Se desmorona un inmueble en la calle Parra Alta de Cartuja

La pared lateral de un inmueble deshabitado en la calle Parra Alta de Cartuja se vino abajo a última hora del miércoles sin que ocasionara lesiones a ningún vecino. No obstante, los bomberos trasladaron al lugar una unidad canina para comprobar que la vivienda estaba desocupada.

Desplome-vivienda

Imagen del estado en el que ha quedado el edificio tras el desplome de una de las paredes.

Los jóvenes estudiantes que residen en uno de los inmuebles de la calle Parra Alta de Cartuja, perpendicular a la avenida Ancha de Capuchinos, se han llevado esta noche un tremendo susto después de derrumbarse la pared lateral de una vivienda colindante deshabitada. La casa ha quedado en el aire y, muy posiblemente, tenga que ser derribada ante el riesgo evidente para las personas en caso de que se desplome del todo. Tanto es así que se ha decidido acordonar la calle para el tránsito por el lugar.

Las puertas de acceso del inmueble número 11, que aún conserva el cartel deslucido de ‘Huéspedes Quintero’, habían sido tapiadas hace algunos años tras detectarse la presencia de ocupas.

Según un portavoz de los bomberos, el desplome se produjo sobre las 23:45 horas del miércoles cuando, por causas que están siendo investigadas, se vino abajo uno de los laterales que da a un solar de la calle donde está previsto construir una vivienda y donde asoman restos arqueológicos que en su día obligaron a paralizar la obra.

bomberos-vivienda

Los bomberos acordonaron la zona próxima a la vivienda siniestrada.

Según uno de los estudiantes que residen en la zona, la pared que esta noche se ha caído, dejando visible la estructura del interior del edificio de tres pisos, tuvo que ser retocada cuando se procedió a la demolición de la antigua vivienda que se levantaba en lo que hoy es un solar.

Tres dotaciones de los bomberos del parque norte de Granada se trasladaron al lugar para inspeccionar el lugar. El edificio permanece en pie a excepción de uno de los laterales que en su desplome ha ocasionado  importantes daños en el interior del inmueble. Los bomberos necesitaron la ayuda de un perro para descartar la posibilidad de que estuviera habitada. El informe del arquitecto determinará si se puede apuntar o se declara en ruina para proceder a su total demolición.

(17-5-2012)

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.