La aplicación del Emplea Joven, bajo sospecha

CGT ha denunciado ante el Ayuntamiento las condiciones de los trabajadores del Plan Emplea Joven. Críticas como la falta de seguridad para los especialistas, pero también su uso propagandístico por parte del gobierno municipal.

Emplea Joven

Él sindicato CGT registró este martes un escrito en el Ayuntamiento de Granada denunciando las condiciones de trabajo de los 400 contratados por el Plan Emplea Joven de la Junta de Andalucía, que financia la UE, en el Ayuntamiento de Granada. En el mismo se denuncian incumplimientos de las condiciones del plan, sueldos por debajo de los establecido, falta de materiales y medidas de seguridad o el uso “a disposición” de los trabajadores en horarios de lunes a domingo para funciones que no son las suyas. Pero, además, entre los testimonios también recabados por GranadaiMedia entre los propios trabajadores, se apunta al uso propagandístico por parte del Ayuntamiento, que los obliga a tapar los logos de la Junta o a “rellenar” actos institucionales “para que los concejales estén contentos”.

El Ayuntamiento de Granada ‘rebautizó’ como Plan Integral Municipal de Actuación Sociolaboral (PIMAS) su aplicación del Emplea Joven, que financia a través del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) y debe cumplir ajustándose a las condiciones de la Junta de Andalucía. La disputa entre las dos administraciones por apuntarse el tanto de la creación de empleo en pleno año electoral arrancó con la misma puesta en marcha del Plan, e incluyó en diciembre unas declaraciones de la delegada del Gobierno andaluz, Sandra García, ‘corrigiendo’ al alcalde, José Torres Hurtado, cuando este afirmó haber ‘creado’ él mismo los puestos. Y la disputa por ‘visualizar’ el ‘logro’, que finaliza en abril, se mantiene.

Por ejemplo, en que a los informadores se los obliga a taparse el logo de la Junta de Andalucía cuando acuden a los barrios, y los coordinadores les ordenan que, según testimonios recabados por GranadaiMedia, “ni se le ocurra mencionarla”. Unos coordinadores que son, en su mayoría, contratados por el Ayuntamiento, y por tanto no deben cumplir los requisitos de parados de larga duración menores de 30 años del Emplea Joven, pero que además, según los trabajadores consultados por GranadaiMedia y que prefieren permanecer en el anonimato “nos han puesto como principal función vender que el Ayuntamiento hace muchas cosas, ponernos en las fotos quitándonos el chaleco del plan para hacer bulto o llenar de gente los eventos que tienen los concejales para que estén contentos”.

En total, el Emplea Joven ha supuesto una subvención 3.684.000 euros, de los cuáles el Servicio Andaluz de Empleo ya ha abonado la mitad, 1,8 millones, al Ayuntamiento. El 80 por ciento es financiado directamente por la Unión Europea (UE). Todas las contrataciones propuestas tienen un plazo de duración de 6 meses y jornada completa, incluyendo personal de todos los grupos de cotización. Lo cierto es que el Plan contempla que se paguen sueldos según su titulación a los contratados, es decir, entre 1.600 y 1.700 para los licenciados, aunque a efectos prácticos estos están cobrando unos 900 euros, los diplomados 800 y el resto 700.

El sindicato CGT indicó a este diario que dicha “bajada” de emolumentos se debe a que con los 1.600 euros de subvención por trabajador se cubren tanto la Seguridad Social del empleado como la que debe pagar el Ayuntamiento. También se descuenta “los costes de la formación, que nos consta que no han recibido”, impuestos y otras cotizaciones.

Justo Fernández, de CGT, admite que son “sueldos que para lo mal que está la situación no están mal, pero que incumplen lo estipulado por el Plan y el convenio colectivo del Ayuntamiento”. Actualmente, su sindicato controla el Comité de Empresa del Personal Laboral del Ayuntamiento, pero no era así en julio, por eso denuncia que fue entonces cuando se aprobó una addenda al convenio colectivo que decidía dejar fuera a estos trabajadores. Esta operación, no obstante, se ha repetido en otras ciudades de Andalucía.

