La Alhambra no quiso aguar la fiesta al alcalde

Foto: La Voz de Granada

Foto: La Voz de Granada

El culebrón de la boda en la Alhambra ofrece hoy un nuevo episodio. Si ayer se difundían las fotos en las que el alcalde José Torres Hurtado figuraba como maestro de ceremonia de la boda de Sean Hepburn Ferrer, el hijo de Audrey Hepburn, celebrada en el Palacio de Carlos V sin la correspondiente autorización del Patronato, hoy se ha confirmado, pese a que lo niegan sus protagonistas, que se ofició un enlace matrimonial y no un simple concierto como aseguran desde el Ayuntamiento.

En un informe del Patronato al que ha tenido acceso este diario, la propia María del Mar Villafranca dirige una carta el pasado mes de febrero al concejal de Cultura, Juan García Montero, presente también en el acto, para pedirle explicaciones por “la celebración oficiada por responsables institucionales del Ayuntamiento de Granada de una ceremonia de boda imprevista y no autorizada” en el monumento.

Sí estaba previsto el concierto pero no la boda. Por eso, Villafranca expresa en la carta su “profunda contrariedad ante lo sucedido” y le traslada un informe elaborado por el Servicio de Seguridad y Control del Centro del Patronato que si no actuó el mismo día de la “incidencia” fue por “evitar un conflicto de seguridad e institucional”.

Durante los preparativos para ese supuesto concierto (100 sillas y mobiliario de protocolo), además del refuerzo de la seguridad y la restricción del acceso de visitantes, el mismo día 8 de agosto -según este informe- el Patronato recibe la petición de una autorización de Leocricia Saban, perteneciente a la empresa Producciones Los Últimos, para “realizar una petalada en el interior del Palacio de Carlos V a la llegada del señor Sean Hepburn Ferrer y su acompañante”.

En un correo de Leocricia Saban, que se adjunta en el informe, se presenta como “la encargada de producción de la boda de Sean Hepbur Ferrer el próximo día 8 de agosto. Le escribo para confirmar el alquiler del palacio para el concierto por el precio de 2.885 euros (cifra facilitada por D. Juan García Montero)”.

Y en el informe elaborado por el Servicio de Seguridad y Control de Centro del Patronato “cuando llegan los asistentes el alcalde oficia junto al concejal de Cultura una ceremonia de boda para el señor Sean Hepburn Ferrer y su acompañante”.

García Montero mantiene que la boda ya se había realizado. “Este señor (Sean Hepburn), al ser amigo personal mío conozco las circunstancias, solicitó alquilar el Palacio de Carlos V como hacen muchas personas en el contexto del Patronato de la Alhambra. Pagó su canon, y puedo decir que este señor no se casó en Granada, se casó en Gibraltar”. Y dice saberlo porque ejerció como testigo, por lo que lo desmiente rotundamente.

Sin embargo, tras el informe facilitado por el Patronato no está muy claro que esto sea así.

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.