido por Hacienda, pero también no dedicarse a buscar que pancarta agarrar sin hacer pedagogía sobre los problemas, […]

    Torres Hurtado es una actitud | Canifero

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.