Contra los prejuicios, inteligencia emocional

Granada Acoge celebrará en el Zaidín un taller orientado a las personas que sufren discriminación o rechazo por su origen. La iniciativa, abierta a los interesados, forma parte del proyecto Stop Rumores.

stop rumores

Una de las actividades impulsadas por Granada Acoge en el marco del programa Stop Rumores.

«Los chinos no pagan impuestos»; «los inmigrantes nos quitan el trabajo»…  determinados colectivos se ven obligados a ‘convivir’ con rumores y estereotipos que los convierten en víctimas de discriminación. Afrontar este rechazo no es fácil. Conscientes de los obstáculos y el estrés que implica ser diana de prejuicios, Granada Acoge junto a otras asociaciones del Zaidín promueven un taller enfocado a personas que por su cultura o procedencia sufren marginación. La actividad formativa busca «dotar de herramientas para afrontar esas situaciones de hostilidad», explica Juan Manuel Ramos, educador social de la ONG granadina.

Durante el curso se enseñarán, con este propósito, «estrategias de inteligencia emocional para combatir los rumores que afectan de un modo personal o grupal», explica el técnico.

El taller formativo pretende convertirse, este línea, en un espacio de «convivencia, intercambio, reflexión y capacitación». Tendrá lugar el próximo 19 de abril -de 10 a 13.30 horas- en la biblioteca de las Palomas, donde los asistentes compartirán un desayuno y se habilitará una ludoteca para los padres que necesiten acudir con sus pequeños.

Del apartado formativo de esta experiencia, gratuita y abierta a las personas interesadas, se encargará un experto en Terapia Gestalt e Inteligencia Emocional de la escuela de participación Edupar.

La iniciativa, para la que se recomienda inscribirse de cara a recibir posteriormente un diploma acreditativo, surgió tras un encuentro de colectivos del Zaidín en el marco de la campaña Stop Rumores, impulsada por la Federación Andalucía Acoge para combatir los prejuicios. Erradicar los estereotipos, un problema que la crisis ha disparado, resulta «muy complejo» al tratarse de ideas preconcebidas que parten del desconocimiento del otro, advierte Ramos. El programa los desmonta con datos de fuentes oficiales y expertos que evidencian su falacia. Así, por ejemplo, bulos como que los inmigrantes saturan los servicios sanitarios se contrastan con cifras reales: en este caso consultan un 7% menos el médico de cabecera.

Esta ‘guerra’ contra los rumores se desarrolla en dos frentes: mediático, a través de vídeos e infografía, y divulgativo-educativo. Se ha creado, además, la figura del ‘agente antirumor’, es decir, ciudadanos y colectivos interesados en luchar activamente contra los estereotipos, a los que Granada Acoge se encarga de formar con este propósito, detalla el trabajador social de la ONG, responsable de su actividad en el Zaidín. Del mismo modo, se habilitan espacios libres de rumores en los que quedan prescritos.

Con estas acciones, el programa Stop Rumores, adaptable a cualquier realidad social -no solo a la de la población inmigrante- busca desmontar la distorsionada mirada de los prejuicios. Con esta idea se irá presentando paulatinamente a distintos colectivos de los barrios. Su próxima parada será en el distrito Norte, donde los interesados podrán conocer de cerca el proyecto el 22 de abril a las 18 horas en la asociación de vecinos de Casería de Montijo.

 

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.