Una vida de forja y flamenco

Desde que entró por primera vez en una fragua, el hierro ha inspirado a Manuel Ávila Maya, artesano del Zaidín ya jubilado al que su inquietud artística lo llevó a modelar esculturas forjadas con este metal, algunas “únicas” por su minúsculo tamaño. En el bar La Fragua, abierto durante 14 años en el barrio, fundió sus dos grandes pasiones: flamenco y escultura.

Un «vertedero» junto a la avenida de Cádiz

Los afectados han denunciado en varias ocasiones los “problemas de insalubridad” que sufren por la acumulación de basura en un solar de la zona e incluso han recogido firmas para que el Ayuntamiento inste a su propietario a la limpieza y posterior vallado del terreno.

La placeta «secuestrada»

Vecinos piden la expropiación de la placeta particular situada entre avenida de Cádiz y Escultor López Azaustre para hacer posible su arreglo. Los residentes se quejan del «deplorable estado» de este espacio, aún por bautizar, así como de la «insalubridad» del solar colindante, perteneciente a los mismos propietarios.

Tradición y crítica se unen en las cruces

El Zaidín vive un intenso 3 de mayo con el que los vecinos tratan de recuperar el “espíritu” de esta fiesta. Durante la jornada también ha habido espacio para la crítica a través de la original cruz instalada en Santa Adela para reivindicar la reapertura de la biblioteca de las Palomas.

Un «punto negro» en el barrio

Raro es el día en que no se produce un pequeño siniestro entre la avenida de Cádiz y la calle Baden Powell. Para evitar los «constantes tropiezos» los vecinos reclaman la colocación de un semáforo en este cruce, una petición que han trasladado hasta en dos ocasiones al Ayuntamiento y que, por el momento, ha caído en saco roto.