Zaidín Rock: de 7.500 a 600 euros de multa

Una sentencia, ante la que no cabe recurso, rebaja la sanción impuesta por el Ayuntamiento al mítico festival por celebrar sin licencia la edición de 2012. La asociación de vecinos asegura que este año solicitará el permiso «con bastante antelación» para «evitar problemas».

Zaidín Rock 2013. Foto: Leo Rama

Público del Zaidín Rock, en su edición de 2013. Foto: Leo Rama

Una sentencia rebaja a 600 euros la multa de 7.500 impuesta por el Ayuntamiento al Festival de Rock del Zaidín por celebrar sin licencia la edición de 2012. Aunque el juez no anula la sanción, como solicitaba la asociación de vecinos Zaidín Vergeles, organizadora de los conciertos, sí reduce considerablemente su cuantía al entender que no hubo «intencionalidad» por parte del colectivo.

El fallo, al que ha tenido acceso Granadaimedia y adelantado por Ideal, llega tras una sentencia previa que daba la razón al Zaidín Rock al anular la decisión del Consistorio granadino de archivar la solicitud de permiso del veterano festival por no presentar supuestamente la documentación requerida a tiempo. El colectivo vecinal decidió entonces presentar un recurso para que se retirara la multa que el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 4 de Granada ha «estimado parcialmente».

Sentencia:»Ninguna relevancia tiene el presunto trasfondo de naturaleza política por las desavenencias denunciadas entre la asociación y el Ayuntamiento”, ya que “no se daban los presupuestos para otorgar licencia»

Según el juez, si bien el Consistorio notificó la falta de documentación coincidiendo con la fecha de inicio del Festival (celebrado del 6 al 8 de septiembre) y el archivo de la solicitud un día después (iniciado ya el encuentro), «también es cierta la tardanza con que los promotores presentan su solicitud». La ordenanza municipal de licencias -recuerda el magistrado- exige «que la documentación se encuentre, al menos, con 20 días hábiles de antelación a la fecha de inicio de la actividad». Aunque el colectivo intenta «cumplimentar este requisito» el 1 de agosto (algo más de un mes antes), la documentación que aportó resultaba «manifiestamente insuficiente», con lo que era «más que probable que se incumpliera el plazo de diez días» para subsanar errores «como resultó ser», advierte la sentencia, para la que «no se dan los requisitos» de silencio administrativo.

«El hecho de que en otras temporadas en Ayuntamiento hubiera actuado con más premura», «no compromete a [ …] dar licencia en tan breve plazo de tiempo», agrega el juez. Deja claro, no obstante, que al notificar la falta de documentación el mismo día que arrancaba el festival, la asociación «no tenía más opción que suspender la actividad por falta de licencia o celebrarla para no incumplir los contratos, optando por esto último». Recuerda, por otra parte, que el colectivo contaba con permiso de ocupación de la vía pública e informe favorable del «inspector veterinario», con lo que entiende que no hubo intencionalidad de celebrar el encuentro sin permiso.

Considera, por lo mismo, necesario rebajar la multa a 600 euros para adecuar «la proporcionalidad entre la infracción y la sanción». El fallo, contra el que no cabe recurso, da por cerrada la edición más polémica del Zaidín Rock, la ‘oveja negra’ de la agenda cultural granadina, al menos, en cuanto a consignación municipal se refiere -el Ayuntamiento redujo paulatinamente las ayudas hasta dejarlas en cero. A los recortes presupuestarios se han sumado otras «trabas a la celebración», raíz de más de un enfrentamiento entre el colectivo vecinal y el equipo de gobierno.

El juez considera, sin embargo, que en el caso «ninguna relevancia tiene el presunto trasfondo de naturaleza política por las desavenencias denunciadas entre la asociación y el Ayuntamiento», ya que «no se daban los presupuestos para otorgar licencia».

La anterior sentencia, recurrida por el Ayuntamiento ante el TSJA, concluía algo bien distinto, al denunciar la existencia de «un cierto retraso desleal [por parte del Ayuntamiento a la hora de notificar errores en la documentación aportada] que vulnera las normas éticas». El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía tendrá la última palabra al respecto.

Reacciones: «Solicitaremos la licencia con bastante antelación este año»

La asociación de vecinos Zaidín Vergeles ha recibido la sentencia con alegría contenida. «Nos hubiera gustado que la multa se hubiese reducido a cero», reconoce el presidente del colectivoAntonio Ruiz, quien asegura que no hubieran presentado recurso en caso de que la sentencia lo admitiese, como hizo el Ayuntamiento ante el anterior fallo. «Si el juez ha estimado reducir a 600 euros la sanción, lo acatamos», agrega.

El representante vecinal anuncia, por otro lado, que para «evitar problemas», este año solicitarán la licencia «con bastante antelación». «Ya se lo hemos trasladado al alcalde de barrio, Antonio Granados, y esta misma semana o, a más tardar la que viene, iniciaremos los trámites», asegura Ruiz.

El alcalde, José Torres Hurtado, resta por su parte importancia a la notable rebaja de la multa. Según advierte, no se trataba de «conseguir un quebranto económico para la asociación», sino de «reconocer que se había cometido una ilegalidad», fin que a su entender se ha conseguido.

(05/03/2014)

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.