Desalojo de cuevas pero «sin exclusión social»

cuevas Cerro de San Miguel

Justo debajo, unas cuevas con la Alhambra de fondo.

El Ayuntamiento de Granada ya cuenta con el aval judicial para recuperar la propiedad de algunas de las cuevas de San Miguel alto después de que un juzgado de lo contencioso administrativo de Granada echara por tierra el recurso presentado por una vecina que reclamaba la titularidad de la que viene siendo su vivienda.

Después de algunos reveses judiciales, el gobierno municipal obtiene una victoria con matices. En la sentencia a la que ha tenido acceso GranadaiMedia, el juez reconoce la potestad del Ayuntamiento – tal y como se decidió en el pleno del 29 de julio de 2012- de investigar la situación jurídica de las cuevas para recuperar su posesión y resolver las dobles inmatriculaciones, es decir, que se haya registrado una propiedad en más de una ocasión sin ajustarse a la legalidad.

Sin embargo, el magistrado, consciente de la “problemática social” recomienda que “la eventual recuperación de oficio de las cuevas debe llevar consigo políticas públicas de apoyo a colectivos en riesgos de exclusión social”. Considera «deseable» que se ejerzan acciones civiles para determinar el dominio de las fincas sobre las que hay controversia, teniendo en cuenta que «muchas de las cuevas cuya titularidad se cuestiona están siendo utilizadas por particulares en modo alguno reglada», sostiene el juez.

La propia letrada del Consistorio alude en sus alegaciones a la existencia de numerosas cuevas que, además de presentar un “estado deplorable”, sirven de alojamiento a particulares. En las inspecciones de los técnicos al cerro de San Miguel alto se ha podido constatar que las cuevas que el Ayuntamiento clausuró en enero de 2007 se encuentran ocupadas por nuevos inquilinos, muchos de ellos inmigrantes que no tienen donde alojarse.

Precisamente, el “riguroso informe” sobre la titularidad de las cuevas elaborado por el Jefe de Servicio de Patrimonio y Control de la Gerencia de Urbanismo resulta en esta ocasión determinante para que el juez desestime la petición de una vecina que aportó, entre sus alegaciones, el historial sobre los distintos propietarios que había tenido su vivienda hasta la fecha de hoy.

No siempre los tribunales han tenido en cuenta los informes municipales. En 2008 el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía rechazó la autorización solicitada por el Ayuntamiento para desalojar a los moradores de dicho paraje por entender que la decisión colisionaba con los derechos fundamentales de los vecinos que residen en el lugar. Incluso el fallo ponía en duda la propiedad de las mismas que se atribuía la empresa Emuvyssa por estar en suelo municipal. Recientemente el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 3 de Granada estimó el recurso que presentó un vecino contra el acuerdo del pleno municipal dirigido a recuperar la titularidad de las cuevas.

(26-6-2013)

Comentarios en este artículo

  1. El cerro de San Miguel Alto tiene que protegerse como Bien de Interés Cultural.

    ¿CUEVAS O CHABOLISMO?. Esto sólo puede ocurrir en Granada. Un Patrimonio Histórico-Paisajístico, protegido además por el entorno de las Murallas Nazaríes, está siendo destruido a la vista de todos. Allí no impera la ley de la propiedad ni la urbanística. No se entiende la inanición de la Consejería de Cultura y la fiscalía para impedir esta ocupación indiscriminada. En poco tiempo este entorno histórico protegido se habrá convertido en un poblado chabolista, sólo entonces, alguien intervendrá y convertirá las chabolas en una urbanización de lujo. Es que nadie va a parar el “pico y pala y parriba”, de todo el que llega a Granada como si el cerro de San Miguel fuera una “res Nullies”. Granada no puede perder un entorno que atesora valores históricos, arqueológicos, etnológicos y monumentales para ser declarado Bien de Interés Cultural. Aún estamos a tiempo para evitar su destrucción y que este espacio siga formando parte del Conjunto Histórico y Paisajístico de Granada.
    La exclusión social teórica o real, no puede ser la justificación para que este entorno paisajístico se ocupe y se destruya.

    Nars Ruiz
  2. Estoy totalmente de acuerdo. «Cosa de nadie» una pena que la dejadez y la especulación caigan sobre éste sitio… otro mas del Albayzin que agoniza

    Fernando M

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.