En el centro todo se arregla rápido

El centro es un barrio con pocas quejas sobre el mantenimiento de sus calles. Además de concentrar la mayoría del presupuesto del área, sus problemas, como prueban los arreglos en Bib-Rambla, pasan rápido de la queja a la solución.

El barrio de los adoquines

El pavimento en bloques de la calle Seco de Lucena, las estrechas aceras de la calle Santiago o el resto de la Cuesta del Caidero sin arreglar son algunas de las necesidades del Realejo.

En busca de consensuar el empedrado

En el Albaicín hay calles que llevan años esperando su arreglo. La cuesta de la Alhacaba, el Zenete, la Cruz de la Rauda o el callejón de San Cecilio son algunas de las calles que requieren de una urgente reparación, según demandan los vecinos.

Las calles olvidadas de la Chana

Algunas calles de Las Torres, la Carretera Antigua de Málaga y viales céntricos como Virgen del Monte y Moncada son algunos de los espacios de la Chana en los que hace falta una intervención seria para mejorar el pavimento, crear aceras transitables o garantizar la accesibilidad.