El teatro de la vida, con Histrión

Histrión Teatro, Teatro para pájaros, Teatro Alhambra

La compañía granadina Histrión Teatro guarda una relación especial con el Realejo (la gran mayoría de sus integrantes viven en este barrio). Y es en estas calles, en el teatro Alhambra, donde presentan su nueva y exitosa obra, ‘Teatro para pájaros’, fruto de la colaboración con Daniel Veronese, en la que los dilemas de la vida se entremezclan con los de personas que se dedican, precisamente, al teatro. El fruto de esta colaboración ya ha florecido en Argentina y en otras ciudades españolas (con críticas integralmente rendidas los periódicos de prestigio y medios especializados), y llega a la calle Molinos con la sensación de tener algo grande entre manos.

[GranadaiMedia sortea a través de Twitter dos entradas para poder ver ‘Teatro para Pájaros’ el 1 de noviembre en el teatro Alhambra. Para optar a una entrada doble solo es necesario lanzar un tweet con la etiqueta #histriongranadaimedia y con un motivo por el que acudir a ver la obra de @histrion_teatro. El 31 de octubre contactaremos con el ganador/a de las entradas, resultado de utilizar la herramienta twitterdraw.com, también vía Twitter]

Entre el 27 de octubre y el 1 de noviembre, Histrión Teatro mostrará en su barrio el resultado de su colaboración con Veronese. Por ello, entrevistamos a Nines Carrascal, productora y codirectora de la compañía.

Histrión Teatro, Teatro para pájaros, Teatro Alhambra

Escena de ‘Teatro para pájaros’.

¿Qué se siente cuando la crítica es unánimemente positiva?

Yo soy de la opinión de que a la  crítica y sobre todo al público,  hay que  escucharlos.  Es difícil asumir las malas críticas y a veces es muy difícil sobreponerse a ellas. Cuando la crítica es  muy buena  la primera sensación es de felicidad, las demás sensaciones son energéticas, te invaden las ganas de seguir,  de continuar…  Los procesos de creación son complejos, es difícil conciliar la razón y la emoción, lo empresarial con lo creativo. En nuestro caso la crítica valoró y aplaudió unánimemente el proyecto desde el primer momento, lo cual nos llenó de felicidad y nos dio alas para seguir creciendo y generando otros proyectos.

¿Qué significa para Histrión traer una obra al teatro Alhambra, al Realejo, cuando se ha generado tanta expectación?

«Tener un teatro como el Alhambra en el Realejo es una válvula de escape cultural,  un auténtico oasis que yo defiendo y apoyo»

A nosotras el Teatro Alhambra nos gusta mucho. Es uno de los momentos  más emocionantes de toda la gira. Ojalá pudiéramos permanecer más tiempo, ojalá pudiéramos estar un mes entero en el Alhambra, sería un placer. Es curiosa la relación y la creciente importancia del concepto de barrio en nuestro teatro. Nosotras vivimos en el Realejo, un barrio bullicioso, colorista, en el que de pronto te encuentras con espacios  muy abiertos, muy comunicativos y muy mezclados  y de pronto aparecen espacios muy íntimos y muy cerrados. Desde hace años hacemos un teatro mucho más social y el barrio es el lugar en el que nuestros personajes libran su batalla. Tener un teatro como el Alhambra en el Realejo es una válvula de escape cultural,  un auténtico oasis que yo defiendo y apoyo.  Son muchos años de  buena gestión,  lo cual  en este momento es una suerte y casi una excepción.

‘Teatro para pájaros’ es también una obra de metateatro, en la que se representan roles relacionados con su mundo en la actualidad. ¿Se reconocen en esos papeles, en esas dudas y miedos de los personajes?

Por supuesto pero porque ‘Teatro para pájaros’ es una historia de supervivencia, es una pelea por salir adelante,  haciendo teatro o haciendo rosquillas. Es cierto que  los personajes son gente de teatro pero en el fondo son gente buscándose la vida y, desde su ética, intentando salvar sus sueños. La universalidad de la historia está en superar ese corsé y trascender.

Este año hay varias compañías granadinas en la programación del teatro Alhambra. Acaba de pasar por sus tablas Laví e Bel con su 20 aniversario. ¿Cuál es el estado del arte dramático local, en su opinión?

«Los teatros que tanto ha costado construir se convertirán en discotecas y los que hacemos teatro volveremos a generar espacios nuestros»

El estado es malo, el diagnostico es terminal y  la situación es complicada. Las políticas culturales públicas están siendo salvajes y  la depreciación de lo cultural es brutal.  Las posibilidades de supervivencia realmente son escasas. Ahora bien, siempre hay dos caminos si no sabemos hacer otra cosa, habrá que seguir haciendo de otra manera, quizá los malos tiempos sean buenos, quizá los pocos recursos sean suficientes, quizá se renueve  el arte como acción y lucha quizá todo podría o puede ser peor… Yo creo que hay un clarísimo cambio de ciclo. Los teatros que tanto ha costado construir se convertirán en discotecas y los que hacemos teatro volveremos a generar espacios nuestros para decir lo que pensamos y decirlo como queramos porque en el fondo, lo nuestro es una manera de combatir y de vivir la vida. Yo hay días que no veo la luz y, sin embargo, hay otros días que veo una ventana abierta y gente al otro lado que  también mira.

En pocas palabras (o las necesarias), describa a Daniel Veronese y su conexión con Histrión.

Daniel es un pibe especial con el que tuvimos la fortuna de encontrarnos y la suerte de entendernos. Nosotros le elegimos a él y él nos eligió a nosotros. Trabajar con Daniel es un placer porque su teatro es directo y ácido, sus maneras son suaves pero firmes, su cabeza es veloz pero paciente, su mirada es intimidatoria pero respetuosa. Él es uno de los grandes como autor y como director y su grandeza radica en que ama el teatro y hace lo que quiere y con quien quiere. Tenemos una relación  muy  estrecha con él, de confianza y sobre todo de respeto mutuo.  Nuestra intención,  tanto la de Daniel como la de Histrión es volver a encontrarnos en 2014. Si hay voluntad, habrá proyecto.

¿Podemos decir que a Histrión le sienta mejor el teatro contemporáneo?

A Histrión le sienta muy  bien el teatro contemporáneo. Es lo que queremos hacer y es lo que estamos haciendo. Estamos muy orgullosas de nuestra gente, sin ellos no hubiéramos podido llegar hasta aquí, nuestro reto es mantener al equipo y seguir tirando con la cabeza bien alta de un proyecto muy personal que nos hace muy felices y muy libres.

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.