La apuesta por un Albaicín más humano

El PSOE se marca como prioridad evitar el despoblamiento del Albaicín, que pasa por cambios en el tráfico y una mayor participación vecinal. Acusa al PP de enfrentar a las asociaciones vecinales para sacar rédito electoral.

Cuevas de San Miguel, Granada, Alhambra

Vistas de una de las cuevas de San Miguel alto con la Alhambra de fondo. Foto: JESÚS OCHANDO.

El grupo municipal socialista considera «prioritario» poner en marcha políticas que eviten el despoblamiento del Albaicín frente al «turismo descontrolado» por el que, según el principal partido de la oposición, ha apostado el gobierno local que preside José Torres Hurtado.

Los socialistas han marcado ya las líneas de trabajo para buscar soluciones a los problemas del Albaicín que, a juicio del concejal socialista Miguel Ángel Fernández Madrid, pasan por -entre otras medidas- mejorar la movilidad restituyendo el sentido descendente de la circulación por la calle San Juan de los Reyes y una mayor participación del movimiento vecinal en la toma de decisiones.

«El PP -denuncia- ha cometido auténticas tropelías con los albaicineros: la diabline, la suspensión del transporte público en el barrio durante los fines de semana, dotar al Albaicín con autobuses viejos y deteriorados, cambiar el sentido de San Juan de los Reyes, hacer del barrio una ratonera con dos entradas y ninguna salida y, lo que nos parece más grave, buscar el enfrentamiento entre asociaciones como modelo que daba rédito electoral y que debe desaparecer ya».

Según Migel Ángel Fernández Madrid, el Albaicín actual es un barrio «inhabitable, inaccesible, sucio y ruidoso»

A la espera de que se constituya en septiembre la nueva Junta Municipal de Distrito que estará presidida por el concejal de Economía, Francisco Ledesma, el grupo municipal socialista ha hecho un balance del legado del PP en sus doce de años de gobierno. Según Fernández Madrid, el Albaicín actual es un barrio «inhabitable, inaccesible, sucio y ruidoso», al tiempo que ha criticado que el pacto alcanzado entre el PP y Ciudadanos para el presente mandato defina al Albaicín como un «monumento» y no como lo que es, un barrio Patrimonio de la Humanidad. En dicho acuerdo Ciudadanos avala la propuesta del PP para que parte de los beneficios de la Alhambra se destinen al mantenimiento o conservación del Albaicín.

Los socialistas dicen estar dispuestos a sumarse a las exigencias «inaplazables» de los vecinos. En este sentido solicitarán al Gobierno central que avance en el Plan Director de Murallas como «apuesta por el turismo de calidad», a la vez que reclamarán a la Junta de Andalucía que concluya el expediente de declaración de Bien de Interés Cultural como Zona Patrimonial el Valle del río Darro.

También consideran urgente que el Ayuntamiento actualice el Plan de Protección del Albaicín (Pepri) y que se acondicione el cerro de San Miguel como zona verde, «huyendo de cualquier posibilidad que suponga atentar contra esta idea o fomentar la ocupación de este espacio».

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.