Flamenco de corazón

La sala Príncipe acoge un festival solidario pensado para los niños de la Casa Nazareth (Tánger), centro que atiende a menores con graves deficiencias psicofísicas.