Seguimiento desigual del 14N en el Albaicín

Al igual que en la huelga del 29M, el paro de hoy en el Albaicín ha sido desigual. En la parte baja del barrio, la huelga del 14N ha sido secundado por casi todos los negocios mientras que, en la zona alta, muchos locales han abierto sus puertas.

Huelga 14N-bar-abierto

Un hombre desayuna en uno de los pocos bares abiertos del Albaicín.

La imagen de las calles desiertas del bajo Albaicín, a primera hora de la mañana, contrastaba con la actividad comercial de la zona alta del barrio, la menos expuesta a la presencia de piquetes.

En los bares y los comercios de la parte alta del barrio, las conversaciones, como no podían ser de otro modo, giraban en torno a la huelga general del 14N, opiniones para todos los gustos al calor del café. Una señora mayor se declaraba en huelga de quehaceres domésticos: “¿Tú vas a guisar? Yo no, el que quiera comer que guise él”.

En uno de los bares abiertos, un grupo de amas de casa coincidían en que no era el mejor momento para paralizar el país “con la que está cayendo”, aunque no todos eran de la misma opinión: “Pues ten cuidado porque mañana te recortan las pensiones y ya me dirás”, replicaba una chica joven.

Al igual que pasó en la pasada huelga del 29 de marzo, en el bajo Albaicín fueron pocos los que desafiaron a los huelguistas. Unos cuantos comercios de artesanía y bares de Plaza Nueva y Reyes Católicos decidieron abrir las puertas, aunque la mayor parte de ellos han permanecido cerrados a cal y canto.

Luego está el caso de un número residual de negocios que dejan entreabiertas las persianas de la puerta principal, con carteles indicativos de que secundan el cierre, mientras en el interior un hervidero de personas aprovecha para tomarse un tentempié. Son establecimientos que hacen tiempo a la espera de que se enfríe el ambiente para poner en marcha sus negocios sin cortapisas ni temores a ser censurados.

Albaicín-alto-14N

Los vecinos del Albaicín alto han podido hacer sus compras con normalidad.

“Ellos no nos van a solucionar los problemas ni van a pagar las nóminas de nuestros trabajadores”, argumenta el propietario de un conocido negocio albaicinero, molesto con lo que él considera “presiones” de los sindicatos.

 Un lotero a un guardia civil del TSJA: “Aquí no tienen cojones de venir los piquetes”

La imagen de Plaza Nueva, la Carrera del Darro y el Paseo de los Tristes casi desiertas resultaba inédita. Sólo unos pocos vecinos y turistas transitaban por uno de los lugares privilegiados del Albaicín. En Plaza Nueva, un vendedor de lotería  trataba de hacer migas con los guardias civiles que custodian la entrada del edificio de la Real Chancillería, la sede del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía: “Aquí no tienen cojones de venir los piquetes”, aseveraba el lotero ante la indiferencia de los agentes. A escasos metros, una de las oficinas bancarias del Popular ‘lucía’ en su fachada una pintada realizada la pasada noche donde se le tilda de «ladrones».

Más allá de las anécdotas, si hubiera que hacer un balance de la incidencia del 14N en el Albaicín, la mayor parte de los negocios han secundado, por obligación o convicción, el paro. Los colegios Ave María o el centro infantil y de primaria Gómez Moreno no han tenido hoy actividad escolar. Tampoco el servicio de Inagra hizo esta noche su ronda de recogida de basura. El transporte público también se ha visto afectado. Los servicios mínimos han hecho más complicado acceder al barrio. Por poner un ejemplo, de las dos ‘diablines’ sólo ha estado en funcionamiento una de ellas y los autobuses de las líneas 31 y 35 se han reducido a la mínima expresión.

Los que no han parado hoy son los operarios de la obra de saneamiento que se lleva a cabo en el Callejón de las Tomasas, han permanecido abierta la zona de exposiciones de la Casa de las Porras, perteneciente a la Univesidad de Granada y sólo se ha podido acceder a la biblioteca del Palacio de los Córdova.

(14-11-2012)

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.