Protesta por el «acoso» policial en el Albaicín

manifestación plataforma recuperemos el Albaicín

Cabecera de la manifestación a su paso por la calle Elvira

Medio centenar de vecinos del Albaicín, constituidos en una plataforma ciudadana, se manifestaron la tarde del jueves por el barrio y el centro de la ciudad para denunciar el «acoso policial» que vienen sufriendo desde hace unos meses en lo que se considera una estrategia del Ayuntamiento para convertir el barrio en un «parque temático» al servicio de los intereses turísticos.

La protesta, autorizada por la Subdelegación del Gobierno de Granada y controlada en todo momento por agentes de la Policia Nacional y Local, ha partido de la Placeta de los Carvajales y se ha dirigido al Consistorio en la Plaza del Carmen. ‘Somos vecinos, no delincuentes‘ era el lema de la pancarta que encabezaba la manifestación, que se ha desarrollado sin incidente alguno. Por detrás, otra pancarta resumía otro de los objetivos de la Plataforma Recuperemos el Albaicín, creada este verano a raíz del «atosigamiento» por parte de las autoridades: ‘El barrio no se vende‘.

Jacobo, uno de los vecinos que se ha visto envuelto en un cruce de denuncias con la Policía Local, ha sido el encargado de leer el manifiesto a las puertas del Consistorio granadino, en el que se censuraba el afán «recaudatorio» del Ayuntamiento «mandando a la Policía Local  con la finalidad  de amedrentar a los vecinos e imponer multas». También denuncian agresiones. Algunas de las consignas que se han gritado durante el recorrido iban dirigidas precisamente hacia las fuerzas de seguridad, incluida alguna que otra ofensa y mofa.

Los manifestantes, en su mayor parte jóvenes, acusan al gobierno municipal de imponer multas sistemáticas sin motivo alguno, donde los principales afectados son, además de los residentes, músicos y comerciantes ambulantes. El abogado Laureano Sánchez, presente en la movilización como vecino integrante de la plataforma, opinaba momentos antes de la protesta que el barrio «necesita de la implantación del pequeño comercio y la recuperación de la artesanía». Desde su punto de vista se ha favorecido la «especulación» y los intereses de los negocios turísticos en detrimento de la población.

La ordenanza de la convivencia

La cuestión de fondo no es otra que la ordenanza de la convivencia. Sánchez considera que debe ser más permisiva con los vendedores ambulantes, que «tienen que ganarse la vida», y regularse mejor los horarios de los músicos callejeros para evitar conflictos con los vecinos, cuya existencia no negó.

Precisamente, algunos residentes que residen en Plaza Nueva y hosteleros del Albaicín vienen reiterando sus quejas al equipo de gobierno por la presencia de músicos callejeros a horas intempestivas con equipos que exceden en ocasiones lo pemitido. También ha habido descontento meses atrás por el uso de los espacios públicos por parte de los jóvenes en rincones como la placeta de los Cavajales o el Huerto del Carlos. En la Junta Municipal de Distrito del Albaicín, celebrada en septiembre en El Fargue, los representantes vecinales y hosteleros exigieron a la concejal de Turismo, Rocío Díaz, un control riguroso de la ordenanza de la convivencia. «Es un tema complicado que afecta también al centro y que la Policía Local está persiguiendo», reconoció.

La ordenanza de la convivencia recoge, entre otras cuestiones, lo siguiente: «Aquellas ocupaciones de vía pública no recogidas en las Ordenanzas Municipales tales como mimos, músicos o cualquier otro tipo de artista callejero, podrán ser autorizadas por el Ayuntamiento de forma individual siempre y cuando el solicitante se comprometa a que por su localización, horarios, intensidad, persistencia y/o contenido no genere molestias a los ciudadanos que, a juicio de la Policía Local, resulten inadmisibles. En caso contrario la Policía Local podrá determinar la paralización inmediata del uso de la vía pública. Todo esto sin perjuicio de la legislación vigente en la materia».

Comentarios en este artículo

  1. La ley es para todos/asla misma y se aplica por la convivencia de todos los ciudadanos por el bien comunitario. Dejando a un lado el tema de la venta ambulante he de decir que se de grupos q tocan con licencia del ayuntamiento y se ajustan a normativa. Lo del Huerto del Carlos y Carvajales es una falta de respeto a todos los ciudadanos y vecinos del Albaicin ya que son zonas donde el todo vale. Fiesta a todas horas, drogas. Venta y consumo. Perros sueltos y sin control. Basura x todos lados, etc. Si esas multan se han puesto es por presion vecinal como se puede oir en cualquier junta de distrito en la q cualquier ciudadano puede participar. El lema me parece de lo mas demagogo pues; ya que son los propios vecinos y la asociacion de vecinos ( que es el organo que esta para representarnos) los que asi lo llevamos demandando años. El Albaicin corre el mismo riesgo de convertirse en un parque tematico que en bohemiolandia. Vease el estado de excepcion sino de las cuevas de san Miguel.

    Fernando
  2. Me parece a mi que aunque la Ley es igual es para todos no se aplica por igual, si no por qué las terrazas de Plaza Nueva o en la acera del Granada 10 invaden la acera sin permitir casi el paso mientras que otros bares mas pequeñitos del barrio tiene el cerco policial permanentemente controlando horarios y mesas o el trenecito turistico hace cambiar la preferencia de circulación en algunas calles o las licencias de obras para ciertos ilustres vecinos son distintas que para el resto, porque la policia local actua con sus multas con vecinos para ellos conocidos pero no para las pandas de viajes de estudios erasmus que si que hacen botellon completo en cualquier plaza o esqunia, Si la Asociación de vecinos fuera el máximo organo de representación representaria a todos y todas los vecinos no solamente a los vecinos de orden a su entender. Que nací en el barrio y llevo toda mi vida viviendo en la Cuesta San Gregorio, que he vivido todas las etapas de la cuesta y lo que queda absolutamente claro es que la vida en las calles, los bares y en las plazas con sus vecinos y vecinas han hecho que no haya atracos ni miedo a subir a cualquier hora , y desde luego no ha sido gracias ni a la policia ni a la labora elitista de la asociación de vecinos

    Olga

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.