“Pero aunque dijésemos que los cubre el Estatuto de los Trabajadores, tampoco se cubre”, aclara Fernández, y añade que “tenemos a técnicos como los electricistas que han estado trabajando casi sin material, y desde luego sin elementos de seguridad como guantes o sin formación en esa línea, ya que nos consta que sólo se les dio una charla de 30 minutos. Tenemos horarios de lunes a domingo, sin aclarar, sin permitirles asuntos propios, usándolos como mano de obra a disposición del jefe de turno para funciones diferentes a las que se les contrató. Y tenemos represalias, como cambiar de puesto a una trabajador que protestó por estas condiciones enviándolo a las carpas de Deportes”.

Juan Antonio Fuentes

El concejal de Personal, Juan Antonio Fuentes, en una comparecencia junto al alcalde. Foto: @albaydero

Entre los testimonios conocidos por GranadaiMedia se apunta a algo que muchos granadinos han podido observar sobre la ejecución del Plan: licenciados en marketing ayudando a picar el abono en las paradas LAC -algo para lo que supuestamente ya están los revisores de dicha línea- o ayudando a llevar las bolsas en el mercado de San Agustín. En el caso del apoyo al pequeño comercio, el plan ha consistido en que durante varios meses los informadores del PIMAS se paseasen por comercios de la Chana y Beiro ofreciéndoles que el Ayuntamiento les crease una cuenta de Facebook y Twitter personalizada, gestionada por los informáticos también contratados. Hasta que el plan finalice, en poco menos de dos meses, claro.

De hecho, fuentes de la Delegación de Empleo explicaron a Granadaimedia que todas esta circunstancias podrían ajustarse perfectamente a lo estipulado originalmente en el Plan Emplea Joven. Si las funciones que desarrollan los diferentes jóvenes contratados se pueden considerar dentro de algunos de los planes presentados a la Consejería de Empleo por el Ayuntamiento, no hay incumplimiento, aunque se trate de que el plan de ‘Puesta en valor de los espacios públicos’ consista en repintar los bolardos de la calle San Jerónimo.

A menos, advierten los sindicatos, que se trate de funciones propias de los empleados municipales de mantenimiento, algo que prohíbe el Emplea Joven. En cualquier caso, estos días ya han comenzado las inspecciones por parte de la Delegación, y CGT estudia junto a otros sindicatos presentes en el Comité de Empresa y la Junta de Personal, como CCOO, llevar todo esto ante la Inspección de Trabajo de Granada.

Y también están casos como el del trabajador que mencionaba CGT, trasladado a las carpas al aire libre de Deportes, o el de otro empleado, que también desea permanecer anónimo, que tras quejarse de su ausencia de funciones fue “prestado” a una ONG con sede en el distrito Norte y que reclamaba más apoyo al Ayuntamiento. Este empleado ahora está realizando funciones relacionadas con el trabajo para el que fue contratado, pero es consciente de que su situación es ilegal: el Plan prohibe “ceder” contratados a entidades privadas.

La queja principal de estos trabajadores, recogida tanto en la asamblea celebrada con ellos por los sindicatos como por los testimonios de GranadaiMedia, no se refiere tanto a las condiciones de trabajo como “a la inutilidad. Por supuesto que a alguien que lleva muchos meses en paro cobrar 700 euros al mes les viene bien, pero si vas a hacer un plan de apoyo al pequeño comercio y tienes nosecuántos licenciados en marketing, ¿para qué los pones a picar bonobús, y al pequeño comercio mandas a la gente de Turismo a hacerles un Facebook? Es absurdo“.

De momento, los sindicatos anuncian movilizaciones a partir de la primera semana de marzo, mientras se esperan los resultados de la inspección de la propia Consejería de Empleo.

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.