Rompiendo el muro del maltrato

La Red de Mujeres del Zaidín celebra el Día internacional de lucha contra la violencia de género con una ‘performance’ en la que ha derribado simbólicamente esta lacra social.

Día contra la violencia de género

Los ladrillos simbólicos del muro, por los suelos.

Golpes, insultos, miedo, impotencia, sumisión…  Muchas mujeres conviven a diario con la cruda realidad que encierran estas palabras. El perdón tras el primer puñetazo -o la primera afrenta- las arrastra a una terrible espiral de innumerables oportunidades como respuesta a promesas de cambio siempre rotas con nuevos golpes. En el camino, quedan anuladas, esclavizadas, rotas. Para denunciar los muros que crea el maltrato -y contribuir al derribo de esta lacra social concienciando a la ciudadanía-  la Red de Mujeres del Zaidín ha interpretado una emotiva ‘performance’ en la plaza Sol y Luna para conmemorar el Día  internacional de lucha contra la violencia de género, que se celebra el 25 de noviembre.

Durante la actuación, han escrito las palabras asociadas al maltrato en ladrillos simbólicos con los que han levantado un muro. A medida que ganaba altura, las mujeres empequeñecían hasta quedar en el suelo, pisoteadas y totalmente inmóviles.

“Con estas palabras [..] queremos expresar todo lo que supone sentir el dolor, la angustia en la vida de muchas mujeres y las dificultades para romper y traspasar ese muro para conseguir la libertad. Representamos con palabras todo un lenguaje simbólico de una realidad”, explicó la Red de Mujeres en un manifiesto con el que han condenado “todo acto de violencia basado en la pertenencia del sexo femenino que tenga -o pueda tener- como resultado el sufrimiento físico, sexual o psicológico de la mujer, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación de la libertad”.

La Red ha recriminado, asimismo, la “falta” de objeciones al “contenido esencial de la violencia de género en la cultura global”. Según subraya, se proponen cambios en leyes y algunos contenidos educativos, aunque “manteniendo intocables las demás expresiones culturales, religiosas y políticas, como si la cultura violenta no incidiera en la violencia social”.

Para el colectivo, el camino para erradicar esta lacra pasa por “la prevención, cuestionando los roles sociales y estereotipos” y “formulando en positivo los valores que deben sustentar” las relaciones humanas, como “la igualdad, la autonomía y la libertad para decidir sobre nuestras vidas sin condicionantes sexistas, la resolución pacífica de conflictos, la responsabilidad, el respeto…”, subraya la Red de Mujeres, que ha expresado su “solidaridad” con las mujeres víctimas del maltrato, además de su protesta por las que “siguen muriendo”.

Sus integrantes han animado a los asistentes a “romper el muro de la violencia” para “contraponer al dolor y el miedo, a la independencia, al abrir puertas”. Y así ha sido. A medida que el discurso fluía, las mujeres se han ido levantando del suelo. Finalmente han tirado el muro, dejando los ladrillos de la infamia que supone el maltrato por los   suelos. La performance ha concluido con el público uniendo sus manos para formar un coro que ha gritado al unísono: “no a la violencia contra las mujeres”.

(23/11/2012)

Comentarios en este artículo

  1. Como siempre profundo, impecable…….con corazón y con razones. Gracias Lorena.

    Mª Carmen

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.