Santa Adela: puerta abierta a la esperanza

Junta, Ayuntamiento y vecinos acercan posturas para sacar del olvido la reforma integral de esta barriada del Zaidín. Nieto plantea cambios en el plan para hacerlo viable. De cumplirse sus previsiones, la tercera fase finalizaría en 2017.

Integrantes de la plataforma de santa Adela, en la junta de distrito de junio.

Integrantes de la plataforma de santa Adela, en la junta de distrito de junio.

«Esperanzados, ilusionados y agradecidos». Con estas sensaciones han salido los vecinos de Santa Adela de su reunión a tres bandas con Junta y Ayuntamiento este 1 de julio. Aunque conscientes de «aún queda mucho por recorrer», su lucha por una vivienda digna ha abierto las puertas a la esperanza para esta barriada del Zaidín. El gobierno local se ha sentado con la administración autonómica -como reclamaba la plataforma de afectados- para buscar financiación que permita desempolvar el plan de reforma integral de la zona, actualmente paralizado por falta de fondos.

panoramica santa adela

Panorámica de la barriada de Santa Adela.

El encuentro, en el que han participado la concejal de Urbanismo, Isabel Nieto, el delegado de Vivienda, Manuel Morales, el presidente de la asociación de vecinos Zaidín Vergeles, Antonio Ruiz, e integrantes de la plataforma de Santa Adela, ha permitido hacer un diagnóstico de la situación actual del proyecto, con dos fases acabadas, y las posibilidades de retomar las cinco pendientes -tres de reconstrucción de infraviviendas y dos de rehabilitación.

La intención de Nieto -ya planteada en varias ocasiones por Morales– pasa por implicar a otras administraciones en la reforma. Se trataría de encajar la financiación de la tercera fase en el plan Andaluz de Vivienda, así como en el concertado del Gobierno, que contempla partidas concretas para la regeneración de barrios, recuerda.

Como ya anunció, la edil ha puesto sobre la mesa el fraccionamiento de esta fase, con 11 edificios, en tres subfases, «la única forma de seguir adelante con el proyecto» por su elevado coste, asegura. Esta innovación en el Plan de Santa Adela conlleva un «complicado proceso urbanístico que requiere la aprobación» autonómica. De ahí que hayan concertado una próxima reunión para el próximo 28 de julio a la que también está «convocado Urbanismo de la Junta, ya que de éste área, no solo de Vivienda, dependerá el informe vinculante definitivo», apunta Nieto.

Aunque es «precipitado» lanzar fechas, la concejal prevé que «entre julio y septiembre» Junta y Gobierno firmen los convenios bilaterales incluyendo «las propuestas de Granada» para optar a las ayudas estatales. Estas subvenciones obligan a concluir la intervención en 2017, con lo que la tercera fase «debería finalizar entre 2015 y 2017», concreta. «Si todo va bien llevaríamos al pleno de septiembre la aprobación inicial del proyecto», anuncia, no sin antes advertir del complejo trabajo previo.

Nieto: “Si todo va bien llevaríamos al pleno de septiembre la aprobación inicial del proyecto”

Coincide con ella el delegado de Vivienda, para el que las propuestas planteadas requieren «mucha gestión». Según resume, existen tres grandes escollos por resolver: la financiación, las cuestiones urbanísticas, así como el futuro de las fases pendientes mientras se concluye la tercera, cuyas subfases «pueden tardar dos o tres años», asegura. Eso implica que la cuarta y quinta «siendo honestos, puede tardar una década en iniciarse. Los vecinos no pueden estar esperando años en casas que se caen», defiende. Por lo mismo ha planteado en la reunión «buscar fórmulas para rehabilitar esas viviendas», al tiempo que fija un calendario para la tercera fase, «para mejorar las condiciones de vida de estas personas, ahora presas de un plan» que no les dará soluciones «ni siquiera a medio plazo».

Morales: Lo bueno es que el diagnóstico inicial es compartido, que los afectados entienden cuál es la situación y el Ayuntamiento ha asumido que no puede seguir solo, como hasta ahora

Morales destaca como «positivo» el «buen panorama de diálogo» entre administraciones, así como «la implicación de los vecinos». A su entender era «imprescindible su presencia», como ellos mismos reivindicaban y su delegación defendió, para «no dejarlos al margen» y que «tomaran parte» de «su compleja realidad por la necesidad de modificarlo todo». «Lo bueno es que el diagnóstico inicial es compartido, que los afectados entienden cuál es la situación y el Ayuntamiento ha asumido que no puede seguir solo, como hasta ahora, sin querer que otras administraciones colaboráramos», concluye.

Pese al difícil panorama, los vecinos han salido del encuentro «esperanzados, ilusionados y agradecidos», subraya Mari Carmen Ariza, integrante de la plataforma de Santa Adela, para la que esta «positiva» toma de contacto supone dar un primer paso para sacar del olvido la reforma integral de la barriada.

Un sueño roto por la crisis

Este proyecto pionero se emprendió para cambiar la dura realidad de Santa Adela con una intervención urbanística y social. Se planteó, con este propósito, la demolición y posterior reconstrucción de las infraviviendas en cinco fases, así como la rehabilitación de dos, Jarama y Cataluña. Completadas las dos primeras, la crisis del ladrillo enterró las posibilidades de iniciar la tercera, entre otras cosas, por la asfixia de las arcas municipales y la imposibilidad de financiar el plan con la venta de las viviendas extra que se levantarían.

El estallido de la burbuja inmobiliaria hacía añicos la esperanza de miles de familias de dejar atrás sus precarias viviendas. De la negativa a dejar que este sueño terminara en los desagües de la barriada, surgió la plataforma de Santa Adela, que ha protagonizado originales protestas para evitar su olvido. Fruto de sus reivindicaciones, por las que han sufrido duras críticas e incluso un violento desalojo del pleno, ha surgido esta reunión, con la que la reforma integral sale del cajón.

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.