Pintadas en contra de Israel en San Gregorio

En la Cuesta de San Gregorio, en el bajo Albaicín, han aparecido varias pintadas en inglés contra Israel donde se compara al Estado judío con el nazismo. Los mensajes aluden al reciente conflicto entre Israel y los palestinos de Gaza.

Pintada-antisemita

Una de las pintadas en inglés en las que se acusa a Israel de ejercer el terrorismo.

Varias pintadas de gran tamaño en contra de Israel han aparecido en distintos muros y fachadas de viviendas de  la Cuesta de San Gregorio, en el bajo Albaicín. En casi todas se compara al Estado judío con el nazismo y se pide la liberación de Gaza.

Las pintadas están escritas en inglés y se refieren al reciente conflicto desatado en Gaza donde han muerto un centenar de palestinos, la mayoría civiles y entre ellos muchos niños, por la ofensiva del ejército israelí en respuesta al lanzamiento de cohetes sobre su territorio.

Más allá de la opinión que pueda tener uno sobre lo que ocurre en Oriente Medio y de que determinadas comparaciones resultan odiosas, no parece de recibo que se haga propaganda antisemita en las paredes del Albaicín. Lo único que se consigue es emporcar el ya de por sí abandonado barrio, que presume de ser punto de encuentro de distintas culturas y que cada vez tiene menos de Patrimonio y ya no digamos Humanidad.

(25-11-2012)

Comentarios en este artículo

  1. Tremendo¡¡

    Silvia
  2. Antisemitismo en estado puro, sin careta. Asco

    Antonio B.
  3. En primer lugar, decir que no estoy de acuerdo con la forma de esta protesta. En segundo, quiero llamar la atención sobre el (mal)uso del término antisemitismo. En este caso, al igual que en muchos de los actos de protesta que se han llevado a cabo en las últimas semanas, se expresa la repulsa hacia las políticas de exterminio que el gobierno de Israel aplica al pueblo palestino. Poco tienen que ver con el odio racista hacia las personas de origen judío. En este sentido, se debería hablar de pintadas o actos anti-sionistas. Por otro lado, los pueblos semíticos son aquellos que hablan lenguas semitas, que además del hebreo, incluyen al árabe, al fenicio, al arameo o al maltés. Por tanto, no mezclemos churras con merinas, si se quiere denunciar unas pintadas vandálicas, adelante, pero si vamos a meternos en política, ojo! vamos a llamar a las cosas por su nombre, Israel es un estado colonial y genocida.

    Javi
  4. Me imagino Javi que poner que la estrella de David es igual a la esvástica es hablar de Israel y no generalizar llamando nazi a todo el pueblo judio.
    Eso sin entrar en la distinción entre fascismo y nazismo, término del que también por lo que se ve se hace un uso bastante trivial.
    Pero estos son matices sin importancia.

    Silvia
  5. Javi, la aclaración es oportuna porque el término semita engloba también a otros pueblos. Vamos a dar por hecho que del contenido de la pintada no se desprende que el autor sea «enemigo de la raza hebrea, de su cultura o de su influencia», sólo uno más de los muchos ciudadanos que consideran «genocida» al Gobierno de Israel -yo aquí discrepo- pero que recurre al vandalismo. Saludos y gracias por la aclaración.

    Álvaro Calleja
  6. Álvaro, el término antisemitismo está bien utilizado por tu parte, es cierto que los semitas no son sólo los judíos, pero internacionalemente está admitido el antisemitismo como la doctrina que preconiza el odio antijudío. Es un término universalmente aceptado con instituciones internacionales que se dedican estudiarlo. Es un término moderno que surge a finales del siglo XIX en Alemania y Francia como odio al judío, y a diferencia del viejo antijudaismo de raíz cristiana, éste toma componentes raciales. La política antisemita tuvo su culmen en el nazismo y lo que conocemois como HOlocausto. Después de la Guerra mundial hubo una importante reducción de las manisfestaciones antisemitas debido a lo ocurrido aunque este se manifiesta actualmente de tres formas:Desde una parte del mundo musulmán y sectores de la extrema derecha o izquierda con una vuelta al mito conspiratorio(Protocolos delos sabios de Sión, etc; Mediante ataques verbales y físicos a instituciones o personas judías, propaganda visual o escrita en muros, cementerios, etc; y mediante la difusión popular o pseudoacadémica que niega la veracidad del holocausto (lo que conocemos como negacionanismo). Estas pintadas son un ejemplo de ello, al igual que el ataque producido hace unos días a un chico judío en un colegio de Melilla. A veces el antisemittismo se disfraza de antiisraelismo o antisionismo: es un buen disfráz que borrá lo que social y mediáticamente tiene de carga negativa. Otra cosa es criticar determinadas actuaciones del Gobierno de Israel (que no de Israel como Estado)que tiene su sabida en cualquier sitio, aunque me temo que no es este el caso. Un saludo

    Antonio B.
  7. Antonio, gracias por tu comentario. Sé que hay controversias sobre el empleo del término pero en ningún caso pretendo polemizar sobre este asunto. Coincido en que más allá de lo desafortunadas que puedan ser algunas acciones del Gobierno israelí, como lo son las del Gobierno de este país o las de cualquier otro país europeo, percibo cada vez más odio hacia el pueblo judío tanto en sectores de la ultraderecha de este país como de algunos grupos de izquierda. Me da la sensación de que en este país no aprendemos de los errores cometidos en el pasado. Pero éste, no hay que olvidarlo, es un periódico de barrio, centrado en los problemas del Albaicín, un barrio que, como decía en la noticia, presume de ser punto de encuentro de distintas culturas. Al menos eso pregonan nuestras autoridades. Demos entonces ejemplo. Saludos. Álvaro Calleja.

    GranadaiMedia
  8. Como dije, estoy de acuerdo en que las pintadas en un barrio histórico suponen un acto reprochable sin paliativos y admito que mi comentario sobre el origen del término antisemita era inexacto y es perfectamente correcto aplicarlo hoy día al racismo contra los judíos. Pero discrepo de vuestra percepción de un aumento de este fenómeno en sectores de ultraderecha, sólo hay que echar un vistazo a Intereconomía para ver cómo defienden hasta el absurdo las acciones criminales del gobierno de Israel o en sectores de la izquierda (?). Yo insisto, estas pintadas deben enmarcarse dentro de los actos de repulsa hacia los crímenes contra la humanidad que está cometiendo el gobierno de Israel (175 muertos palestinos, 2/3 civiles). Y, por cierto, dar buen ejemplo también es denunciar esto (aunque en esta ocasión no se haya elegido la mejor manera…). Un saludo.

    Javi

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.