Susto a causa de un incendio en San Gregorio

Un incendio en una vivienda de apartamentos de la cuesta de San Gregorio ha alarmado esta noche a los vecinos del bajo Albaicín. Los catorce residentes del inmueble se han llevado un tremendo susto después de que el fuego declarado en la cocina de uno de los apartamentos, cuyo origen pudo estar en una vela, se extendiera rápidamente en una de las alas del edificio.

Incendio-San-Gregorio

Los bomberos tuvieron que desplegar cien metros de manguera para apagar el fuego.

Los catorce vecinos del inmueble de apartamentos del número 11 de la Cuesta de San Gregorio se han llevado un tremendo susto que al menos pueden contar. Un incendio originado, según los vecinos, en la cocina de una de las casas donde residía una joven, sorprendió en cuestión de minutos a los inquilinos, que pudieron salir ilesos antes de que la humareda nublará el patio interior. Incluso pudieron sacar algunas de sus pertenencias y ayudar en las tareas de extinción mientras llegaban los bomberos.

El incendio tuvo lugar sobre las 9 de noche en la planta baja de los apartamentos situados en el ala derecha del inmueble, donde se encuentra la cocina de unas de las vecinas. Una vela pudo ser el origen del fuego, según relató uno de los inquilinos que residen en los apartamentos contiguos que, por fortuna, no se vieron afectados.

Incendio-Albaicín

La humareda se veía desde otros puntos alejados de la ciudad. FOTO: ALEJANDRO HORTA

En ese momento, la inquilina se encontraba en la vivienda y justo encima, en uno de los dormitorios, dormía otro joven. El revuelo formado en el patio de vecinos le despertó a tiempo, pudiendo abandonar la vivienda sin mayor problema; al igual que su vecina, que permaneció en las inmediaciones sensiblemente afectada por lo sucedido, lamentándose de haber perdido sus pertenencias después de diez años viviendo en régimen de alquiler.

«Ha podido ser una tragedia porque, en cuestión de segundos, el fuego se ha descontrolado»

La intensa humareda alertó a los vecinos de las viviendas situadas en la parte trasera del inmueble. Gracias a las mangueras que desplegaron y a los pocos cubos de agua que pudieron arrojar los inquilinos, antes de que el humo invadiera el patio interior, se logró amortiguar el avance de las llamas a la espera de la intervención de los bomberos. «Ha podido ser una tragedia porque, en cuestión de segundos, el fuego se ha descontrolado y se ha formado una columna de humo tremenda. Hemos sacado lo que hemos podido, pero el susto todavía lo tenemos», relataba un joven.

El problema de accesibilidad del Albaicín complicó la llegada de los bomberos. Las tres dotaciones del parque Sur desplazadas al lugar del siniestro tuvieron que aparcar junto a la Iglesia de San Gregorio y desplegar desde allí cien metros de manguera a la boca de riego más cercana, una operación que, según un agente de la Policía Nacional, se había demorado unos minutos hasta dar con la localización más cercana.

Una vez en el lugar, los inquilinos que esperaban fuera les alertaron de la presencia de bombonas de gas que podían estallar. Los bomberos tuvieron que adoptar un protocolo de seguridad que retrasó unos minutos su entrada pero, una vez dentro, el fuego fue rápidamente extinguido.

El propietario del inmueble de apartamentos, situado justo al lado de la vivienda donde nació el cantaor Enrique Morente, fue alertado por los propios inquilinos que residen en régimen de alquiler y que, a última hora de la noche, confiaban en que no tuviesen problemas para regresar a sus hogares.

(30-5-2012)

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.