“¡Queremos que regrese nuestra monitora!”

Usuarios de la piscina del Zaidín recogen firmas para exigir la readmisión de una monitora de natación terapéutica a la que han despedido. Ebone Sport, concesionaria de las actividades deportivas municipales, ha prescindido de sus servicios después de que participara en una reunión para tratar la posibilidad de tener un enlace sindical en la empresa, denuncian.

Complejo deportivo Núñez Blanca

Algunas de las alumnas de Amparo, en la puerta del complejo deportivo Núñez Blanca.

Usuarios de la piscina del Zaidín exigen la «readmisión» de la monitora que impartía natación terapéutica y rehabilitación en el medio acuático. La trabajadora ha sido despedida por Ebone Sport -empresa subcontratada por el Ayuntamiento para desarrollar las actividades deportivas municipales- una semana después de que participara en una reunión para tratar la posibilidad de tener un enlace sindical en la empresa, denuncian.

Según explican los alumnos y pacientes del complejo deportivo Nuñez Blanca, se trata de una “gran profesional” con la que han “mejorado notablemente” sus problemas de movilidad y dolencias –muchos de ellos padecen alguna discapacidad y necesitan someterse a rehabilitación continua. Durante los tres años que ha trabajado como fisioterapeuta en la piscina, “ha demostrado con creces su valía”, de ahí que la propia empresa decidiera hacerla fija hace mes y medio.

Sede de Ebone Sport

Sede de Ebone Sport

De la “alegría compartida” por su nueva situación laboral, pronto pasarían a la “indignación generalizada por su despido”, cuentan sus alumnos. Así, el pasado 18 de noviembre les comunicaron que su puesto sería cubierto por otra profesional. “Nadie nos dio explicación alguna sobre su marcha. Es más, se limitaron a informarnos de que ya no daría más clases sin incidir en los motivos. Después supimos que la habían echado”, lamentan los usuarios, que han comenzado a recoger firmas para reclamar su vuelta y están dispuestos a llegar “donde haga falta” para “paliar esta injusticia”.

¿Qué pasó entonces para que, de la noche a la mañana, Ebone Sport decidiera rescindir su contrato? La propia trabajadora, Amparo H.L., detalla lo sucedido días antes de recibir la carta de cese en la que, al parecer, la empresa “reconoce como motivo la improcedencia del despido”, informa.

“Los trabajadores pensamos asesorarnos en materia laboral y tener un representante sindical. Entendíamos que dar este paso puede incidir positivamente en la plantilla y, por lo mismo, en la mejora del servicio y de la propia imagen de la empresa”, señala Amparo.

Para abordar el asunto se planteó celebrar una reunión de los empleados fuera de la piscina, concretamente en un local propiedad de esta trabajadora, una iniciativa que a sus superiores “no les gustó ni un pelo por lo que parece”, incide.

De hecho, apenas “una semana después” de que mantuvieran el encuentro, comunicaron a la fisioterapeuta su despido “sin más explicación”. Ebone Sport “prohibió”, además, hablar del tema” a sus compañeros y comunicó a su sustituta “que había dejado el puesto por voluntad propia”, lamenta.

Entiende, en vista de lo ocurrido, que detrás de su cese se esconde el “intento de coaccionar y amedrentar” al resto de la plantilla para que “aparque” la idea de tener un enlace sindical en la empresa. “Me he convertido en la cabeza de turco”, denuncia Amparo, aún estupefacta porque se pongan “trabas al derecho de reunión de los trabajadores para hablar de sus condiciones laborales”.

complejo deportivo Núñez Blanca

Recogida de firmas contra el despido de la trabajadora.

Para la fisioterapeuta resulta paradójico, por otra parte, que Ebone Sport se “jacte” de tener un trato familiar y cercano con sus trabajadores, un rostro amable que no ha tenido la suerte de conocer, mientras que sí ha sido “testigo” de “su miedo a que la plantilla se organice”.

“No solo han dejado a una persona sin trabajo, sino a todo el personal asustado ante la posibilidad de quedarse en la calle”, denuncia Amparo, que tomará medidas legales para exigir su readmisión ante este “injusto e improcedente despido”.

Granadaimedia ha contactado con la empresa, que gestionará las actividades deportivas en los próximos cuatro años, para conocer su versión de lo sucedido. La compañía prefiere, sin embargo, no comentar “nada al respecto”, según indica. “Ya trasladamos a la trabajadora las oportunas explicaciones”, abrevió Ebone Sport, zanjando el tema.

Los que no están dispuestos a dar por zanjado lo sucedido son los alumnos de Amparo, que harán “lo que haga falta” para apoyar a la que “siempre será” su monitora, anuncian.

(30/11/2012)

Comentarios en este artículo

  1. Hola Amparo, siento mucho lo que te está pasando. Entré a trabajar en el año 2006 en Ebone y unas de las primeras cosas que queriamos hacer era crear un enlace sindical. No se como se enteraron, pero nos advirtieron con despedirnos y no seguimos hacia adelante. En el año 2007, antes de las vacaciones de Navidad, hice un escrito a todos los periódicos de Granada cirticando al Area de Familia de la situación de los Monitores y Monitoras de Ebone. La empresa se burló totalmente de mi y de mis críticas. Sólo unos cuantos compañer@s me respaldaron, el resto calló. He intentando más veces lo de crear el enlace sindical y siempre hemos sido unos cuantos, contados con los dedos de una mano, los que nos hemos reunidos pero sin finalizar y sin llegar al objetivo. Amparo, por si te hace falta te dejo mi correo electrónico y mi total apoyo en que recuperes tu trabajo (tobis-13@hotmail.com)

    José Tobías
  2. Estas prácticas decimonónicas son inaceptables.

    Readmisión de Amparo ya!

    Antonio F
  3. me parece que hay gente que no valora que tienen un trabajo en estos tiempos tan duros, que a pesar de tenerlo no se conforman… bueno esto es lo que opino y lo digo sin acritud pero lo digo…

    JUAN GOMEZ
  4. Una cosa es valorar el trabajo y otra es estar explotado y defender sus derechos. Por lo que he leido, intuyo que eres de los que no luchan por los derechos. Aunque estemos en crisis, si no luchamos las empresas haran de sus trabajadores lo que ellos quieran. Readmisión de Aamparo , Yá!!!!!!

    José Tobías
  5. las empresas hoy dia caprichosamente utilizan el despido para escarmentar por medio del MIEDO al resto de trabajadores/as nos tratan sin ningun respeto y como si fueramos niños.
    son practicas cobardes y abusivas de sociedad decadente,para que sirven tantos progresos tecnicos, tantos adelantos tecnologicos si luego no los podemos comprar por falta de dinero?.un puesto de trabajo digno acompañado de su sueldo y una seguridad permiten a la gente poder comprar productos y mover la economia; pero si no se tiene todo se para y eso no es vida.

    jose antonio sanchez paiz

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.