IU pide la vuelta del bus que unía el Albaicín y la Alhambra

IU ha solicitado el regreso de la línea de autobús 32 que enlazaba la Alhambra con el Albaicín. La concejal Maite Molina cree que es más rápida y económica que el futuro tren turístico. Su formación alerta también de la «densidad» de vehículos en la Carrera del Darro.

Carrera del Darro, autobús, línea 31 y 35

El autobús 31 circula de nuevo por la Carrera del Darro. Foto: Alba Asenjo

La portavoz adjunta de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Granada, Maite Molina, ha solicitado hoy la vuelta a la circulación de la línea de autobús 32 que conectaba la Alhambra con el Albaicín.

En opinión de la concejal de IU, la retirada del bus 32 en marzo de 2012, coincidiendo con la decisión de peatonalizar la Carrera del Darropor donde transitan desde la semana pasada las líneas 31 y 35– ha sobrecargado las que operaban en dicho trayecto, lo que se ha traducido en «una mayor saturación, un mayor recorrido y por tanto en una disminución de la frecuencia en las paradas».

Para Molina, su eliminación fue una «excusa» y por ello «es preciso el refuerzo por la alta demanda existente” entre las dos zonas más turísticas de la ciudad de Granada, la Alhambra y el Albaicín. «Se facilitaría un transporte público más rápido y económico que el famoso tren turístico, que en realidad solo está pensado para los turistas, no para los residentes del Albaicín y del resto de granadinos, que no podrán usar el bonobús», argumentó la edil, quien criticó que dicho vehículo, que funcionará a partir de septiembre, responda «más a intereses recaudatorios que a ofrecer un servicio de transporte de mayor calidad y más económico”.

IU se opone al tránsito de vehículos por la Cuesta de Gomérez, en alusión al tren turístico

 

Según los datos que ha manejado Maite Molina, la media de espera del autobús puede establecerse en 9 minutos, mientras que el paso del tren turístico será cada 25 minutos. También aclaró que su formación está en contra del paso de vehículos por la Cuesta de Gómerez con independencia de que sea un vehículo no contaminante. «La calle está pensada para ir a pie y promocionar los pequeños comercios que se ubican en ella, y la recuperación del 32 facilitaría el recorrido sin necesidad de hacer transbordos en las cabeceras de línea”.

El último de los motivos esgrimidos por Maite Molina para solicitar la vuelta de la línea 32 guarda relación con el mantenimiento de los puestos de trabajo de los conductores de los tres vehículos suprimidos.

“El Ayuntamiento de Granada debe dejarse de improvisaciones y de marear a la gente con el transporte público en el Albaicín», censuró Molina, partidaria de un plan de movilidad integral y específico para el barrio. Por último, aclaró que IU no comparte que deba cargarse de vehículos la Carrera del Darro puesto que «no soporta una gran densidad de autobuses», si bien criticó que la Diabline sólo funcione la mañana del sábado y no haya transporte público el resto del fin de semana.

(6-8-2013)

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.