‘Sudando la gota gorda’ por la Cultura

Estudiantes y vecinos se quejan de la falta climatización en la biblioteca Francisco Ayala, cuyo aire acondicionado dejó de funcionar a principios de septiembre. Urbanismo asegura que el problema se debe a una avería, aunque otras fuentes apuntan a un plan de ahorro energético en los edificios municipales. IU denuncia el precario mantenimiento de este espacio cultural.

biblioteca Francisco Ayala

Alumnos preparan los exámenes en la biblioteca Francisco Ayala.

Ampliación: El grupo municipal de IU se ha hecho eco de la denuncia sobre la falta de climatización en la biblioteca Francisco Ayala publicada en Granadaimedia. La portavoz adjunta del partido, Maite Molina, criticó duramente que el equipo de gobierno del PP mantenga este espacio cultural en condiciones «lamentables».

Para la edil «no es de recibo» que se cerrara la biblioteca de las Palomas  con la «única excusa» de que se abría la Francisco Ayala, haciendo caso omiso a la oposición ciudadana y a las reivindicaciones en contra de una gran plataforma vecinal, que sigue luchando por la reapertura. «Ya denunciamos la decisión de cerrar una para abrir otra, teniendo en cuenta la falta de bibliotecas en Granada»,  recordó Molina, que censuró que «el PP no se preocupe del mantenimiento de las nuevas instalaciones”. «Si en verano los estudiantes y lectores las han pasado canutas por la falta de aire acondicionado, mucho nos tememos que para el invierno la biblioteca mantenga temperaturas de congelación”, lamentó Molina.

La concejal instó al Ayuntamiento a «facilitar el estudio y la lectura a los vecinos del Zaidin» y a «no ahorrar en luz ni aire acondicionado». Exigió, asimismo, la ampliación del horario de apertura para evitar hacinamiento ante la cantidad de personas que visitan este espacio cultural.

Sudando «la gota gorda»

Preparar los exámenes de septiembre en la biblioteca Francisco Ayala no ha sido nada fácil para los estudiantes del Zaidín. A la habitual carrera contrarreloj, derivada del reducido horario del espacio cultural, se ha sumado este año una inesperada ‘lucha’ contra el termómetro por las «sofocantes» temperaturas, denuncian los afectados.

Según explican, el edificio lleva desde principios de septiembre sin aire acondicionado, pese a carecer de ventanas para que circule el aire y se renueve. A la falta de ventilación se suma que, por su posición, el sol le da toda la tarde, con lo que el mercurio sube. La sensación térmica «se agrava» por la cantidad de personas que a diario se dan cita en sus instalaciones, cuyo número aumenta «significativamente» en «septiembre, cuando la mayoría de los estudiantes está en plena época de exámenes», advierten los usuarios.

«El ambiente estaba tan cargado que resultaba imposible concentrarse para estudiar», coinciden varios universitarios, sin más remedio que «aguantar». «La biblioteca ha llegado a oler mal algunos días porque resultaba inevitable transpirar ante la asfixiante temperatura», añaden. Aunque más de uno trataba de poner remedio dejando abiertas las puertas, «ni por esas», detalla una opositora a la que en más de una ocasión le ha dado «dolor de cabeza por el sofoco».

biblioteca francisco ayala

Varios carteles alertan de la avería del aire acondicionado en el interior de la biblioteca.

La canícula tampoco ha pasado inadvertida para los habituales lectores. «Fui a buscar un libro, pero el aire estaba tan pesado que tuve que salir sin él. No aguantaba allí dentro», refiere una usuaria. «Nos cierran una biblioteca [las Palomas]. Después de que el barrio la toma y la reabre, la dejan a oscuras. Y ahora convierten la que nos queda en una ‘sauna’. Se ve que el Zaidín tiene que seguir sudando la gota gorda para tener acceso a la Cultura», critica entre molesta e irónica una vecina.

Urbanismo achaca el problema a una «avería» de los aparatos de aire acondicionado. «No refrigeraban bien el edificio, con lo que se retiraron para su reparación. Se optó por hacerlo en septiembre para causar las mínimas molestias posibles, ya que en agosto hace más calor y los estudiantes preparan los exámenes», explica la concejalía. Otras fuentes aseguran, sin embargo, que el aire acondicionado se apagó «antes» de que se procediera a su arreglo porque el Ayuntamiento lleva a cabo un plan de ahorro energético en los edificios municipales -en el centro cívico del Zaidín confirman que por la misma fecha la climatización pasó a ‘off’.  «Está muy bien gastar lo mínimo posible, pero no en instalaciones culturales donde se concentra tanta gente, máxime si aún hace calor», abundaron las mismas fuentes.

La biblioteca ha llegado a oler mal algunos días porque resultaba inevitable transpirar ante la asfixiante temperatura

La falta de aire acondicionado se denunció en la pasada junta de distrito, donde se volvió a solicitar la ampliación de horario de la biblioteca Francisco Ayala, que solo abre por las mañanas en verano y por las tardes en invierno. La asociación de vecinos Zaidín Vergeles puso nuevamente sobre la mesa esta reivindicación de los estudiantes del barrio, para los que la biblioteca está «infrautilizada» por «falta de personal», pese a su «potencial».

El alcalde de barrio, Antonio Granados, explicó que el Ayuntamiento orienta la apertura de este espacio cultural a otras enseñanzas que «suelen estar en horario escolar por la mañana» y «no estudian a altas horas de la madrugada».  Sugirió, en esta línea, que la Universidad ya ofrece salas de estudio adaptadas a las necesidades de sus alumnos. El problema de los universitarios del Zaidín se resolverá -según puntualizó- cuando las facultades biosanitarias, y con ellas sus respectivas bibliotecas, se trasladen al Parque Tecnológico de la Salud.

(07/20/2013)

Comentarios en este artículo

  1. […] parque del Realejo está yendo de mal de en peor y al Ayuntamiento sólo se le ocurren excusas. Y en la Biblioteca Francisco Ayala del Zaidín, la falta de aire acondicionado condiciona las neuronas… que intentar concentrarse en sus libros sin reparar en que el calor que se sufre dentro. Unos […]

    Granada despierta con el Centro Lorca en su última fase | Granada despierta
  2. No esperaba menos del ayuntamiento, sobre todo tratándose de las necesidades culturales del pueblo.

    paco

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.