¿Qué apesta?

Varias pintadas con connotaciones obscenas y políticas aparecen en las fachadas de la Iglesia de San Gregorio y la Casa de Porras, en el barrio del Albaicín.