«Santander, nido de buitres»

Stop Desahucios inicia una campaña informativa para denunciar «la falta de consideración de los bancos con quienes no pueden pagar su hipoteca por falta de recursos». La iniciativa arrancó ayer dando a conocer las conexiones de la entidad que preside Emilio Botín con el fondo buitre al que ha vendido la casa de una familia del Zaidín.

Protesta de Stop Desahucios frente al Santander

Protesta de Stop Desahucios frente al Santander

«Santander, nido de buitres». Bajo este título el Grupo Granada Stop Desahucios del 15M repartió ayer octavillas contando el “dantesco giro” que ha dado el caso de Rosa y Emilio, un matrimonio del Zaidín con dos niños y una persona mayor a su cargo, que lleva meses tratando de negociar con la entidad financiera para evitar la pérdida de su hogar ante la imposibilidad de hacer frente al total de su cuota hipotecaria.

En los panfletos, distribuidos en la sucursal del banco en Gran Vía, el colectivo explica que después de que su director se comprometiera a localizar a su homólogo en Santander Consumer Finance, la filial con la que la pareja firmó su hipoteca, les comunicaron que la vivienda en cuestión, en la que aún residen, ha sido vendida junto a otras “en un paquete buitre” a Propiedades Residenciales S.L.U.

“De esta forma, pretenden quitarse de encima a las familias desahuciadas y evitan protestas ciudadanas”, critica Stop Desahucios, que inicia con esta acción informativa una campaña para denunciar la “falta de consideración de bancos como Popular, Banesto o Santander con quienes no pueden pagar su hipoteca por falta de recursos”.

El colectivo ha explicado a clientes y viandantes que estas entidades venden “al 10% de su precio las viviendas embargadas a los fondos buitre” –como se conoce a los fondos de alto riesgo que van a la caza de gangas inmobiliarias principalmente– “sin dar posibilidades de que las familias desahuciadas las compren a ese mismo coste”, censura Clara Martínez, integrante de Stop Desahucios.

Miembros de Stop Desahucios explican el caso de Rosa y Emilio.

Miembros de Stop Desahucios explican el caso de Rosa y Emilio.

“Además estas empresas carroñeras no tienen dirección física, sino fiscal, con lo que es muy difícil localizarlas y saber quiénes son para tratar de negociar un alquiler social, una dación en pago -de forma que la familia no siga arrastrando la deuda, pese a perder la vivienda- u otra alternativa”, refiere Clara. Al respecto, Justo Sansano, también miembro de Stop Desahucios, señala que han “tirado del hilo para conocer quién está detrás de Propiedades Residenciales S.L.U., parte de un fondo carroñero de Norteamérica llamado Lone Star,” y esta búsqueda les “ha llevado al propio Santander”.

Así, en el “kafkiano rastreo” hallaron tres empresas en la misma dirección que Propiedades Residenciales, entre ellas “Hudson Advisors, su gestora, que comparte personal con el banco presidido por Emilio Botín”, detallan.

A esta conexión suman que tres meses después de que Propiedades Residenciales formalizara la escritura de la vivienda en el registro de la propiedad, la pareja recibió una carta de Santander Consumer en la que le reclamaban el dinero atrasado en la hipoteca, “por error”, según les dijeron a posteriori cuando fueron a solicitar información.

“Estos atropellos con las familias desahuciadas se producen al mismo tiempo que el Estado inyecta fondos públicos por una cantidad superior a 20 presupuestos generales”, denuncia Justo, para el que el decreto de buenas prácticas bancarias “no es mas que papel mojado”. De hecho, “para que lo apliquen, según su artículo tres, todos los miembros de la familia tienen que estar en paro, así como todos los miembros de la familia avalista, una condición que cumple el 0,03% de la población”, recalca. “Sí que potestativamente las entidades financieras pueden saltarse estas condiciones, pero no están obligadas, con lo que pocas lo hacen”, sostiene.

Solo hay que atenerse a las cifras de desalojos para comprobarlo: “en 2011 se superaron los 1.500 casos en Granada y solo en los últimos tres meses hubo cerca de 400 desahucios nuevos, con lo que se ha disparado el número de familias que se queda en la calle arrastrando, para colmo, su deuda hipotecaria”, lamenta.

(08/08/2012)

Comentarios en este artículo

  1. gracias Lorena por tan detallado articulo, esperemos que lo lea mucha gente y se den cuenta de kas barbaridades que esta cometiendo el Banco Santander. Muchas gracias

    rosario ruiz casares

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.