«No queremos perder nuestro segundo hogar»

Trabajadores y residentes del Centro de Día Eugeria, enclavado en el Zaidín, se concentran para protestar contra el cierre del centro de día. La plantilla y sus usuarios dependen de un cambio de titularidad del servicio.

centro de dia eugeria

Usuarios y trabajadores protestan contra el cierre del centro de día.

Los residentes del Centro de Día Eugeria, enclavado en el Zaidín, se resisten a perder su «segundo hogar», y la plantilla, a decir adiós su «pequeña familia», despidiéndose de una «dedicación vocacional» en tiempos «muy complicados para la dependencia en materia laboral». Así lo han reivindicado durante la concentración que han protagonizado este 13 de marzo trabajadores y usuarios frente a las instalaciones para protestar contra el cierre del servicio, previsto para finales de mes y adelantado este viernes por Ideal, ante la situación financiera de la empresa que lo gestiona, en concurso de acreedores.

Con pancartas en las que podía leerse «nuestros abuelos no son muebles que podamos reubicar en cualquier sitio» han denunciado el «trastorno» que este traslado supondrá para los beneficiarios del servicio y sus familias, al tratarse de personas dependientes de las que no pueden hacerse cargo o que están solas. UGT ha criticado, además, el «nulo interés» de la Junta de Andalucía en mantener abierto el centro, con 30 plazas concertadas. Así, pese a que al menos dos empresas se han interesado en asumir su actividad, «no permite su cambio de titularidad», lamenta.

«Las ofertas realizadas a la administración concursal harían posible salvar los diez puestos de trabajo directos, evitar el traslado de los usuarios y saldar la deuda de la actual empresa que gestiona a este centro de día», señala el sindicato, para el que «no es comprensible» que el Gobierno andaluz posponga para después de las elecciones andaluzas la posibilidad de sentarse a negociar una solución.

Según explica Pilar Pérez, psicóloga de Eugeria, en esta unidad de estancia diurna, abierta desde hace siete años, se han convertido en «una pequeña familia». Los 24 mayores que actualmente reciben el servicio no solo desayunan, almuerzan y meriendan en las instalaciones, donde realizan rehabilitación, gimnasia y distintas actividades como manualidades. Allí han encontrado «un segundo hogar» junto a profesionales en los que confían plenamente y con los que comparten sus problemas, detalla. «No nos imaginamos sin nuestros abuelos», confiesa la trabajadora. Precisamente por ellos decidió «resistir» el personal -integrado por por diez profesionales de ámbitos como Trabajo Social, Terapia Ocupacional, Fisioterapia y Enfermería- , pese a pasar «momentos muy malos» a causa de los impagos.

La empresa Eugeria aún les adeuda nóminas, que se saldarán si el centro se traspasa. «En caso contrario iremos todos a la calle y tendremos que recurrir al Fogasa para cobrar la deuda pendiente», explica Pérez, consciente de que este cambio será «muy duro» para los usuarios del centro. «Dieciséis se reubicarían al contar con plaza concertada. Las familias del resto tendrán que buscar otras alternativas», se entristece.

UGT: «No sólo están en peligro diez puestos de trabajo directos y otros tantos indirectos, sino un servicio imprescindible, sobre todo en época de crisis social y económica»

«No sólo están en peligro diez puestos de trabajo directos y otros tantos indirectos, sino un servicio imprescindible, sobre todo en época de crisis social y económica», defiende en esta línea UGT, que insta a la Junta a «rectificar» y «dejar de jugar” con el empleo, la salud y la atención de los usuarios de este centro.

Fuentes de la delegación de Igualdad, Salud y Políticas Sociales aseguran que resulta «imposible cambiar la titularidad del centro sin sacar un concurso público el servicio. Otra cosa distinta es que alguna empresa compre a ésta», apuntan. Respecto al futuro incierto de los trabajadores agregan que «la obligación de la administración pública, en este caso, es dar servicio a los usuarios con plazas concertadas y en Granada hay otros 18 centros de día con vacantes suficientes. No es el caso de Huerta del Rasillo, con grandes discapacitados, que se saca a concurso con carácter urgente porque estos usuarios necesitan una solución inmediata», concluyen dichas fuentes.

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.