La abstención gana y el PSOE respira

La abstención en las elecciones autonómicas superó al PSOE de Susana Díaz, que obtiene una victoria sin mayoría absoluta. En Granada el derrotado fue el PP, que pierde su hegemonía en la provincia y 20.000 votos en la capital. IU mantiene su escaño, pero también sufre una sangría. Podemos y Ciudadanos irrumpen con fuerza.