Rosa y Emilio conservarán su hogar

stop desahucios

Protesta de Stop Desahucios frente a la sucursal del Santander en Gran Vía.

Con su unión la ciudadanía es capaz de escribir finales felices. Es lo que ha sucedido en el caso de Rosa y Emilio, un matrimonio del Zaidín con dos hijos que, tras cuatro años de lucha junto a Stop Desahucios 15M Granada, podrá conservar su hogar, en manos de un fondo buitre.

La pareja ha puesto fin este 16 de abril a una pesadilla que comenzó cuando ambos se quedaron en paro y empezaron a amontonarse las cuotas de su hipoteca. Su desesperada situación tomó tintes surrealistas en 2012, fecha en la que descubrieron que Santander Consumer Finance había incluido su vivienda en un paquete inmobiliario y la había vendido a Propiedades Residenciales S.L.U., sociedad vinculada a fondo buitre.

La operación  llegaba después de numerosas protestas e intentos de alcanzar un acuerdo con la entidad financiera dada la difícil situación económica de la familia. Hace poco Rosa y Emilio recibían otro mazazo que venía a confirmar la crónica de un desahucio anunciado: sendas notificaciones de embargo y juicio por ocupar su ‘propia’ vivienda.

Con la fecha de ejecución hipotecaria sobre la mesa, el matrimonio decidió retomar sus movilizaciones. Más de 200 personas se sumaron el pasado 9 de abril a la convocatoria de Stop Desahucios para exigir «soluciones» ante la inminente pérdida de su hogar sin otra alternativa que la calle. La presión social ha dado sus frutos: Santander Consumer condonará la deuda de la familia y Propiedades Residenciales S.L.U. le revenderá por 10.000 euros su vivienda. El acuerdo se ha confirmado esta mañana, coincidiendo con nueva protesta frente a la sucursal del grupo bancario, donde la plataforma ciudadana ha celebrado el feliz final de una larga lucha junto a Rosa y Emilio.

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.